Negocios- Economía

- Economía

Grupo Carso se luce con megaproyecto

En dos años y con 750 mdd, Slim levantó una miniciudad que albergará a sus corporativos

Por:  

lunes, 29 de noviembre del 2010

  • (Arriba) Ubicada en la colonia Irrigación, el complejo albergará vivienda, centros culturales y oficinas. (Abajo) La nueva sede del Museo Soumaya es en sí mismo una pieza de arquitectura digna de admirarse. Foto y Gráfrico Agencia EL UNIVERSAL/Roberto Armocida.
México, D.F. .- El tráfico de cientos de personas sobre los impecables y lustrosos pisos de Plaza Carso arrancó apenas hace unas semanas. Los primeros ejecutivos y empleados de los diversos corporativos, propiedad de Carlos Slim Helú, poco a poco empiezan a ser parte del paisaje urbano del norponiente de la ciudad de México.

Las cortinas de los nuevos comercios abren al filo de cada medio día y los primeros clientes transitan sobre relucientes y nuevos millones de metros cuadrados construidos con tan sólo 750 millones de dólares.

"El ingeniero vino siempre que pudo a supervisar la obra. Le encantaba estar aquí y ver los avances, las maniobras... todo el trajín", revela una fuente allegada al proyecto.

Es verdad. En 24 meses ofreció tres conferencias de prensa en el sitio, entre enero de 2008 y septiembre de este año; en todos los casos, ataviado con chaleco y casco de ingeniero con su nombre.

Desde el segundo nivel de lo que será el Museo Soumaya fue donde mandó su mensaje para el crecimiento económico, al igual que en otros tantos foros, pero esta vez sentado desde el sitio donde él mismo generó 89 mil empleos.

Aquí fue donde observó que puede haber crecimiento económico sin empleo y también recesión con generación de empleo y donde además sostuvo que pese a la violencia sostendría sus inversiones y se quedaría en México con su familia.

"Lo que necesitamos los empresarios es tener mayor oportunidad de inversión; sobre la seguridad puedo decir que siguen las inversiones, los empresarios estamos aquí con nuestras familias y trabajando".

Predicar con el ejemplo

Grupo Carso dedicó, desde enero de 2008 y hasta diciembre de 2010 que concluirá los trabajos, 750 millones de dólares a la construcción de un megacomplejo inmobiliario mixto (oficinas, viviendas, centro comercial y espacios culturales). Esta fue la inversión inmobiliaria más grande del que se tuvo noticia en plena crisis económica mundial, de acuerdo con especialistas del sector bienes raíces consultados por EL UNIVERSAL.

En ningún otro país, gobierno o empresario dedicó tanto dinero a proyecto de edificación alguno en la historia del DF.

La obra además es la edificación más grande que se haya realizado en el país de un solo tirón. En 24 meses de labores se habrán construidos 570 mil metros cuadrados que involucraron la realización de 10 proyectos en una sola fase.

Toda esa superficie son el equivalente a 12 veces la explanada del Zócalo de la ciudad de México u ocho veces la superficie de oficinas disponibles en Torre Mayor, el rascacielos más alto de América Latina.

Aquí se albergará al personal de las empresas Sanborns, Condumex, Cicsa, Telcel, Ideal y las fundaciones relacionadas al nombre de Slim, además de contar con 480 departamentos de lujo, un centro comercial, cines, un centro cultural y un teatro.

En este complejo inmobiliario de usos mixtos recién se festejó la boda del primogénito del magnate y hace poco más de un mes abrió la segunda tienda Saks Fifth Avenue.

Poco a poco desaparecen los trabajadores de la construcción y entran a escena hombres de corbata y mujeres con traje ejecutivo, de finos cortes.

A lo largo de los 24 meses se crearon más de 8 mil fuentes de empleo directo, informaron fuentes de Carso Inmobiliario. Con la apertura de tiendas habrá 3 mil 500 nuevos puestos de trabajo de manera permanente.

El apellido Polanco

Basta con estar un rato parado en la acera contraria de la calle Miguel de Cervantes Saavedra para notar el cambio radical que esta obra de construcción dará a esta zona de la capital mexicana que todavía hace dos años albergó solamente fábricas.

Todavía algunos tractocamiones cargados de obreros trasiegan de aquí allá en los detalles, pero pronto se irán para dar paso a la ejecución de una última parte del proyecto: un parque lineal así como un paso deprimido de avenida Ejército Nacional y Moliére como parte de un plan de mitigación vial.

También está por definirse el plan para un autobús que recorrerá el perímetro de las colonias Irrigación, Chapultepec Morales, Polanco, Reforma, Cuauhtémoc y Anzures.

Todo esto sucede en la zona de la colonia Irrigación, que hace apenas cuatro décadas era uno de los centros industriales más importantes de la zona centro del país.

Con el arribo de inversiones inmobiliarias ya no se usa el nombre verdadero, sino que a los proyectos se les adiciona el apellido de "Polanco"; el mejor ejemplo está enfrente del complejo: Antara Polanco.

Con el boom comercial que tuvo la avenida Mazaryk en la década pasada, los nuevos desarrollos buscan atraer algo de esa buena vibra comercial.

Los ejecutivos de Plaza Carso niegan un uso comercial que se le está dando a ese nombre, pero la publicidad de los espacios comerciales y las viviendas lo confirma: "ven a vivir al nuevo corazón de la ciudad: Polanco".

Las máquinas pesadas y los cientos de trabajadores no se irán pronto de aquí.

Tan sólo cruzarán la calle de Zurich para edificar tres nuevas torres de departamentos que también serán parte del complejo de Plaza Carso.

Ahí habrá una oferta nueva de cuando menos otros 250 departamentos en la zona.

En Carso están por decidir qué sucederá con la mitad de un predio que compraron a la firma española Grupo Polárea.

El año pasado, la inmobiliaria ibérica cedió la mitad de un terreno que ellos a su vez habían comprado a Vitro hace cinco años por poco más de 100 millones de dólares.

La crisis económica mundial retrasó sus planes y capitalizaron parte de su inversión vendiendo a la compañía del magnate Carlos Slim.

Así son el tiempo y los negocios. El primero inexorable, comparte con el segundo las incertidumbres, pero ambos son los principales componentes de los vientos del cambio, un cambio que ya alcanzó a esta parte de la capital del país.

Los datos

* Corporativo Carso tiene 22 niveles en 61 mil 560 m2

* Corporativo Telcel tiene 18 niveles en 48 mil 600 m2

* Museo Soumaya tiene seis niveles en 17 mil m2

* Vivienda 1: 22 niveles, 140 departamentos, y 19 mil 502 m2 de construcción

* Vivienda 2: 22 niveles y tiene 300 departamentos en 45 mil 370 m2

* 440 viviendas tiene en total el complejo

* Oficinas en 45% de la construcción; 260 mil m2 para este fin

* Centro comercial de 3 niveles ocupa en total 48 mil 90 m2

* Teatro Cervantes en 7 mil 535 m2

* Cajones de estacionamiento disponibles en 8 mil 13 espacios



¿Dónde sucedió?