México- Seguridad

- Seguridad

Graba video de balacera en Camargo, Tamaulipas

Una ciudadana de Camargo, Tamaulipas, recorrió la ciudad a bordo de un vehículo y con su teléfono celular filmó los daños a camionetas y negocios que dejaron las balaceras el fin de semana. "Los enfrentamientos son reales".

Por:  

martes, 02 de marzo del 2010

  • Foto: Especial

Muestra una ciudad solitaria, saboteada, donde ni los semáforos funcionan, "prácticamente secuestrada por todos los grupos armados".

Denuncia que los soldados "hacen caso omiso de las cosas -enfrentamientos-, ellos nada más vienen, checan y se van".

El video dura seis minutos con siete segundos y fue subido a internet el 28 de febrero con el título "Balacera de Camargo, Tamaulipas".

La grabación inicia cerca de una empresa de Pemex, y con la frase "sábado 27, Ciudad Camargo, Tamaulipas, toda la madrugada hubo balacera aquí".

La mujer viaja acompañada de un hombre, quien conduce el vehículo.

Estima que el combate del fin de semana duró unas ocho horas y que los sicarios utilizaron rifles de alto calibre de los conocidos como cuernos de chivo y granadas de fragmentación.

"Las detonaciones comenzaron entre las 23:00 y 24:00 horas del 26 de febrero, entre las 5:00 y 6:00 del 27 se escucharon unas 20 granadas.

"Miren las camionetas, mírenlas, mírenlas, mírenlas", señala a vehículos abandonados en la carretera con decenas de impactos de bala.

Atraviesa el cruce de Cuatro Caminos, "que lleva hacia Camargo, Nuevo Laredo, Reynosa y Comales".

La persona que conduce trata de disuadirla y ella lo reprende: "¡Cállate hombre!, yo sé lo que voy haciendo, es libre expresión".

Pasan junto a dos camionetas de reciente modelo, totalmente rafagueadas y presuntamente un cadáver entre ambas. "Esto no es nada para lo que estamos viviendo todos los días en Ciudad Camargo, Tamaulipas", expresa la mujer, y lanza críticas al gobernador Eugenio Hernández Flores y al edil de Reynosa, Oscar Luebbert, "porque han señalado que hay calma y que no pasa nada".

En la parte final de la grabación se ve cuando ingresan a la población que luce desierta y la mujer lamenta que la gente no pueda salir, porque es una ciudad que vive del comercio.