Sociedad- Gourmet

- Gourmet

Exquisitas gelatinas, frescura para la primavera

Ya en tiempos de los antiguos egipcios eran elaboradas preparaciones similares a la gelatina, y existen fuentes que documentan que en siglos pasados eran muy apreciados platillos especialmente exquisitos, como la fruta en gelatina.

Por:  

lunes, 24 de marzo del 2008

    En la actualidad, las gelatinas son postres bastante accesibles en cuanto a su costo, además de que son muy fáciles de preparar y existen múltiples recetas. En esta época de primavera, son una excelente opción, en especial las preparadas con agua y fruta fresca.

    Las gelatinas, para cuajar, dependen de la gelatina sin sabor, es decir, de la denominada grenetina, que puedes conseguir en cualquier supermercado. La grenetina debe disolverse perfectamente en un líquido como agua, leche o jugo de fruta, en una cacerola o tazón. Mover constantemente es básico para asegurar que se disuelva completamente.

    Pero si tu problema es que te resulta difícil desmoldar una gelatina, puedes engrasar el molde con aceite de cocina: unta el interior del utensilio con una servilleta mojada ligeramente en el aceite.

    Si lo deseas, puedes usar mantequilla, sólo tienes que fundir una poca sin que se caliente, y después untar el interior del molde con la ayuda de una brocha.

    En esta ocasión te presentamos recetas de gelatinas muy fáciles de preparar, e incluso una opción muy ligera, como lo es la gelatina de vainilla con salsa de café.

    Las copas de vino rosado serán un excelente postre en esa cena informal con los amigos, y la de melón y sandía les encantará a los más pequeños.


    GELATINA DE ZARZAMORA

    Ingredientes

    4 cucharadas de grenetina
    1/2 taza de agua
    1 taza de zarzamoras
    1 taza de leche entera
    1 taza de leche condensada

    Procedimiento

    Hidrata la grenetina en el agua y caliéntala a baño María hasta disolverla (o 40 segundos en el microondas a temperatura alta).

    Licua las zarzamoras con la leche entera y cuela. Regresa lo licuado a la licuadora y agrega la leche condensada y la grenetina; licua hasta que todo esté integrado. Vacía a moldes engrasados y refrigera hasta que cuaje.

    Tip.- El tiempo de preparación no incluye el tiempo de refrigeración.


    GELATINA DE VAINILLA CON SALSA DE CAFÉ

    Ingredientes

    5 cucharaditas de grenetina
    2 1/2 tazas de leche hirviendo
    1 cucharadita de extracto de vainilla
    8 cucharadas de edulcorante

    Para la salsa:

    1 cucharada de fécula de maíz
    Agua, la necesaria
    2 cucharaditas de café instantáneo
    3 cucharadas de edulcorante

    Procedimiento

    Disuelve la grenetina en la leche hasta que no haya grumos, agrega la vainilla y el edulcorante; revuelve bien.

    Vierte la preparación en seis moldes individuales engrasados y refrigera hasta que cuaje. Mientras, disuelve la fécula en una taza de agua fría y cocina hasta que hierva y espese.

    Disuelve el café en dos cucharadas de agua, añádelo a lo anterior junto con el edulcorante; mezcla y retira del fuego. Desmolda las gelatinas y sirve con la salsa de café.

    Tip.- El tiempo de preparación no incluye el tiempo de refrigeración. Puedes decorar las gelatinas con virutas de chocolate.


    GELATINA DE ALMENDRAS

    Ingredientes

    2 cucharadas de grenetina
    1 taza de agua
    200 gramos de almendras, peladas
    1 paquete de 190 gramos de queso crema
    1 1/2 tazas de leche condensada

    Procedimiento

    Hidrata la grenetina en el agua, deja reposar de 3 a 5 minutos, caliéntala a fuego bajo y sin dejar de mover hasta que se disuelva por completo (no debe haber grumos). Retira del fuego y deja enfriar un poco.

    Licua las almendras con el queso, la leche y la grenetina disuelta, hasta formar una mezcla homogénea y espesa. Viértela en un molde engrasado y refrigera hasta que la gelatina esté firme; desmolda y sirve. Decora a tu gusto.

    Tip.- El tiempo de preparación no incluye el tiempo de refrigeración.


    COPAS DE VINO ROSADO

    Ingredientes

    4 cucharadas de grenetina
    1/2 taza de agua
    3 tazas de vino rosado

    Procedimiento

    Hidrata la grenetina en el agua y caliéntala a baño María hasta que se disuelva (o de 30 a 40 segundos en el microondas a temperatura alta). Retira del fuego, vierte el vino y mueve hasta que se integre.

    Engrasa dos charolas para hielo, vacía la mezcla y refrigera hasta que cuaje. Desmolda los cubitos de gelatina y pártelos a la mitad. Distribúyelos entre las copas a servir y, si deseas, añade más vino.

    Tip.- El tiempo de preparación no incluye el tiempo de refrigeración. También puedes acompañar con leche condensada y uvas sin semillas.


    GELATINA CON MELON Y SANDIA


    Ingredientes

    3 cucharadas de grenetina
    Agua, la necesaria
    6 1/2 cucharadas de azúcar
    500 gramos de pulpa de melón, cortada en bolitas
    500 gramos de pulpa de sandía, cortada en bolitas
    1 naranja grande, pelada y en gajos
    2 tazas de vino blanco seco

    Procedimiento

    Disuelve la grenetina en una taza de agua fría. Vierte dos tazas de agua en una sartén, agrega el azúcar y lleva a ebullición durante 10 minutos.

    Retira del fuego, agrega la grenetina y revuelve hasta que se disuelva. Deja enfriar, vierte el vino y mezcla bien.

    Dispon la pulpa de la fruta en el fondo de un molde redondo con hueco en el centro. Vierte encima la mezcla de grenetina, lleva el molde al refrigerador y, después de una hora, cuando la gelatina empiece a solidificarse, pon las rebanadas de naranja.

    Regresa el molde al refrigerador y déjalo durante tres horas. Para desmoldar la gelatina, sumerge el molde durante 30 segundos en agua caliente y voltéalo sobre la bandeja en la que vayas a servirla.

    Tip.- El tiempo de preparación no incluye los tiempos de refrigeración. Puedes adornar la gelatina con rebanadas de naranja.