Mundo- Norteamérica

- Norteamérica

EU insiste en clasificar como terroristas a narcos mexicanos

La legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen planteó designar como organizaciones terroristas extranjeras a las organizaciones mexicanas del narcotráfico

Por:  

jueves, 13 de octubre del 2011

  • Foto: Especial
A dos días de que se difundiera un supuesto complot terrorista en territorio estadounidense que presuntamente vinculaba a un cártel mexicano, la legisladora republicana Ileana Ros-Lehtinen planteó designar como organizaciones terroristas extranjeras a las organizaciones mexicanas del narcotráfico.

Ros-Lehtinen  lanzó la propuesta, que ya había hecho en marzo pasado el también republicano Michael McCaul, durante audiencia del comité de relaciones exteriores sobre las amenazas emergentes de seguridad en el hemisferio occidental donde se abordó el supuesto plan terrorista encabezado por un iraní que presuntamente buscó la "colaboración" de un cártel mexicano para matar a al embajador de Arabia Saudita en EU.

La presidenta del comité, justificó la celebración de audiencia por la "necesidad de evaluar la estrategia estadounidense actual" y advirtió sobre la posibilidad de una carrera armamentista regional debido a las adquisiciones recientes que Caracas y Brasilia han realizado de equipo militar sofisticado de Rusia y China.

Por su parte, el subsecretario de Estado para el narcotráfico internacional William Brownfield dijo que Estados Unidos evalúa la Iniciativa Mérida para garantizar que las autoridades mexicanas estén en la mejor capacidad de enfrentar amenazas como el presunto complot iraní desmantelado esta semana asesinar al embajador saudí en Estados Unidos.

"Estamos evaluando la naturaleza del programa, las organizaciones e instituciones con las que trabajamos, para asegurarnos de que sean más capaces para manejar amenazas de este tipo en el futuro", expresó Brownfield




¿Cártel mexicano en complot terrorista?


El pasado 11 de octubre, el gobierno de Estados Unidos informó que logró frustrar un plan para cometer "un importante acto terrorista en Estados Unidos", que incluyó una reunión del presunto terrorista con un agente infiltrado que fingió ser miembro de un cártel mexicano.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, informó que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) detuvieron el plan que incluía el asesinato del embajador de Arabia Saudí en Estados Unidos, Adel Al-Jubeir, y ataques posteriores con bomba contra las embajadas de Arabia Saudí y de Israel en Washington.

El fiscal estadounidense detalló que mientras planeaba el atentado, el presunto terrorista se reunió con un agente de ese país que fingió ser un miembro de un cártel mexicano.




Catalogar a narcos mexicanos como terroristas


En marzo pasado el representante republicano de Texas Michael McCaul presentó una iniciativa para catalogar como "grupos terroristas extranjeros" a seis cárteles de la droga de México, clasificación por la que se podría enjuiciar por terrorismo a narcos mexicanos y a traficantes de armas estadounidenses.

La legislación propuesta por McCaul, un exfiscal federal y exsubprocurador generalde Texas, estaba dirigida a las organizaciones criminales de los Arellano Félix, Los Zetas, los Beltrán Leyva, la Familia Michoacana y los cárteles del Golfo y de Sinaloa.

Sin embargo, casi dos meses después el director de la Oficina de Antiterrorismo del Departamento de Estado, Grayling Williams, rechazaron incluir a los cárteles mexicanos en la lista de organizaciones terroristas, negó la necesidad de ubicar a los cárteles mexicanos como terroristas al considerar qué la Unión Americana cuenta con leyes suficientes y fuertes penalidades contra los crímenes relacionados con el narcotráfico.

El embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhán, también entró a la discusión y en abril pidió  que no se llamen terroristas a los líderes de los cárteles de la droga en México.

En esa oportunidad, Sarukhán describió a los cárteles mexicanos como "organizaciones criminales trasnacionales, que operan en ambos países, no son organizaciones terroristas, sino grupos  muy violentos que están  bien estructurados y bien financiados. persiguen un objetivo definido: quieren maximizar sus ganancias y hacer lo que la mayoría de los negocios hacen: movimientos hostiles, adquisiciones, compras y fusiones".

Por: Animal Político con información de AP