Violencia para los niños, en el hogar, la calle y la escuela. Foto: Archivo Vanguardia
La Jornada
Los afectados enfrentan violencia familiar, social o ambiental, dice
Zacatecas, Zac. El maltrato infantil y el acoso escolar (bullying) afectan a 10 por ciento de ese sector poblacional del país, un fenómeno preocupante, pues además de cada 100 niños que sufren estos flagelos en el ámbito familiar, educativo o social, sólo uno recibe atención integral profesional para sobreponerse.

Así lo afirmó el doctor Arturo Loredo Abdalá, director del Centro de Atención Integral al Niño Maltratado, del Instituto Nacional de Pediatría, quien dictó una conferencia sobre el tema ante 500 maestros y estudiantes de la escuela normal Manuel Avila Camacho, en esta capital.

La necesidad de atender el maltrato infantil es urgente, subrayó. Dijo que se estima que entre 55 y 85 por ciento de menores que sufren maltrato -dependiendo de sus condiciones socioeconómicas y el ambiente social en que crecen-, al llegar a adultos se convierten en "padres maltratadores".

Hoy se sabe, abundó, que en las primarias los infantes practican fundamentalmente el acoso físico, pero cuando los chicos crecen y llegan a las secundarias el patrón se invierte, y se presenta el bullying sicológico, aunque no menos grave, "porque puede derivar en el suicidio del adolescente".

Loredo Abdalá recordó que los niños y adolescentes son víctimas de la conducta de adultos, pues es en el hogar, en las escuelas y en instituciones gubernamentales "la negligencia, la corrupción y la impunidad son practicadas comunmente", y sus efectos "la ignorancia, la pobreza y la marginación son algunas de las formas más crueles de maltrato infantil".

Comentó que los menores sujetos a maltrato o bullying se enfrentan todos los días a tres tipos de violencia: la ambiental, la social que producen los cárteles del narcotráfico y la familiar.

Pidió a los padres de familia y maestros revisar las conductas sociales y los problemas de salud que indican maltrato infantil y que no se ha dimensionado, como la obesidad.

"Hay una pandemia que es el sobrepeso infantil en México, y de eso somos responsables los adultos", subrayó.

Otros "efectos visibles" del maltrato que se han descubierto recientemente, refirió el especialista, se detectan muchos años después. Por ejemplo, "18 por ciento de mujeres jóvenes obesas fueron víctimas de maltrato infantil, particularmente de abuso sexual".

El director del Centro de Atención Integral al Niño Maltratado exigió a los maestros no ser "cerrados" y estar atentos a los cambios de conducta de los niños y adolescentes que, de manera súbita, pueden llegar a disminuir su rendimiento en la escuela.