México- Politica

- Politica

En el Senado, iniciativa para gravar refrescos con 20 por ciento

Desalentar el consumo que contribuye al problema de sobrepeso y obesidad, afectando a 70% de los adultos y 30% de los niños de México, el objetivo

Por:  

miércoles, 05 de diciembre del 2012

  • "No hay manera de blindar al Congreso, pero sí apelar a la responsabilidad de los legisladores para que decidan salvar vidas", señalaron los senadores Mario Delgado y Marcela Torres Peimbert. Foto: La Jornada

Con aval de ocho senadores, 37 diputados federales y 31 organizaciones de la sociedad civil, se presentó en el Senado de la República una iniciativa para aplicar un impuesto de 20 por ciento al consumo de refrescos. La finalidad es desalentar el consumo de estas bebidas que contribuyen al problema de sobrepeso y obesidad, el cual afecta a 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de los niños en el país.

Los senadores Marcela Torres Peimbert (PAN) y Mario Delgado (PRD) presentaron el proyecto que se turnará a la Cámara de Diputados para su dictamen.

En conferencia de prensa, Torres Peimbert advirtió que México es el consumidor de refrescos número uno a nivel mundial, con 163 litros per cápita anual, en promedio, cifra que representa 40 por ciento más que el consumo promedio de Estados Unidos.

Con base en cifras de 2010, la legisladora señaló que 7 por ciento del gasto familiar en alimentos se destina a la compra de refrescos. Las porciones que beben los niños aumentan 60 por ciento el riesgo de que desarrollen obesidad.

Esta condición de salud, a su vez, está asociada con otros padecimientos graves y crónicos, como diabetes, hipertensión arterial, afecciones cardiacas e incluso cáncer, por cuya atención el sistema nacional de salud paga alrededor de 67 mil millones de pesos, advirtió.

De no hacer nada y mantenerse la tendencia del consumo, agregó, en los próximos cinco años esta inversión subirá a 150 mil millones de pesos, cifra cinco veces mayor al presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El senador Mario Delgado, explicó que la finalidad principal del gravamen que se propondrá incluir en el Presupuesto de Ingresos 2013 no es recaudatorio, sino que busca desincentivar el consumo de refrescos. De cualquier manera, el proyecto prevé que la hacienda pública tendría ingresos por 20 mil millones de pesos al año, de los cuales se podrán tener recursos para poner en marcha un programa integral de educación y cultura de la salud, y políticas públicas para garantizar, por ejemplo, el acceso a agua potable.

El legislador perredista resaltó que la obesidad es una epidemia que se tiene que enfrentar con medidas del tamaño de la urgencia. De otra forma, la sociedad tendrá que conformarse con que los niños de hoy vean reducida 20 años su esperanza de vida. Hacia allá vamos si permanece el elevado consumo de productos sin aportes proteicos, pero sí elevados niveles de azúcar, como son los refrescos.

Bebidas light, jugos y néctares, excluidos del IEPS

La iniciativa prevé excluir de la aplicación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas light, los jugos y néctares. Se aplicará el gravamen a aquellas bebidas que en su contenido tengan azúcares añadidos.

Delgado comentó que, además de la recaudación, en el proyecto se estima que la aplicación del IEPS en los refrescos tendrá un impacto de26 por ciento en la reducción del consumo.

Respecto de la campaña y cabildeo que ya iniciaron las empresas refresqueras, Torres Peimbert dijo que no hay manera de blindar al Congreso de la Unión contra ello. Lo que queda es apelar a la responsabilidad de los legisladores para que decidan entre salvar vidas o permitir que se mantenga el deterioro de la salud y la prevalencia de enfermedades que en la actualidad ya se encuentran entre las principales causas de morbilidad.

En la conferencia de prensa también estuvieron presentes Alejandro Calvillo, de la Alianza por la Salud Alimentaria; Constanza Gómez Mont, de Fundación Midete, y Carmen Ortega, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes, en representación de las organizaciones promotoras del proyecto.

Ortega comentó respecto de la diabetes, que además de ser la principal causa de defunciones y de que 10 millones de personas vivan con esta alteración metabólica, existen otras 10 millones en estado de prediabetes.

Calvillo señaló que de aprobarse la aplicación del IEPS, si se dispusiera de 10 por ciento de esos recursos se podría resolver el problema de falta de acceso al agua potable, en la que viven 10 millones de mexicanos.