México - Estados

- Estados

En vigor, Ley de Voluntad anticipada en Guanajuato

La Secretaría de Salud cuenta con 150 personas, como médicos y enfermeras, capacitados para recibir y atender a los pacientes terminales que lo requieran

Por:  

domingo, 01 de enero del 2012

La Secretaría de Salud del Guanajuato (SSG) estimó que dos mil 200 pacientes desahuciados podrían someterse a los cuidados paliativos por año, con la Ley de Voluntad Anticipada vigente desde este domingo, que evita que se prologue la vida a los pacientes con tratamientos artificiales.

El titular de la dependencia, Ector Jaime Ramírez Barba, dijo que en la entidad anualmente fallecen cuatro mil enfermos terminales.

La Secretaría de Salud cuenta con 150 personas, como médicos y enfermeras, capacitados para recibir y atender a los pacientes terminales que lo requieran.

La condición de enfermo terminal se actualiza cuando se tiene una enfermedad incurable e irreversible con un pronóstico de vida inferior a seis meses.

La Ley de Voluntad Anticipada entró en vigor este 1 de enero, pero los primeros formatos de voluntad anticipada podrán suscribirse hasta el 1 de julio próximo, cuando la Secretaría de Salud haya creado la Unidad Especializada de Voluntades Anticipadas y generado el modelo de atención de cuidados paliativos que deberán brindar las instituciones de salud.



TESTAMENTO

La Ley de Voluntad Anticipada permitirá a los guanajuatenses decidir el tipo de asistencia médica que desean recibir cuando esté cercano su fallecimiento a causa de una enfermedad terminal.

En una especie de testamento los enfermos que no tienen cura deberán manifestar su la voluntad de aceptar o no tratamientos médicos.

"De los 4 mil enfermos terminales que fallecen al año en Guanajuato unos 2, 200 son potenciales a Cuidados Paliativos", dijo el funcionario.

La Ley establece que enferma o sana, una persona podrá expresar su voluntad para el caso de llegar a padecer una enfermedad mortal.

"En cualquier tiempo una persona, enferma o sana, podrá manifestar su derecho para decidir o no sobre la aplicación de tratamientos médicos en caso de padecer una enfermedad derivada de una patología incurable e irreversible y estar en situación terminal", determina la norma.

El especialista Jorge Hernández, ex director del Centro de Investigaciones en Bioética de la Universidad de Guanajuato, señaló que con la vigencia de esa legislación, también llamada de "bien morir", se evitarán los cuidados clínicos artificiales que prolongan la vida de los enfermos desahuciados.