Foto: Vanguardia/Archivo
24 Horas
La competitividad de estas firmas está basada en mejorías constantes de sus niveles de productividad, debido a que están sujetas a la competencia de los mercados globales
Por: Enrique Hernández

Querétaro. Los trabajadores de las empresas exportadoras ganan un salario 30% por arriba de lo pagado en el resto de las compañías de la República Mexicana, aseguró Enrique de la Madrid Cordero, director general del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext).

Las empresas que exportan son más estables, invierten más en capacitación y desarrollo y pagan salarios en promedio 30% más elevados que el resto de las empresas en el país, señaló el funcionario durante su discurso en la inauguración del foro Reformas en acción: alianza Pyme.

La competitividad de las firmas exportadoras está basada en mejorías constantes de sus niveles de productividad, debido a que están sujetas a la competencia de los mercados globales, declaró el responsable del banco de desarrollo.

Un ejemplo de un sector altamente productivo y que es representativo a nivel mundial lo encontramos en la industria automotriz, subrayó.

Plataforma de exportación

Con un acceso preferencial a más de 44 países, México cuenta con una de las redes más extensas de acuerdos comerciales en el mundo. Esto nos ha permitido convertirnos en una plataforma ideal de exportación para las armadoras de automóviles de Europa, Japón y Estados Unidos. 80% de los automóviles que se fabrican en México se exportan y dos tercios de éstos tienen como destino Estados Unidos.

Es por ello que el gobierno de la República, a través de Bancomext, promueve y financia el comercio internacional, fomenta las inversiones de México hacia el mundo y complementa las inversiones del mundo hacia México, manifestó.

Como lo hace cualquier banco comercial atendemos a clientes con necesidades de crédito superiores a los tres millones de dólares, subrayó el encarado de la entidad financiera.

Cuando las necesidades son menores a esa cantidad, entonces los atendemos a través de los bancos e intermediarios financieros no bancarios, sostuvo.

El saldo total de crédito durante la administración de Enrique Peña Nieto pasó de 79 mil millones de pesos en diciembre de 2012 a 121 mil 907 millones de pesos al 21 de agosto de 2014, destacó de la Madrid Cordero.

Esto es un crecimiento de 54% en dicho periodo y este crecimiento significa un derrame de crédito directo e inducido por 229 mil 312 millones de pesos, agregó.