México- Seguridad

- Seguridad

El Lazca, líder de los Zetas, buscado por la Marina y el Ejército

Heriberto Lazcano Lazcano, según la PGR, ordenó el exterminio de miembros contrarios a su organización en Tamaulipas

Por:  

martes, 21 de junio del 2011

  • Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos navales y del Ejército mexicano llevan a cabo operativos permanentes de vigilancia y control en Tamaulipas ante el enfrentamiento permanente que sostienen las organizaciones criminales de Los Zetas y el Golfo por la disputa de ese territorio, lo que ha dejado en lo que va del 2010 a la fecha mil 631 asesinatos, 641 desaparecidos y más de 300 enfrentamientos, revelaron funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR).

De acuerdo con información de las dependencias federales, en Tamaulipas se busca restablecer el Estado de derecho, y la tranquilidad de los ciudadanos, quienes han sido testigos de innumerables enfrentamientos entre el cártel del Golfo y Los Zetas, tras su ruptura en febrero de 2010, teniendo como objetivo principal detener a Heriberto Lazcano Lazcano El Lazca o El Verdugo, quien, según la PGR, ha ordenado el exterminio de miembros contrarios a su organización.

Tanto para la Armada como para el Ejército, la detención de Heriberto Lazcano se ha convertido en un punto focal para terminar con la ola de violencia que cada día se recrudece en esa entidad y que poco a poco se ha extendido a los 43 municipios de Tamaulipas y Nuevo León.

Otro de los objetivos de las dependencias federales es Miguel Angel Treviño El L-40. La Secretaría de Marina, en colaboración con el Ejército, llevan a cabo tareas de inteligencia para ubicar y detener a los líderes y los principales operadores de ambas organizaciones.

El pasado viernes hubo un enfrentamiento entre estas dos organizaciones ante la sospecha de que en un domicilio se pertrechaba Heriberto Lazcano Lazcano.

De acuerdo con las dependencias federales, en la balacera perdieron la vida dos presuntos sicarios, quienes fueron identificados como personal del círculo de seguridad de Heriberto Lazcano.

Como parte de la operación de la Marina contra el narcotráfico, la dependencia califica la situación que se vive en esa entidad como de "reservada", y extremadamente peligrosa, no solamente por el poder de fuego de las dos organizaciones, sino por los múltiples ilícitos que se cometen para financiar a las organizaciones criminales, entre ellas, el secuestro, el cobro de piso y la extorsión.