Mundo - Norteamérica

- Norteamérica

Ejército de EU entrena `sexto sentido' de sus tropas

La Oficina de Investigación Naval desarrolla una investigación sobre la intuición que los soldados muestran en el campo de batalla, y que podría ayudarlos a sobrevivir en situaciones de peligro

Por:  

jueves, 08 de marzo del 2012

  • El ejército de Estados Unidos señala que los estudios sobre el "sexto sentido" pueden incluir el aprendizaje implícito, es decir, absorber información sin saber que se está haciendo. Foto: Archivo Vanguardia
Ciudad de México. El ejército de Estados Unidos, considerado uno de los más poderosos del mundo, busca ahora desarrollar el `sexto sentido' de sus tropas, con el fin de que respondan de mejor manera a sus instintos en el campo de batalla.

La Oficina de Investigación Naval está dirigiendo sus esfuerzos en explorar cómo "los humanos pueden detectar y actuar con patrones únicos sin analizarlos de forma consiente e intencional", esto con el objetivo de promover esta intuición en los soldados, marinos y otras tropas como poca o nula experiencia de campo.

La intuición permite detectar patrones en medio de escenarios desconocidos, por ejemplo una acción en la que la vida de alguien esté en juego, según señala la versión electrónica de Live Science.

Pero esta intuición está apartada de los métodos analíticos, pues ocurre de forma abrupta y subconsciente. "Un soldado puede ver, oler o escuchar algo que se organiza en su subconsciente con tal velocidad que crea la impresión de tener una solución ante determinada situación", derivando a reacción inesperadas y a veces necesarias en los campos de batalla.

El ejército de Estados Unidos señala también que los estudios sobre el "sexto sentido" pueden incluir el aprendizaje implícito, es decir, absorber información sin saber que se está haciendo, lo que sería un gran beneficio en comparación con adquirir la experiencia con años y años de práctica.

Según el proyecto de la Oficina de Investigación Naval, el plan es medir los trabajos en intuición y aprendizaje implícito, para luego desarrollar un modelo de trabajo de dicho proceso que pueda ayudar a los soldados a adaptarse a nuevas situaciones, y enfrentar factores como estrés y fatiga en el campo de batalla.