Sociedad- Salud

- Salud

Eficaz tratamiento cubano contra el mal de Parkinson

Revela centro de restauración neurológica de Cuba los avances en dicha investigación

Por:  

jueves, 07 de julio del 2011

  • Revela centro de restauración neurológica de Cuba los avances en dicha investigación. Foto: Vanguardia/Especial

La Habana. La cirugía para controlar los síntomas de la enfermedad de Parkinson han demostrado que, luego de 10 años, los pacientes conservan una buena calidad de vida, aun cuando hayan tenido que volver a tomar medicamentos. El Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren) de Cuba es pionero en la realización del procedimiento quirúrgico, del cual se han beneficiado 800 personas, aseguró Emilio Villa Acosta, director del organismo.

En conferencia de prensa, el especialista informó que con la misma técnica desarrollada en la isla, los investigadores del Ciren trabajan en un proyecto para revertir las afectaciones causadas por los accidentes cerebrovasculares (embolias). Consiste en el trasplante de médula ósea del propio paciente; hasta ahora el procedimiento ha comprobado su seguridad y tolerancia. Falta demostrar que es eficaz para controlar el padecimiento.

De visita en el país en compañía de Héctor Vera, subdirector Clínico del Ciren, Villa Acosta resaltó que los eventos cerebrovasculares representan la principal causa de enfermedad y muerte en personas mayores de 60 años de edad, por lo que, de confirmarse la eficacia del procedimiento en investigación, resolverá una gran problemática de salud, aseguró.

En 1997 se creó el sistema estereotáctico, llamado Estereoflex, para llegar al núcleo subtalámico del cerebro y abordarlo en sus zonas más profundas. El objetivo fue mejorar las condiciones de vida de las personas con Parkinson; luego se aplicó como tratamiento para los movimientos involuntarios (distonias) y en epilepsia farmacorresistente.

En todos los casos la técnica quirúrgica ha demostrado eficacia, aunque la mejor evidencia se tiene con Parkinson, tema sobre el cual existen reportes internacionales que ratifican los hallazgos del Ciren, indicó.

Vera comentó que aunque la cirugía para corregir accidentes cerebrovasculares se realiza en otros países, no existe consenso sobre la forma en que se deben introducir al organismo las células madre, ni respecto de la cantidad a administrar, además de que hay poca información de los efectos a largo plazo.

En la primera fase de investigación clínica del proyecto del Ciren participaron 12 personas con embolia, de las cuales a ocho se les colocó con éxito, sin causar daño, células de su médula ósea en el umbral entre las zonas dañadas y las partes sanas del sistema nervioso central.

Aún falta demostrar que las células pluripotenciales se convierten en los tejidos o neuronas que se requieren para que el individuo recupere las funciones perdidas (movilidad, habla, entre otros). Lo que sí ocurre es que, una vez trasplantadas, las células producen sustancias químicas semejantes a las que circulan en el sitio donde se les coloca.

La fase tres del proyecto se iniciará en los próximos dos años con más de 50 enfermos, muy probablemente de Cuba y otros países con los que el Ciren tiene convenios de colaboración, como Alemania, Brasil, Uruguay, Argentina y Chile, indicó Villa.

Desde su creación, en 1989, el Ciren ha proporcionado atención médica para el control de los distintos padecimientos del sistema nervioso central, como los mencionados, así como retraso y parálisis mental en la infancia, entre otros. También cuenta con una clínica para el diagnóstico y manejo del autismo, el cual representa 40 por ciento de la demanda de servicios pediátricos.

Resaltó que, pese a restricciones económicas, la isla se ha empeñado en contar con el servicio médico integral y multidisciplinario para el tratamiento de estos males. A la fecha se ha atendido a más de 93 mil personas de Cuba y otros 88 países, México incluido.

En el caso de enfermos de Parkinson, además está disponible la cirugía estereotáctica funcional, que se realiza a quienes han vivido con el padecimiento de cinco a 10 años y en los cuales los medicamentos disponibles han dejado de surtir el efecto deseado.

Con la intervención quirúrgica desaparecen síntomas del mal, como el temblor involuntario de las manos y la rigidez muscular que generalmente son causa de discapacidad. El Ciren tiene una sede en México: Río Mixcoac 36-1102, colonia Actopan. Teléfonos 5524 3736, 5682 9100 y en la página: www.ciren.com.mx

 

¿Dónde sucedió?