Suplementos- Semanario

- Semanario

De cabeza registro público en Coahuila

Abogados denuncian que la documentación que sustenta a Coahuila se está viniendo abajo

Por:  

lunes, 30 de enero del 2012

  • Foto: Vanguardia/Marco Medina
Saltillo, Coahuila. De ser en la década de los noventas, y solo hasta hace algunos años, uno de los mejores en todo el país por su eficacia y funcionalidad, el Registro Público del Estado, se ha convertido hoy, pese a su importancia, en una de las dependencias más burocráticas, ineficientes y, además, corrompidas de la administración estatal. Así lo denuncian juristas, fedatarios y especialistas en derecho notarial, los cuales advierten que esta situación podría poner en riesgo el patrimonio de miles y miles de familias coahuilenses propietarias de bienes inmuebles.

Tortuguismo, costos elevados en los servicios, falta de espacio y personal, incompetencia, escaso control sobre el espacio territorial, desorganización de su acervo, impericia de sus abogados calificadores, una ley obsoleta, la lejanía de sus instalaciones, el mal funcionamiento de sus plataformas digitales, sobornos a cambio de trámites rápidos, coyotaje y hasta tráfico de información registral, son tan sólo algunos de los señalamientos que hoy pesan sobre esta entidad gubernamental que apenas en 2009 se hizo acreedora a la certificación ISO 9001- 2000 por sus estándares de calidad.

Estándares que ahora se han visto mermados por el manejo deficiente de esta área, adscrita a la Secretaría de Gobierno, y que ha descuidado, en primera instancia y de acuerdo con la visión de sus usuarios, su vocación esencial de administrar apropiadamente el territorio patrimonial de Coahuila.

"Un Estado necesita tener bien definido su territorio, porque sobre él va a gobernar. La única forma de gobernar un territorio es conocerlo, tenerlo registrado, cada metro de nuestro territorio, tenerlo plenamente identificado y saber qué está sucediendo con cada metro de Coahuila.

"La única forma de hacerlo es a través del Registro Público de la Propiedad y al hablar de propiedad, hablamos de patrimonio, de cuestión económica, qué es con lo que cuenta el estado", el que habla es Apolinar Rodríguez Rocha, abogado penalista y cliente asiduo del Registro Público.

Por principio de cuentas se hace notar, entre las observaciones más relevantes, cómo este departamento carece de un control o sujeción sobre los diversos bienes inmuebles pertenecientes al territorio estatal.

"Hay muchas casas abandonadas en Saltillo, el gobierno no está haciendo su labor. ¿Quién vive en esta casa?, no tenemos inspecciones, visitas, debería el Registro Público tener inspectores, visitaduría. Debería decir `oiga señor usted tiene irregular su terreno, lo invito para que vaya a regularizar su situación', pero no lo hace, no sé si por negligencia o por interés.

"Estos señores no están gobernando los terrenos vacantes y cualquier persona puede entrar a un inmueble y apropiárselo. Un banco de datos del estado nos permitiría una mejor gobernabilidad, necesitamos saber quién está ocupando cada metro de Coahuila Necesitamos eso, subdelegaciones. No es posible que se estén llevando cuestiones de Ramos Arizpe en Saltillo, la superficie de Arteaga reclama también un propio Registro", comenta otra vez el master en derecho penal Apolinar Rodríguez.

Y agrega que dicha circunstancia ha dado origen a "empalmes" o aparición de dos, tres y hasta cuatro escrituras, de una misma propiedad, cuando la razón de ser del Registro Público, es dar certeza legal a la comunidad sobre los bienes inmuebles que adquiere y que se constituyen como su patrimonio.

"Todos los fraccionamientos, por ejemplo, deberían ser controlados, regulados y verificados por el Registro Público, que es quien tiene conocimiento de la propiedad inmueble de nuestra ciudad.

"Necesitamos un control topográfico en el Registro Público, el del Catastro Municipal es deficiente y no sirve ya. Es necesario que el Registro Público tenga su propio Centro Pericial Topográfico", exige Rodríguez Rocha. El Registro Público tendría que contar, de entrada, con técnicos capacitados y certificados en el manejo de archivos e información registral y un cuerpo de abogados calificadores que actúen con apego al derecho y bajo criterios uniformes.

"Carece de una buena capacitación del personal sobre todo jurídicamente. Normalmente se dedican a rechazar las escrituras, los registros por la menor cosa. Llevas un amparo y si hay alguna marginación no se preocupan en estudiar en qué consiste, si está vigente o no vigente, simplemente la rechazan, cuando en la mayoría de las ocasiones son órdenes de un juez que deben de acatar.

"Esto te lleva a un punto de un desconocimiento del derecho, son muy fáciles en negar provisionalmente, te dan 15 días y rechazan cualquier registro. No hablo de deficiencias únicamente operativas, sino de fondo que deberían de analizarse y presentar las reformas correspondientes a la Ley del Registro, porque establece medidas, muy vandálicas, se podría decir, sin que se le dé ninguna oportunidad al cliente o al usuario a rectificarlo antes de." acusa Mario Borja, litigante y usuario frecuente de estos servicios.

Gustavo Adolfo González Ramos, el administrador central del Registro Público de Coahuila, discrepa cuando apunta que esta dependencia tiene un sistema de capacitación anual dirigido a todos sus trabajadores, de acuerdo al área en que se desempeñan.

Para ello el Registro opera en coordinación con el Archivo Municipal y los archivos estatales. "Asistimos a sus cursos. A las secretarias, por ejemplo, se les da su capacitación en taquigrafía, en mecanografía, en desarrollo humano".

FALTA MUCHO POR DIGITALIZAR

Entre algunas de las deficiencias operativas se cuentan la escasa disposición de información y el funcionamiento irregular de las plataformas digitales implantadas por el Registro para la búsqueda de datos y realización de las distintos trámites y movimientos. "Hemos tenido mucho problema con el pago electrónico que no depende del Registro, depende la de la Función Pública de un servidor que a veces es insuficiente porque es elque remite placas, tenencia, recaudación de rentas y se satura. Debería de tener el Registro un servidor él solo, una banda ancha para él solo", es la propuesta de Armando Prado Delgado, presidente del Colegio de Notarios de Coahuila.

La dificultad para ubicar información registral publicada en el sistema a partir de 1993 a la fecha, y las fallas reportadas en los soportes digitales cuando se trata de efectuar trámites en línea, parecen ser la constante. Respecto de este tema habla Ricardo Reynaldo Troncoso Tapia, otro penalista. "Hay una falta de actualización de los datos.

Cuando entras a la computadora nada más hay ciertos libros y ciertos apéndices y ciertos registros, pero no están registrados todos los movimientos. Checas en la computadora y no aparece ninguna propiedad a nombre de la persona que estás buscando. "Pero cuando tú te vas a los libros en el año en que supuestamente no aparece nada en la computadora, encuentras una escritura. Entonces en lugar de ser un Registro Público que realmente impacte y que nos permita a la ciudadanía saber qué propiedad es de cada persona se convierte realmente en una desinformación o en una falta de información en relación a lo que está inscrito y registrado ahí".

 

Entrevistado en torno a este tópico Gustavo Adolfo González Ramos, administrador central del Registro Público de Coahuila, explica que digitalizar los más de 42 mil libros que el Registro tiene en su haber es caro, "lo estamos haciendo, se está actualizando, pero la digitalización y la captura histórica es un asunto de economía. Pero si consiguiéramos tener todos los libros digitalizados, olvídese sería un logro tremendo, nos sentiríamos realizados".

URGEN FIRMA ELECTRONICA

Otros críticos, expertos del derecho notarial, van más allá y proponen la inclusión de herramientas y figuras digitales, como la firma electrónica, como parte de la Ley Reglamentaria del Registro Público de Coahuila.

Tal y como lo explica Juan Gerardo Nava Muñoz, notario número 61 del distrito de Saltillo:

"Si yo hago un testimonio de compra venta lo puedo enviar de forma electrónica al Registro Publico con su pago y el abogado calificador lo puede revisar. Nos estamos ahorrando tiempo, por la ubicación del Registro, que sí está muy lejos del centro de las actividades de la ciudad.

"Luego puedo obtener la inscripción. Me puedo presentar con el documento en papel y en el mismo día me dan ese sello real y me traigo mi escritura y obviamos tiempo, demuestro que ya está pagada. Otra es Implementar la firma electrónica, conservar las escrituras solo en archivos electrónicos, tanto del Registro como de las notarías y, en un futuro, que cada usuario se lleva su escritura en USB. Eso nos permitiría llegar en un momento dado a una eficiencia con reducción de tiempos y sin necesidad de usar tanto papel".

En torno a esta cuestión existen también otras objeciones sobre la utilización de los servicios digitales de Registro Público que, de acuerdo con la versión de algunos litigantes, son restringidos para usuarios particulares. "Puedes accesar a la información por Internet desde tu casa, pero siempre y cuando tengas libro, partida y sección, si tú tienes el puro nombre no, tienes que tener esos datos, lo que no pasa cuando vas directamente a las oficinas del Registro, vas al área de las computadoras y nada más tecleas el nombre.

"Tampoco nos han enseñado qué beneficios podemos obtener al usar el sistema del Registro adecuadamente, no nos han dicho los mecanismos adecuados para poder obtener toda esa información", reclama José Alberto Flores Valdés, jurista.

DENUNCIAN TRAFICO DE INFORMACION

A parejado con e stos temas v iene l a n ecesidad de que el Registro Público instrumente mecanismos de seguridad que garanticen el resguardo del acervo documental que ampara el patrimonio de los coahuilenses.

Vacío que ha propiciado, por décadas, el tráfico de información registral cometido por quienes se han dado en llamar "investigadores catastrales", y cuyo negocio consiste en vender datos del Registro Público a particulares que más tarde, y mediante el uso de argucias legaloides, se adueñan de viviendas y predios.

"He sabido de gente que se ha hecho de documentación y se la ha llevado a su casa, pero de que lo digas a que lo compruebes, pero sí hay gente que ha hecho muchas travesuras, personas que se encargan de vender información sobre terrenos vacantes o abandonados a clientes interesados.

"Pasa que hay gente que trae doble escritura del mismo terreno, que llega `soy dueño', y dice el otro `yo también'. ¿Cómo vas a expedir dos constancias de no antecedentes registrales a dos personas distintas que están acreditando una misma propiedad? La función del Registro debe ser ir a ver el predio, investigar en sus archivos y mandar a una persona que verifique con testigos y vecinos de que realmente tienes algo ahí, pero no, hacen chapuza", señala de nuevo Flores Valdés.

Armando Prado Delgado, el presidente del Colegio de Notarios de Saltillo, corrobora los dichos obre la existencia del tráfico de información en éste y otros registros públicos del país: "Lamentablemente no puedes evitar que yo tenga una gente dentro del Registro y vaya y pregunte.

 

Gustavo Adolfo González Ramos, administrador del Registro Público argumenta que no ha habido un solo señalamiento directo ni denuncia por corrupción.

Hay personas en el país que te dicen que ellos se dedican a ver propiedades que no se mueven durante tantos años, pero que tienen gente en el registro público a la que le pagan, `te voy a pagar mil pesos al mes, lo único que tienes qué hacer es checarme propiedades que no se hayan movido en años'".

Gustavo Adolfo González Ramos, administrador central del Registro Público de Coahuila, se defiende y asegura que al menos en los seis años que ha laborado en esta dependencia, no ha habido un solo señalamiento directo en contra de ningún empleado, ni se ha iniciado ningún procedimiento en contra de persona alguna por denuncias de corrupción.

CON DINERO. TODO SE PUEDE

Entre los visitantes habituales de la oficina del Registro Público, ha trascendido además la versión de supuestos actos de cohecho (lo que en el argot de la corrupción se conoce como "pago de cortesías" o "aceitar la maquinaria") entre empleados de esta dependencia y particulares, a cambio de favores que consisten en acelerar los tiempos de respuesta de determinados trámites, como la búsqueda de información registral y expedición de diferentes documentos.

"Hay veces que entre palabra y palabra te dicen `no se preocupe, si quiere yo le hago el trámite, yo le busco el documento, me deja unos 200 ó 300 pesos y véngase mañana, cómo ve. O les dices `necesito una copia certificada de tal o cual documento, ¡ahorita!', porque se tardan dos o tres días y te contestan `bueno véngase en la tarde', y ahí les das una propina.'.

"Hay algunos empleados que no encuentran nada o que no se mueven si no hay una lana de por medio. Te hacen plática y te van enredando hasta que se hace el acuerdo y muchas personas caen, Es corrupción de bajo perfil, una forma de que tengas una 'cortesía' y logres celeridad en los trámites y nosotros quedemos mejor con nuestros clientes", revela una abogada que por miedo a represalias prefiere mantenerse en el anonimato.

¿COYOTAJE?

Se ha llegado a especular incluso sobre la presencia de "coyotes" en la sala misma de consulta del Registro, que intercambian dinero por la gestión rápida de trámites o servicios.

"Hay gente que coyotea ahí, vas y te ofrecen el servicio, te dicen `oiga, si no encuentra la propiedad yo se la busco, ¿quiere que le agilice el trámite? se lo agilizo. Es gente que ha trabajado ahí y que conoce al personal del Registro.

"Me los he topado, unos están hasta sentados en las sillas y llega uno y te preguntan `¿está batallando para conseguir la información?, si quiere yo le auxilio, le ayudo y ya uno les da una gratificación por no perder el tiempo. Ellos tienen el acceso a libros que uno no, de forma más rápida hacen el trámite", denuncia Jorge Héctor Enríquez Lázaro, abogado. El director del Registro, Gustavo González, responde a la acusación sobre la presencia de intermediarios en esta oficina:

"'Coyotes', póngale nombre, pero no hay `coyotes' aquí jefe, usted cheque, dónde hay 'coyotes' se ve, aquí cuál 'coyote' puede entrar, son oficinas públicas.

"Y eso de que me dan para yo buscar, aquí la gente es la que busca, cada quien, nosotros orientamos, decimos cómo funciona el sistema".

LENTITUD

Sin embargo la lentitud en la inscripción de escrituras, la búsqueda de información registral y la expedición de documentos certificados, sigue siendo una de las molestias más sentidas para quienes, por una u otra razón, ocupan los servicios del Registro Público.

"Es muy lento el Registro, para un trámite de 15 días te tardan tres meses, para que hagan una inscripción preventiva, por ejemplo, y aparte son vueltas, tienes que ir a checarlo materialmente, a ver si ya está la inscripción y presionar a las personas que están haciendo las calificaciones.

"En cambio, hay bastante inconsistencia en el trámite interno porque hay persona que se ven muy beneficiadas, digamos los notarios, que comúnmente e stán haciendo t rámites de i nscripciones preventivas, trámites de escrituras, de copias certificadas", apunta el penalista Apolinar Rodríguez.

José Luis Garay Fernández, presidente del Foro Profesional de Abogados de Saltillo, abunda al respecto: "El cliente se desespera a la hora de que le llevas un trámite, porque piensa que es cuestión del litigante y lo que hacemos es invitarlo para que vea cómo está la situación en el Registro. Para empezar donde se encuentra y lo difícil que es obtener algún tipo de documentación y sobre todo por la tardanza.


"Los empleados hacen su trabajo, pero se ve que no están a gusto, no sé si la paga sea poca, pero no son tan amables como cualquier servidor público. No tienen ese espíritu de servicio".

Y hace una leve comparación entre el Registro Público de Coahuila y dependencias homólogas de otros estados del país:

"Hay algunas ciudades en las que el Registro Público está totalmente modernizado, las áreas de consulta son amplias, el lugar donde está ubicado es céntrico. Estoy hablando de Querétaro, Aguascalientes, Guadalajara, Monterrey".

Con todo y eso Gustavo Adolfo González Ramos, a dministrador central d el Registro Público del Estado, presume que Coahuila cuenta con un archivo y un registro "de punta".

"Hemos ido avanzando, estamos en total contacto con los demás registros del país, tenemos reuniones regionales, nacionales y estamos viendo las innovaciones que se van dando".

El horario, (la sala de consulta abre sólo hasta la 1:30 e la tarde), y el acceso restringido a los libros, son sin duda otros obstáculos para quienes, por necesidad, acuden al Registro a efectuar algún movimiento sobre un inmueble.

"Nomás prestan dos libros diarios, como hay cierto volumen de gente y falta espacio, para que todos alcancen. Si tu vas a consultar cuatro o cinco libros nomás te van a prestar dos", precisa el abogado José Alberto Flores Valdés.

Por lo que toca a la cuestión del horario de la sala de consulta Gustavo Adolfo González, administrador central del Registro Público de Coahuila, responde:

"Esa hora es porque yo tengo que acomodar los libros, porque al otro día tienen que estar todos los libros en su lugar, no puedo dejarlos tirados y al siguiente día empezarlos a subir y capaz que se nos pierda un libro, ¡imagínese!..".

PROPONEN REUBICACION E INSTALACION DE CAJA

El asunto de la distancia del Registro Público respecto del área urbana de Saltillo, parece ser de los males el mejor. No por ello el Foro Profesional de Abogados y aun algunos notarios de la localidad han enviado manifiestos a la Secretaría de Gobierno solicitando la reubicación de esta oficina en el centro de la ciudad y cerca de dependencias relacionadas con su actividad.

"El Registro Público debería de estar en el centro de Saltillo, en un área que no vaya a traer como consecuencia trastornos de transporte, problemas de saturación de gente. Debería de estar cercano a la Presidencia Municipal y las otras áreas que son de trabajo", sugiere Juan Gerardo Nava Muñoz, notario 61.

Lo cierto es que para la mayoría de los usuarios la ubicación del Registro representa uno de los principales problemas, en razón de los costos de transporte y tiempo invertido en ir y venir a esta dependencia que, además, carece de una caja recaudatoria para el pago de los trámites y servicios que ofrece.

"El principal problema que tenemos con el Registro de facto es que nos lo pusieron muy lejos, ahí ya es Arteaga, no es Saltillo y el Registro Público debe de estar en la cabecera y a parte en la capital del estado, no es posible que esté en Arteaga.

"Aparte nos quitaron la caja, ahora tienes que pedir la ficha y luego regresarte a Saltillo a hacer el pago, hasta Mercado Soriana Mirasierra, que es lo más cercano, y regresar con el pago hecho. Es de doble vuelta, nada más para hacer un pago", insiste Apolinar Rodríguez Rocha, abogado penalista. Gustavo Adolfo González Ramos, administrador central del Registro Público de Coahuila, revira: "Lo que pasa es que yo soy un trabajador y no me preguntan si quiero irme a algún lado o a otro, a mi me dijeron `este es el punto que vamos a tener'.

La verdad es que la disposición como oficina es buena, sí queda un poco alejada de la ciudad, no puedo decirle `está muy bien', la gente dice `queda muy retirado', pero ha ido entendiendo por qué estamos hasta acá. Yo siento que el dejar de pagar rentas, en el caso del Registro Público que maneja un área muy grande, es lo más adecuado, necesitaba un área propia. No son oficinas lujosas, son muy austeras, pero no ocupamos más, ocupamos sólo de un buen archivo y una silla en donde sentarnos".

-La gente se queja de que no hay caja

-No me pregunte a mí, pregúntele a la gente de Recaudación, nosotros lo que brindamos es un servicio, cuando ya se paga el servicio, no pagan con nosotros, pagan con el área de Recaudación.

.Y MAS CARO

A fines de noviembre pasado el Periódico Oficial del Estado publicó la Ley de Hacienda que establece, entre otras medidas, las nuevas tarifas de cobro de los servicios del Registro Público, fijadas por la pasada administración y que estarán vigentes durante 2012.

Tarifas que, en algunos casos, se incrementaron hasta en un 250 por ciento, cuando el aumento salarial fue de apenas del 4.85 por ciento.

Armando Prado Delgado, el presidente del Colegio de Notarios de Coahuila recrimina:

"Nos dice Oscar Pimentel en una reunión sobre el Plan de Desarrollo 2011 - 2017 `tenemos que brindar certeza jurídica a los coahuilenses sobre su patrimonio', le dije `¡ahora nada más dígame cómo lo va a hacer, si aumentó el certificado, la inscripción en 250 por ciento!' y su respuesta siempre es `vamos a pagar la deuda'.

"Pero por qué pegarle a la gente más necesitada, yo no sé dónde tiene el sentido social este gobierno, por qué no se recortan el presupuesto y dejan de gastar tanto, por qué no les quitan a los diputados el sueldo que tienen, las campañas. No que los testamentos y que no sé qué. Ahora se van a tramitar menos testamentos que antes y eso va a continuar poniendo en riesgo el patrimonio de la gente", advierte.

A menos de que el Registro Público atienda a estas observaciones, le apueste a una verdadera modernidad y pugne por conseguir una nueva certificación de calidad de sus procesos, concluyen los especialistas.

Su acervo

El Registro Público cuenta con unarchivo documental que data de 1890 a la fecha

Su archivo digital

Este Registro fue uno de los primeros en el país en implementar sistemas de cómputo para el manejo de información registral.

Actualmente se halla capturada información que comprende desde 1993 a la fecha, por considerarse la de mayor uso (60 por ciento) entre los visitantes habituales del Registro

Hoy esta dependencia trabaja en la validación de información que corresponde al periodo 1986 -1996 y que próximamente será cargada al sistema

Su estructura

Cuenta con 8 oficinas ubicadas en los municipios de

Acuña

Piedras Negras,

Sabinas

Saltillo

Parras

San Pedro

Torreón

Monclova.

Su capital humano

Tiene 230 empleados en el Estado y unos 70 en la oficina de Saltillo

Sus clientes

Entre 300 y 400 personas diarias son las que acuden al Registro Público para realizar algún trámite o movimiento

Segmento de atención

Alrededor del 80 ó 90 por ciento de las operaciones que se llevan en el Registro son promovidas por notarios, se considera por eso que son los grandes usuarios de esta dependencia.