Sociedad- Salud

- Salud

Cuidado con el perla negra, la cruda puede ser fatal

El abuso de este coctel es nocivo para la salud; funcionarios sanitarios piden una legislación contra ese tipo de mezclas

Por:  

jueves, 28 de abril del 2011

  • Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO.- Ana estaba acurrucada en la cama al mediodía y su resaca, aunque fuerte, la aguantaba, pero esta vez había algo distinto, incluso peligroso. Los latidos de su corazón estaban tan acelerados que desde el cuello podía sentirlos.

Sabía perfectamente que la razón del baile cardíaco era producto de los cócteles de la noche anterior, sobretodo, de las seis perlas negras con las que brindó. En medio de una crisis de ansiedad, trataba de inhalar y exhalar para tranquilizarse, y con las sábanas de su cama restregaba las manos para limpiarse el sudor frío.

Unas 12 horas fue lo que su cuerpo necesitó para eliminar el exceso de cafeína. Ana estaba aterrada, hasta pensó que un infarto la mataría a sus 26 años.

En México, cada vez son más los jóvenes de entre 12 y 30 años que paran en un hospital, por lo general, los fines de semana, debido a crisis depresivas y arritmias cardiacas, provocadas por la mezcla de alcohol y las llamadas bebidas energéticas.

"No son casos aislados", dijo el doctor Raúl Fernández Jofre, director del Centro Toxicológico de la Secretaría de Salud del Distrito Federal. La lista de pacientes que recibe los viernes va al alza, la mayoría de ellos, menores de edad, a pesar de que la Cofepris, institución encargada de proteger contra riesgos sanitarios a la población, recomienda que las bebidas energizantes no sean consumidas por niños ni adolescentes, embarazadas o personas sensibles a los ingredientes.

"Por fortuna, hemos podido sacar adelante a todos, no tenemos, todavía, registros de muertes", afirmó.

En Jalisco, médicos toxicólogos del Seguro Social también han alertado sobre el aumento de pacientes jóvenes con arritmias cardiacas, hipertensión y hasta con rupturas de vasos sanguíneos que irrigan el cerebro por elevación de presión, síntomas asociados a la ya popular mezcla de alcohol con bebidas energéticas.

 

Servidas a destajo

La perla negra en realidad es una bebida cara, por lo regular su costo va desde los 90 hasta los 190 pesos, y se supone que debe tomarse en un solo trago. Ese olor dulce y apetitoso que despiden las dos onzas de Jägermeister -licor de hierbas alemán- combinadas con una lata de bebida energética B:osst es lo que ha vuelto adictos a muchos.

Un lustro bastó para que las perlas negras se popularizaran, a tal grado que hoy el Jägermeister está entre las tres bebidas alcohólicas con las que más se consumen las energéticas, sólo por debajo del vodka y del whisky, según un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Ha llegado a tal grado el gusto por ese tipo de cocteles que hasta se ha hecho una página en internet que cuenta con más de 85 mil seguidores. Y en antros de moda se volvió famosa la "hora de la perla negra". Algunos clubes optan por venderlas los fines de semana, al dos por uno o rematarlas por 50 pesos durante cinco minutos.

Daniel, un mesero del restaurante-bar La Chilanguita, de Satélite, confiesa que hay veces que tiene tanto éxito la promoción que durante esos cinco minutos venden hasta 200. Y si durante una noche hay seis promociones, por lo menos, los clientes del bar consumen 600.

Cuando Ana responde cómo pudo tomarse seis perlas negras en una sola fiesta; si los propios anuncios de las bebidas, como Red Bull, la más consumida en México, advierten que no se debe ingerir más de dos latas por día, contesta que fue muy fácil.

 

Cifras a considerar

Lo peor es que Ana no tiene idea de cuánta cafeína consumió, porque nunca supo la cantidad que contenía el B:osst, bebida energética que usaron para preparar su trago. Ahora sabe que cada lata tiene 44 miligramos.

Así que durante esa parranda de cinco horas consumió 264 miligramos de cafeína repartidos en seis latas vaciadas en seis perlas negras, "cuando el límite máximo de cafeína por día debe ser de 165 miligramos, de acuerdo con un proyecto de norma que elabora la Secretaría de Salud", comenta la ingeniera química María Guadalupe Velasco Rodríguez, directora del Area Químico Biológica del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor.

El B:osst está entre las bebidas energizantes que contienen menor cantidad de cafeína por lata, pues existe una en el mercado llamada Redline que contiene 322 miligramos; es decir, una sola lata duplica la dosis de cafeína recomendada al día.

En México se comercializan 50 marcas de bebidas energéticas que su contenido de cafeína va desde 34 miligramos hasta superar los 300.

Sin embargo, a pesar de esa angustiosa noche, Ana todavía llega al antro y pide una perla negra; lo único que modificó fue que ahora sólo consume una.

 

Preparan regulación para bebida

Por sí sola, la mezcla de alcohol con estimulantes está contraindicada por la propia Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), aunque hasta hoy los legisladores no han podido prohibir su venta en los antros ni lograr que exista en las latas una leyenda que prohíba ingerirlas con bebidas alcohólicas.

"Debería haber una advertencia de su uso con alcohol, tal como se hace con algunos medicamentos, porque la combinación con el estimulante provoca un desequilibrio al sistema nervioso", señaló la ingeniera química María Guadalupe Velasco Rodríguez, directora del Area Químico Biológica del Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor.

 

Desagradables efectos

El doctor Raúl Fernández Jofre, director del Centro Toxicológico de la Secretaría de Salud del Distrito Federal, explicó que mientras el alcohol deprime el sistema nervioso, la bebida energética lo estimula. "El energético va a empeorar los síntomas que deja el alcohol, provocando vómito, diarrea, crisis depresivas, arritmias cardiacas. Claro, también dependerá de la sensibilidad de cada organismo a las sustancias".

Como la perla negra luce tan inofensiva y huele tan bien, pocos conocen sus verdaderos efectos, como Ana -una joven que pensó que un infarto la mataría tras haber consumido ese tipo de bebidas en una fiesta-, quien dijo que la primera vez la tomó por recomendación de sus amigos, como la mayoría de los pacientes que llegan por los excesos de alcohol y cafeína a los toxicológicos del DF.

Los legisladores saben del peligro que representa para los jóvenes que estas bebidas estén de moda en los bares y antros, por eso a finales de marzo se sentaron la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados y la de la Cámara de Senadores para crear una minuta de ley contra la venta de esos cócteles, que tienen acordada aprobar regresando de las vacaciones de Semana Santa.

"Hay que prohibir su venta en los antros, porque los jóvenes en realidad no tienen conciencia de qué lo que se toman y no conocen los peligros que puede causar esa mezcla", comentó a Excélsior el presidente de la Comisión de Salud en el Senado, Ernesto Saro.

¿Dónde sucedió?