Mundo- Europa

- Europa

Crece el narcotráfico en 10 países de Europa

Los cárteles de Sinaloa y del Golfo ya brincaron el charco. Estos dos grupos operan en países de la Unión Europea y no sólo se disputan el mercado de drogas, también el de las armas, la piratería y el tráfico de personas, aseguró a Excélsior Edgardo Buscaglia, experto en el estudio del crimen organizado y en seguridad.

Por:  

martes, 17 de noviembre del 2009

  • Los cárteles de Sinaloa y del Golfo ya brincaron el charco.
    Foto: Especial
La información que maneja el ex asesor de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en materia de seguridad, se apareja con la que en este tema difunde la Policía Europea (Europol).

Esa agencia advierte que el incremento de las actividades de los cárteles mexicanos en el Viejo Continente se ha convertido en una amenaza a su seguridad, sobre todo por la violencia de esos grupos criminales.

Buscaglia afirma que el cártel de Sinaloa -que el experto identifica como el de la Federación- en Europa tiene "siete centros patrimoniales: Portugal, España, Alemania, Italia, Polonia, República Checa y Eslovaquia; estamos hablando de países de la Unión Europea, además de otros que todavía no se integran a ésta".

De acuerdo con investigaciones de la Procuraduría General de la República, de la Interpol México, de la Agencia Federal Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA) y de la Europol, el cártel del Golfo trafica cocaína y metanfetaminas en España, Francia, Bélgica, Holanda, Israel y Polonia.

México no ha combatido el patrimonio de los cárteles

La actividad que los integrantes de los cárteles despliega en Europa ha hecho que su estatus vaya en ascenso en el escalafón delincuencial. Han pasado de ser simples narcos para convertirse en Objetivos de Organizaciones Consolidadas Prioritarias (CPOT, por sus siglas en inglés), según las autoridades europeas.

Buscaglia sostiene que la expansión de los grupos delincuenciales mexicanos por Europa se debe en gran medida a que "México no ha combatido en lo más mínimo el ámbito patrimonial de la economía ilegal que producen los cárteles".

Estos grupos se están expandiendo patrimonialmente en los países europeos y tienen bases de lavado patrimonial y bases operativas para la recepción de drogas que llegan por el norte de Africa y que utilizan las usuales rutas que pasan por México.

La DEA tiene información de que los cárteles mexicanos ya dejaron de ser los intermediarios de los colombianos en Europa, y que ahora son los mexicanos los que utilizan los servicios de sudamericanos para poder introducir narcóticos a ese continente.

Durante el desarrollo del Proyecto Reckoning, que se desplegó en Estados Unidos y Europa, en el que participaron autoridades mexicanas con bases de datos, la Europol pudo hacerse de información de que el cártel del Golfo es el responsable directo de introducir toneladas de cocaína, metanfetaminas, heroína y mariguana.

Las investigaciones de las autoridades mexicanas, estadunidenses y europeas vislumbran que toda la droga que llega al Viejo Continente lo hace procedente de Colombia, Guatemala, Panamá y México, y que en su viaje pasa por Estados Unidos, donde queda una parte para su comercialización. Aunque en un informe de la ONU, se detalla que una de las rutas por las que llega la droga a Europa es por Africa, primordialmente por Argelia.

Una de las pruebas fuertes que las autoridades europeas manejan para afirmar que los mexicanos se han convertido en los principales distribuidores en Europa, es el incremento de connacionales detenidos en ese continente, bajo cargo de narcotráfico.

A pregunta expresa sobre si la expansión de los cárteles hacia Europa se debía a la legislación en materia financiera, Edgardo Buscaglia contestó:

"No es una cuestión de leyes. Hay que implementar las que existen y que están vigentes en México. Que la Secretaría de Hacienda se ponga a trabajar, para identificar a través de la Unidad de Inteligencia Financiera los activos criminales, ubicados en cuantiosos fideicomisos, que no están regulados en el sector farmacéutico, minero, químico, agropecuario y en el área financiera.

"En este momento -continuó Buscaglia-, en México tenemos 78 por ciento de los sectores económicos del Producto Interno Bruto (PIB) que han sido infiltrados por los grupos criminales."

De acuerdo con el especialista en el estudio del crimen organizado, hay paquetes accionarios en diferentes sectores de la economía mexicana que le pertenecen a prestanombres o a familiares directos de los líderes del hampa.

"No hace falta implementar nuevas leyes, no hace falta más shows, no se necesitan más abrazos en Palacio Nacional, se necesitan acciones, porque la próxima vez que venga el grupo de acción financiera internacional a hacerle una inspección a México, nuevamente este país va a fallar, va a reprobar el examen", agregó.

El Chapo es el fuerte cruzando el Atlántico

Edgardo Buscaglia, experto en el estudio del crimen organizado y en seguridad, y ex asesor de la ONU, dijo que, de los cárteles mexicanos con presencia en Europa, el más poderoso es el de la Federación (Sinaloa), que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán, a quien relativamente no le han tocado y patrimonialmente es mucho más fuerte que el Golfo y los Zetas.

"Operativamente y dependiendo de la región de México de que hablemos, pueden llegar a ser más importantes los del Golfo-Zetas, Michoacán, pero en cuanto a la posición patrimonial en Europa es más importante el de Sinaloa.

"Lo que pasa es que el gobierno ha tenido una acción muy débil contra la Federación de Sinaloa. La verdad es que la Federación de Sinaloa es muchísimo más importante que la del Golfo", sostuvo Buscaglia.

Según el especialista, las autoridades europeas están haciendo mejor su trabajo de identificar a esos grupos criminales, pero lo que pasa, dice es que "se tiene que cortar el problema de raíz".

Espacios dejados al trasiego

La agencia antidrogas de Estados Unidos ha ubicado dos hechos que ayudaron a los cárteles mexicanos a convertirse en los principales distribuidores en Europa:

Primero, porque hace cuatro años, los consumidores de ese continente conocieron las metanfetaminas, porque son más baratas que la cocaína y la heroína. Segundo, porque EU intensificó su lucha contra las drogas sintéticas, lo que inhibió su venta en América.