México- Seguridad

- Seguridad

Crean en Cd. Juárez 'islas' de seguridad, una nueva estrategia contra la violencia

La PF vigilará las 24 horas calles y colonias peligrosas, entre ellas los sitios de matanzas; las autoridades federales afirman que los datos son para verificar que no haya vecinos que oculten su identidad

Por:  

viernes, 12 de noviembre del 2010

  • Policías inspeccionando los cadáveres de dos hombres muertos a tiros en Ciudad Juárez el pasado 20 de octubre. Las autoridades identificaron a los muertos como José Gil Hernández Ramírez, de 21 años, de El Paso, Texas, de la Guardia Nacional, y su tío, Rafael Ramírez Reza, de 42 años. Foto: AP

CHIHUAHUA, Chih.- Elementos de la Policía Federal recorren las regiones más peligrosas de Ciudad Juárez, donde aplican un censo para obtener datos de sus habitantes. El objetivo: crear "zonas seguras".

La estrategia busca generar "islas" de seguridad, es decir, colonias y vialidades que serán patrulladas las 24 horas del día y donde las fuerzas federales estarán en contacto permanente con los ciudadanos. El rastreo de datos personales, que ha causado desconfianza entre los juarenses, pretende ubicar a los residentes y cerrar el paso a los delincuentes.

El cuestionario se aplica en el sector Delicias, al surponiente de Ciudad Juárez, que es uno de los más conflictivos y violentos. Ahí están asentadas las colonias Villas de Salvarcar, Horizontes del Sur y Frida Kahlo, donde han ocurrido las peores matanzas de civiles a manos del crimen organizado.

Levantan censo en Juárez para crear zonas seguras

Decenas de elementos de la Policía Federal recorren desde la semana pasada colonias del surponiente de Ciudad Juárez, donde aplican un censo para obtener datos de sus habitantes y crear una "zona segura".

La actividad policiaca levantó primero suspicacias entre este sector ampliamente habitado por familias de clase media baja, que han sido severamente atacados por la delincuencia y el crimen organizado  y luego protestas públicas al considerar que se estaba vulnerando su privacidad.

En respuesta y para tratar de tranquilizar el temor y desconcierto causado por la movilización inusual de policías-encuestadores, la dependencia federal informó que se trata de una estrategia específica; "se está construyendo una zona segura en que la policía va a estar permanentemente las 24 horas del día y en contacto con los ciudadanos. La solicitud de los datos es para estar seguros de que las personas que tienen como vecinos no ocultan su identidad".

Ese es uno de los principales problemas localizados en ciudad Juárez, que el crimen organizado ha permeado a todos los estratos sociales, ya sea con corrupción hacia el interior de las instituciones públicas, con dádivas a los particulares, atemorizando a los habitantes y sembrando droga entre los jóvenes.

Cientos de criminales se han confundido así entre miles de ciudadanos honestos, la mayoría en esta frontera, por lo que ha sido difícil combatir sus actividades ilícitas sin dañar colateralmente a víctimas inocentes.

Descifrado parte del problema, el delincuencial, la Policía Federal diseñó este cuestionario que se está aplicando en el sector Delicias, que es uno de los más conflictivos y violentos, donde están asentadas las colonias Villas de Salvarcar, Horizontes del Sur y Frida Kahlo, tristemente célebres por los asesinatos colectivos que ahí  han ocurrido en contra de víctimas circunstanciales de la guerra entre cárteles de la droga.

Según la Policía Federal, "tras la puestaen marcha de esta estrategia especial, de la cual no se pueden dar detalles, estamos teniendo ya una disminución en los delitos de extorsión, cobro de piso y homicidio", aseguró José Ramón Salinas, director general adjunto de difusión y análisis.

Y es que conociendo a los habitantes de una zona específica, sus actividades, posición socioeconómica, cualquier situación o movimiento extraño o atípico al perfil extraído de las encuestas, será motivo de una investigación policial, ya sin dañar o incomodar a los ciudadanos honestos.

Sobre la desconfianza o temor que este censo levantado por Policías Federales causó entre sus habitantes, el portavoz oficial indicó que los juarenses pueden negarse, en primer lugar, a contestar las preguntas hechas por los agentes federales, y que los quejosos, en segundo lugar, pueden también acercarse a la oficina de Asuntos Internos para que reporten cualquier situación irregular y también a la Mesa de Seguridad y en particular la Comisión de Confianza ciudadana que encabeza Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Para la Policía Federal es muy importante que en este punto del combate al crimen organizado apoyen a sus autoridades, que confíen en las estrategias planeadas, y trabajar de manera conjunta, "ya es hora de que la ciudadanía contribuya con la autoridad", añadió el funcionario.

No obstante, echar a andar esta estrategia especial ha causado descontento entre este sector poblacional de Ciudad Juárez, quienes no tienen confianza en los policías federales por los sinsabores y malas experiencias que han tenido con algunos malos elementos, 45 de los cuales ya han sido consignados para fincarles una responsabilidad a sus acciones indebidas y corruptas.

Fuentes internas de la dependencia federal revelaron que el trabajo ha sido difícil, en tres sentidos. Primero, por la desconfianza que los jueranses tienen en sus autoridades, motivada porque no han sido atendidos desde hace años.

Segundo, derivado de la primera, que hay una apatía social por ayudarse mutuamente y cada ciudadano quiere salvarse a sí mismo sin comprometerse con su colonia o sus vecinos.

 Finalmente, porque el crimen organizado, aún incrustado en la sociedad, trata de boicotear o hacer naufragas las estrategias encaminadas a su combate.

El censo habría de realizarse en al menos 20 colonias del norponiente y suroriente de Ciudad Juárez, la zona pegada al río Bravo, donde se localizan los niveles de marginación más agudos, pero también donde los índices delictivos son más constantes, justo donde se han dado las masacres más impactantes del país.

¿Dónde sucedió?