Libios residentes en Corea del Sur y activistas surcoreanos participan en una manifestación para pedir la dimisión del líder libio, Muamar el Gadafi, en Seúl (Corea del Sur) hoy, viernes, 25 de febrero. Foto: EFE
El navío de guerra de 4 mil 500 toneladas ha sido enviado a Libia para evacuar a ciudadanos surcoreanos que permanecen en el país africano
Seúl, Corea del Sur. Corea del Sur ha ordenado al destructor Choi Young, que luchaba contra la piratería frente a las costas de Somalia, que se dirija a Libia para ayudar en la evacuación de más de un millar de surcoreanos que aún permanecen en el país africano.

El navío de guerra, de 4 mil 500 toneladas, ya ha puesto rumbo a Libia, a donde espera llegar en la primera semana de marzo, según dijeron hoy fuentes del Ministerio de Defensa surcoreano.

El destructor lleva 300 militares a bordo y tiene capacidad para acoger a otro centenar de personas.

Seúl ya ha enviado un Airbus A330 a Trípoli a recoger parte de los 1.400 surcoreanos que permanecen en Libia en medio de la escalada de los combates entre las fuerzas afines al líder Muamar al Gadafi y las milicias opositoras, que controlan el este del país.

De ellos, un millar de surcoreanos se encuentran aún en Trípoli y alrededores, mientras otros 340 permanecen a la espera en la ciudad costera de Bengasi, en el oeste del país.

Además, Corea del Sur tiene previsto enviar hoy mismo un Boeing 747 de Korean Air desde Roma a Trípoli para evacuar a unas 330 personas, aunque ello dependerá de que las autoridades libias autoricen el aterrizaje.