Espectáculos- Famosos

- Famosos

Consumo de drogas: El lado oscuro de algunos famosos

MÉXICO, D.F. .- Deslumbrados por una vertiginosa popularidad que trajo consigo días de glamour, aplausos, reconocimientos y dinero a manos llenas, algunos exponentes del medio artístico entraron también en el mundo de las drogas y pusieron en peligro su vida.

Por:  

viernes, 27 de junio del 2008

    Lupita D'Alessio, Yuri, José José, Sasha Sokol, Alonso Echánove, Johnny Laboriel, Pablo Montero, Roberto Palazuelos, Alejandra Guzmán, Carmen Campuzano y Juan Osorio, entre otros, estuvieron durante mucho tiempo en el lado oscuro de la fama.

    Unos, motivados por "amigos", otros para soportar el ritmo de trabajo de una carrera en ascenso y varios más porque no supieron asimilar el cambio drástico de su vida, prefirieron ingresar a un mundo de espejismo del que con base en tratamientos, pero principalmente con fuerza de voluntad, lograron escapar.
    Desafortunadamente hoy ya es común que se sepa de alguna luminaria que cae en las garras de las substancias prohibidas, pero difícilmente se sabe cuando alguna de ellas ha sobrevivido a éstas y se encuentra recuperado, como es el caso de Pablo Montero.

    En fecha reciente, el cantante fue felicitado por el juez estadounidense Jeffrey Rosinek, luego de aprobar un segundo examen antidoping en su programa de rehabilitación. Sin embargo, le advirtió que tenga cuidado porque "en su negocio muchos de sus amigos están envueltos en drogas".

    El intérprete de "Franco Reyes", en la telenovela "Fuego en la sangre", salió limpio de anfetaminas, cocaína y mariguana. Ante esa situación, y sin ser explícito sobre los motivos que lo condujeron al vicio, ha dicho que es "un guerrero" por luchar contra ese obstáculo.

    "Siempre he participado en muchas campañas, creo que cuando vives algo difícil puedes ser un buen ejemplo, ya que lo mejor es contarlo para poder ayudar a más gente", comentó.

    En agosto de 2007, Montero fue arrestado en Miami Beach por conducir un vehículo de manera errática. Al ser inspeccionando por los policías se le encontró una bolsa con cocaína.

    De entre las historias que se tejen hay algunas que hasta el momento no encuentran un final feliz, como sucede con el cantante argentino Charly García. Internado en un hospital desde el 14 de junio pasado, evoluciona de manera favorable ante la neumonía que padece, pero al salir tendrá que someterse a un tratamiento antidroga.

    Confiesa Palazuelos ser el primero en probarla
    El actor Roberto Palazuelos lleva varios años rehabilitado. En junio de 2002, declaró: "Hace seis años yo fui la primera persona del ambiente artístico que se pronunció adicto a las drogas; detrás de mí vinieron Alejandra Guzmán, Erik Rubín y otros".

    En la actualidad el llamado "Diamante Negro", además de su faceta actoral, trabaja de forma activa divulgando los peligros que causan el alcohol y las drogas, especialmente en la juventud.

    Fue por una entrevista que el público se enteró que Sasha Sokol estuvo apartada de los escenarios debido a que, al intoxicarse por cocaína y padecer bulimia, se sometió a un tratamiento de rehabilitación.

    "Hay ciertas cosas que yo hacía o dejaba de hacer a raíz de mi adicción, en las cuales afectaba la relación directa con mi público, entonces, una manera directa de pedir perdón era admitir mis errores", declaró.


    Rehabilitarse fue un duro proceso

    Para los famosos el camino más fácil fue entrar al vicio, pero sin duda el más difícil fue sobreponerse a vivir una vida sin drogas.

    Con apoyo de seres queridos lograron sobreponerse
    Juan Osorio, el conocido productor de telenovelas, fue alcohólico y drogadicto, pero gracias al apoyo de la cubana Niurka Marcos, quien fue su pareja sentimental durante mucho tiempo, logró rehabilitarse.

    Poco después, montó la obra de teatro "Entrevístame, me llamo Juan y soy adicto", con la que intentó ayudar a otros a salir de sus adicciones. "Quiero que la gente conozca mi caso para que vea que esto no es un juego y te puede llevar hasta la muerte", apuntó en aquel entonces. Ahora está felizmente casado con Emireth y asegura que ya dejó de vivir en la oscuridad.

    La cantante veracruzana Yuri, quien hoy profesa el cristianismo, fue un icono del pop en la década de los 80. Autonombrada como la "Madonna mexicana" se vio inmersa en los excesos que la llevaban de la euforia a la depresión severa.
    De ahí que, admitió haber tenido una vida sexual muy desenfrenada. "Los hombres eran mi debilidad, la falta de carácter y el no conocerme a mí misma hizo que yo optara por cosas que no quería hacer. A los 30 años yo no sabía lo que era una familia, mis padres estaban separados y mis hermanos también tenían problemas de drogas".

    Otra artista que durante años se internó en clínicas especiales para acabar con su adicción fue Lupita D'Alessio, quien asegura que sólo su fe por Dios la hizo salir de su problema.

    Sin temor a hablar con la verdad, pues asegura que todo es parte de un pasado que ya superó, la llamada "Leona Dormida" reveló que mientras estaba fuera de sí llegó a relacionarse con mujeres.

    "Nunca fue mi intención besarlas porque a mí siempre me han fascinado los hombres, pero con los excesos pierdes la conciencia y se cometen muchos errores. Jamás tuve relaciones sexuales con ninguna, de eso sí estoy segura", aseveró.
    Sin embargo, no sólo ella consumió sustancias no permitidas, también lo hicieron sus hijos Jorge y Ernesto. Este último lo aceptó en fecha reciente cuando su padre Jorge Vargas lo declaró:

    "Él mencionó que yo había probado la coca, yo no tengo nada que esconder, por supuesto que sí probé la coca y la marihuana", comentó sin abundar en detalles. Al igual que su madre y sus hermanos, se convirtió al cristianismo.
    El actor Alonso Echánove, ganador en dos ocasiones del premio Ariel por su participación en las películas "Mentiras Piadosas" (1988) y "Modelo Antiguo" (1992), es un ejemplo más de fuerza de voluntad y amor a la vida.

    Padeció seis infartos cerebrales, cinco pre-infartos, estuvo internado en cuatro psiquiátricos, ocho clínicas de rehabilitación y un anexo, un centro donde los enfermos son internados aún contra su propia voluntad.
    Perdí a mi esposa, a mi hija y mi dignidad

    "Por las drogas dejé de amarme a mí mismo, a mi esposa, a mi hija, mi familia, perdí la dignidad y nunca pensé que fuera a llegar a tanto", dijo el artista que en breve aparecerá en la pantalla grande a través de la película "2033".
    Marisela Navarro, su esposa, comentó a Notimex que desde los 14 años se hizo adicto a la cocaína, marihuana y alcohol. Sufrió de muchos problemas en su estado de salud, por lo cual, continúa en terapia de rehabilitación (como natación para recuperar el movimiento de sus piernas) y de lenguaje que practica en casa.

    "Tiene lesiones en el área de Broca (que rige la actividad neuronal asociada con las secuencias miméticas) por eso es que tiene dificultades para hablar y ver. Un milagro haría que volviera a platicar. Él está fuerte y muy lúcido, inevitablemente tiene un daño, pero no quitaremos el dedo del renglón, ya es cosa de Dios", dijo.

    En 2005, Lis Vega, durante su estancia en la casa de "Big Brother" en su versión VIP, confesó haber sido drogadicta en su natal Cuba, al utilizar la cocaína como un método para alejarse de sus problemas. Esta "mala etapa", como ella la nombra, le sirvió para valorar su vida.