Coahuila- Saltillo

- Saltillo

Con sangre sacerdotal heredó Hidalgo la sotana

Estudios demuestran que el Padre de la Patria fue descendiente de otro cura, Francisco Hidalgo Vendaval

Por:  

jueves, 16 de septiembre del 2010

  • Héroe. El mural que se encuentra en el Centro Cultural Vito Alessio Robles hace alusión al heroísmo del cura Hidalgo.FOTOS: VANGUARDIA-ARCHIVO
CUERNAVACA, MOR.- Según cronistas e historiadores, el cura Hidalgo no fue el único sacerdote de su familia que tuvo hijos, su tatarabuelo mismo fue sacerdote, quien procreó a su bisabuelo con una viuda, además uno de los descendientes del Padre de la Patria, también de nombre Miguel, es sacerdote, pero dejó los hábitos y actualmente está casado, tiene hijos y reside en Sinaloa.

Durante la entrevista que VANGUARDIA sostuvo con Jorge Arturo Hidalgo Toledo, quien se dice descendiente de Miguel Hidalgo y Costilla, salió a relucir el carácter clerical del Padre de la Patria y lo que representa, tanto para él como para el resto del país, el hecho de que un sacerdote haya dejado descendencia.

"El cura Hidalgo nunca lo escondió, se sabía en ese entones que tenía hijos y varias mujeres, era un hombre liberal, que incluso, yo pienso, ni siquiera había querido ser sacerdote, más bien, como que entró al Seminario porque quería estudiar y ser alguien, pero no creo que le haya atraído eso del celibato", señaló Jorge Arturo.

Cuenta que según los libros que ha leído, en ese entonces había sólo cuatro profesiones que se podían seguir, la de médico, militar, sacerdote o abogado. De ellas a Hidalgo sólo le interesó la de sacerdote, porque iba a tener acceso a la literatura, lo que hasta antes del inicio de la Independencia fue su pasión.

"Se sabe que Hidalgo organizaba obras de teatro, tertulias, discusión de lecturas y estudio de textos liberales franceses y literatura, y ahí conocía a las que fueron sus mujeres, ahí conoció a su primera mujer, Manuela Ramos, en 1780, a Bibiana Lucero, en 1789 y a Josefa Quintanar en 1903, cuando llegó a Dolores", manifiesta el entrevistado.

Un cura en las venas

Pero cuenta Jorge Arturo que en la familia del cura de Dolores no fue algo nuevo que sacerdotes procrearan hijos, pues el mismo Hidalgo es descendiente de un presbítero, su tatarabuelo Francisco Hidalgo Vendaval y Cabeza de Vaca.

El entrevistado nos muestra entonces la investigación realizada por el historiador Jesús Topete Amaya, quien escribe que el antepasado de Hidalgo nació entre los años 1575 y 1580, en el Estado de México, donde llegó a ser cura del pueblo Tejupilco.

Dicen los documentos de Topete Amaya que el cura Francisco Hidalgo "ayuda a la señora Jerónima Costilla, viuda del capitán Tomás Dávila, a administrar sus bienes recién heredados, de esa relación nace una amistad que da origen al nacimiento del niño Juan Costilla, bisabuelo del Padre de la Patria".

En ese momento Jorge Arturo interrumpe la entrevista para justificar el hecho de que el hijo del cura Francisco no llevara el apellido Hidalgo, sino el de su madre. Comenta que como no había matrimonio de por medio, se decidió bautizarlo como hijo natural.

Juan Costilla tuvo 11 hijos, el menor de ellos fue Francisco Hidalgo Gómez, quien a su vez es padre de don Cristóbal Costilla Pérez. Este hombre nacido en 1713, antes decasarse en Pénjamo con Ana María Gállaga Mandarte y Villaseñor, se enteró, por rumores, de que el apellido que debía llevar era Hidalgo.

"Yo creo que igual que mi papá, por oídas supo que su apellido original era Hidalgo, y pues, se puso a investigar encontrando que no llevaba ese apellido debido a que su antepasado era un sacerdote, lo cual no le avergüenza, al contrario, por eso decide asumir ese apellido", cuenta Jorge Arturo.

Existe incluso un escrito del mismo Cristóbal donde explica, "uso el apellido de Hidalgo porque es nuestro, y lo debemos hacer así. En estos tiempos, quien use el apellido de la madre se tiene por sospechoso", según consta en la investigación del historiador Topete.

Desde entonces se hace llamar Cristóbal Hidalgo y Costilla Pérez, y al casarse con Ana María, procreó cinco hijos, dos de ellos deciden hacerse sacerdotes, como su tatarabuelo, uno de ellos es el cura Miguel Hidalgo y Costilla Gállaga, quien más tarde iniciaría la lucha por la Independencia.

Como dato interesante, cabe mencionar que don Cristóbal Hidalgo, igual que su hijo Miguel Hidalgo, también tuvo tres mujeres, la primera, ya se mencionó, Ana María Gallaga, la segunda Rita Toribia Peredo y Ramírez, con quien sólo tuvo un hijo, y la tercera se llamaba Jerónima Ramos Ortiz Bracamontes y Origel, con quien tuvo cinco hijos.

El otro Miguel Hidalgo

Durante la entrevista hecha a Jorge Arturo Hidalgo, en Cuernavaca, también salió a relucir la existencia de otro cura Miguel Hidalgo, un descendiente del Padre de la Patria que también fue sacerdote, aún vive en Mazatlán, Sinaloa, y que incluso tiene hijos, porque hace años que dejó el ministerio.

La información surgió ante la pregunta curiosa de saber si existía entre los primos o parientes alguien que llevara el nombre de Miguel, a lo que Jorge Arturo respondió que sí, que incluso ese Miguel era sacerdote.

"Tenemos un primo, hijo de mi tío Juan, que así se llama, Miguel Hidalgo, y que curioso, también se hizo sacerdote, a veces llegamos a decirle que era el cura Hidalgo, pero en forma de broma, porque él es uno de los miembros de la familia que está convencido de ser descendiente del Padre de la Patria", señala Jorge.

Dice que Miguel Hidalgo, su primo, duró varios años como cura en una parroquia de Sinaloa, pero que con el tiempo se dio cuenta que esa no era su vocación, por lo que decidió colgar los hábitos, para luego casarse y tener hijos.

De él últimamente saben poco porque actualmente se encuentra trabajando en ayuda y asesoría social para personas de escasos recursos, pero es lo último que se sabe, porque hace tiempo que no se ven, por ello VANGUARDIA no pudo establecer contacto con él para realizar una entrevista o conseguir alguna fotografía del actual cura Hidalgo.

Es un tabú

Fue inevitable preguntar a Jorge Arturo si creía que el hecho de que actualmente se conozca que Hidalgo tuvo hijos y varias mujeres le puede restar respeto como héroe de la Independencia, a lo que el entrevistado contesta que ese conocimiento es precisamente el que lo desmitifica, y lo expone como un ciudadano común de su época que tuvo el coraje de hacer más por su patria.

"Pienso que el cura Hidalgo era un hombre como todos, con defectos, muchos defectos, quizá uno de ellos es que haya tenido varias mujeres, digamos, pero, eso no le resta nada a su heroísmo, porque te puedo decir que, al igual que antes, hoy existen sacerdotes que tienen a su mujer, por ahí escondida, y tienen hijos, la Iglesia lo sabe, sí se enteran, pero lo esconden por tabú", afirma.

Añade que ha sabido de sacerdotes que la misma Iglesia se entera que tienen hijos y que lo toleran, incluso los trasladan a otras parroquias y les ayudan a que mantengan a sus mujeres y a sus hijos, muchos de esos sacerdotes llevan una vida ejemplar, trasmiten fielmente el evangelio, están comprometidos con la sociedad, son activistas o miembros activos de la comunidad.

"El hecho de que se reconozca que Hidalgo tuvo o no descendencia es algo que no debería de restarle méritos a la acción que realizó para lograr la Independencia", manifiesta Jorge Arturo, quien además añade que el saber que don Miguel fue un héroe de carne y hueso, debe mover al resto de los mexicanos a seguir su ejemplo.

"Tenemos como nación que segur seguir esa lucha, pero no peleando contra enemigos que están en otros lados, sino contra el gran enemigo que es la apatía de no hacer nada, debemos lograr luchar todos los días por hacer algo mejor", afirma, y luego cierra la entrevista diciendo, "si todos fuéramos como Hidalgo en este país, México sería otro".

Morelos e Hidalgo fueron parientes

Otro sacerdote, héroe de la Independencia, que también tuvo descendencia, fue el cura José María Morelos y Pavón, de quien es ampliamente conocido que procreó a Juan Nepomuceno Almonte. Lo que pocos saben es que Morelos también estuvo emparentado con otro cura, con el mismo Miguel Hidalgo.

Según un árbol genealógico del historiador Gabriel Ibarrola Arriaga, ambos héroes nacionales tienen un antepasado común, don Diego Ruiz de Cortés, que irónicamente es a su vez descendiente de don Hernando Cortés, hijo del conquistador español Hernán Cortés.

Pues bien, dice Ibarrola Arriaga, que don Diego es padre de Diego Ruiz de Chávez, quien al casarse con Anal de Sandoval procreó varios hijos, entre ellos Mariana y Felipe Ruiz Sandoval. Mariana se casó con Juan Villalón y tuvo a María Villalón, ella se casó y tuvo a Juana Núñez, quien se casó con Diego Morelos.

Con Diego, Juana tuvo un hijo al que llamó Domingo Jerónimo Morelos, quien al contraer nupcias engendró a Manuel Morelos, el papá de quien se conoce con el nombre de don José María Morelos y Pavón.

Regresando a la genealogía, el hermano de Mariana, chosna de Morelos, fue Felipe Ruiz Sandoval, cuyo hijo fue Juan Miguel de Villaseñor, quien engendró a Joaquina de Villaseñor, la cual se casó con Juan Gallaga Mandarte, cuyo hija llevó el nombre de Ana María Gallaga y Villaseñor, la primera esposa de Cristóbal Hidalgo y madre del cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Dice el historiador que el árbol genealógico de Hidalgo lo tomó del publicado por el licenciado Dávila Garibi, presidente de la Academia de Genealogía; y los ascendentes de Morelos los obtuvo gracias a investigaciones personales en archivos eclesiásticos.

¿Dónde sucedió?