Tech- Tech

- Tech

Cómo instalar tu impresora en Windows 7

Por:  

martes, 24 de noviembre del 2009

  • Foto: Especial

Lograr que tu impresora actual funcione en Windows 7 puede ser pan comido o casi imposible. Si estás listo para instalar, aquí te decimos cómo.

Como regla práctica, mientras más nueva es la impresora, más probable es que funcione con Windows 7, lo mismo que todas las características, en lugar de sólo lo básico. En particular, todos los fabricantes de impresoras con los que hablé me dijeron que ofrecerían soporte total para Windows 7 en todas las impresoras que venden en la actualidad. Microsoft dice que lo mismo aplica en el caso de todos los fabricantes con quienes tiene tratos.

Igual de importante es que, como Windows 7 se parece más a Vista que este último a XP, es probable que cualquier impresora con Vista funcione con Windows 7 con el controlador de Vista. Las impresoras anteriores a Vista y que aún no cuentan con controladores disponibles para este SO pueden ser más problemáticas; pero incluso se puede obligar a algunas de éstas a funcionar con Windows 7, aunque sólo sea para realizar impresiones básicas.

El mejor enfoque para instalar tu impresora en Windows 7 depende de qué controladores y descargas tenga disponibles, y de dónde. He aquí algunas estrategias que seguir, empezando por el mejor caso de soporte pleno disponible como descarga, pasando luego a las impresoras que quizá no funcionen con Windows 7.

 

1. Busca los controladores apropiados

Si migras a Windows 7 desde una computadora con Vista que ya tiene instalados los controladores de la impresora, y el disco de Windows 7 incluye los controladores para tu impresora, hay que instalar los nuevos controladores como parte de la migración. Microsoft recomienda que te asegures de que las impresoras estén prendidas durante la migración. Si haces una instalación fresca, no se instalarán.

En el primer caso, deberías usar Windows Update para buscar los controladores más recientes, y luego probar la impresora para descubrir si los controladores soportan todas las características que necesitas. Si no es así, tu siguiente paso debería visitar la página del fabricante y buscar una descarga para tu impresora para Windows 7. En el caso de una instalación fresca, también podrías empezar por descargar el controlador de Windows 7, o controlador más paquete de software, desde el sitio web del fabricante, pues es más probable tener soporte pleno.

 

 

2. Usa controladores de Vista

Si no puedes dar con soporte específico para Windows 7 para tu impresora, tu siguiente paso es tratar de instalar el software y los controladores de Vista de la impresora, suponiendo que haya que instalar controladores de Vista y software. Una impresora que evalué, la Konica Minolta magicolor 2300DL, es anterior a Vista, y ni siquiera aparece listada en Microsoft Windows Compatibility Center. Pero fue fácil conseguir que funcionara con Windows 7. Todo lo que debí hacer fue descargar el controlador de Vista del sitio web de Konica Minolta e instalarlo.

Por desgracia, no siempre es fácil instalar un controlador de Vista. Me encontré con una dificultad con una de las impresoras de HP en mis pruebas, pues el instalador comprobó la versión de Windows y se resistió a ejecutar.

 

 

3. Ejecuta Vista en el modo de compatibilidad

Si te encuentras con alguna dificultad con una rutina de instalación, tal vez puedas sortearla ejecutando el programa de instalación en el modo de compatibilidad de Windows Vista. Dale un clic derecho al nombre del programa de instalación, elige Properties y luego la pestaña Compatibility. Elige la opción Run this Program in Compatibility Mode, y elige Windows Vista, Windows Vista (Service Pack 1), o Windows Vista (Service Pack 2). Aplica los cambios, elige OK para cerrar la caja de diálogo, y luego ejecuta el programa. La mayoría de los programas de instalación deberían funcionar igual con cualquiera de las tres variantes de Vista; pero si el programa no funciona con alguno, también puedes intentar con los otros ajustes.

Nota que ejecutar el programa de instalación en modo de compatibilidad no tiene efecto en cómo funciona el controlador. Además, no hay modo de compatibilidad para los controladores. Sin embargo, este truco puede permitirte instalar el controlador y otros programas. O tal vez no. La rutina de instalación de HP que probé aún se negaba a funcionar, incluso en el modo de compatibilidad. También nota que, si el programa de instalación instala otro software además del controlador, y tienes problemas para ejecutar ese software, tal vez puedas usar el modo de compatibilidad para lograr que funcione en Windows 7.

 

4. Añade a mano los controladores para la impresora

Si no funciona el programa de instalación de Vista, tal vez de todos modos puedas instalar el controlador de Vista para la impresora -pero no escanear controladores ni otro software-, a través del Windows Add Printer Wizard. Ve a la ventana Devices and Printers, elige añadir una impresora y concluye el wizard. Cuando llegues a las opciones de la impresora, elige Have disk, navega a la carpeta del controlador y selecciona el archivo INF de la impresora.

 

 

5. Instala localmente las impresoras en red

Si la impresora está en una red, tal vez debas indicarle al wizard Add Printer que estás instalando una impresora local, usa LPT 1 como el puerto con que se conecta, y luego cambia el ajuste del puerto después de que el controlador quede instalado. Para cambiar el puerto, ve a la caja de diálogo Devices and Printers, dale un clic derecho al nombre de la impresora y elige Printer Properties (no confundas esto con Properties). Luego escoge la pestaña Ports y el botón Add Port. En la mayoría de los casos, tal vez desees elegir Standard TCP/IP Port, escoger el botón New Port, y luego pasar el resto de las pantallas del wizard, ingresando la dirección IP de la impresora en la caja de diálogo apropiada.

 

 

6. Intenta usar un controlador universal

Si no hay controladores de Vista para tu impresora, o los controladores de Vista no funcionan con Windows 7, hay otras posibilidades que vale la pena intentar. Si tu impresora utiliza uno de los dos lenguajes de descripción de páginas más comunes, PCL o PostScript, deberías conseguir que funcionara con un controlador universal para Windows 7.

Los controladores universales para impresoras (UPD, por sus siglas en inglés) vienen en versiones separadas para PCL y PostScript, con versiones específicas para cada SO para cada lenguaje de impresora. HP, Xerox, Ricoh y otros ofrecen UPD para Windows 7 como descargas gratuitas. En algunos casos, la empresa dice explícitamente que el controlador está pensado para funcionar con cualquier impresora PCL o PostScript. En otras, el controlador está pensado para que funcione únicamente con las impresoras propias de la compañía, aunque normalmente puedes obligarlo a que trabaje con cualquier marca de impresora. Una excepción es el UPD de HP, que simplemente comprueba el modelo de la impresora y no funciona con modelos que no son de HP.

En general, puedes dar por hecho que un UPD proporciona soporte para que casi cualquier impresora que use el PDL correcto para el controlador haga impresiones básicas. Puede ser que no soporte características adicionales, como impresión dúplex (imprimir por ambos lados de una página), charolas múltiples, etc.

Es probable que el UPD de cualquier fabricante soporte más características para las impresoras propias que para la competencia, así que si el fabricante de tu impresora ofrece un UPD, ése es el que debes usar. Si el fabricante no ofrece un UPD, tal vez quieras intentar todos los UPD que funcionan con la impresora, para dar con el que ofrezca el mejor soporte. Y si tu impresora ofrece compatibilidad PCL y PostScript a la vez, tal vez quieras probar los dos tipos de controladores, PCL y PostScript.

Por desgracia, no todas las impresoras utilizan PCL o PostScript. Casi todas las impresoras de inyección de tinta y muchos modelos láser baratos permiten que la computadora procese un trabajo de impresión que mandar a la impresora, en lugar de procesar el trabajo de impresión por sí mismas. En el caso de estas impresoras, no existen los UPD, porque no hay un lenguaje estándar que puedan utilizar los UPD.

 

 

7. Cuando todo lo demás falla, utiliza la fuerza bruta

Si tienes una impresora del tipo descrito en el párrafo anterior que no cuenta con controlador de Windows 7 o Vista, o que tiene un controlador de Vista que no funciona con Windows 7, tal vez de todos consigas que funcione con Windows 7. Es buena idea utilizar tu motor favorito para buscar variaciones del nombre de la impresora además de las palabras Windows 7. Si tienes suerte, darás con una discusión de cómohacer que funcione la impresora. De lo contrario sólo te queda recurrir al ensayo y error.

El truco consiste en hallar otra impresora cuyo controlador funcione con tu modelo. Los mejores candidatos son los controladores de modelos similares de la misma serie y versiones posteriores de la impresora. Por ejemplo, si tienes un modelo 66560, que desde entonces quedó sustituido por el modelo 6660, al menos existe la esperanza de que el controlador de la 6660 te deje imprimir, aunque no soporte todas las características de la impresora.

Es más probable que este mismo enfoque de usar un controlador para una impresora similar funcione con las impresoras PCL o PostScript para soportar característica que un UPD puede ignorar; así que quizá también quieras usarlo con estas impresoras. Pero toma en cuenta que tu tiempo también vale; en algún punto quizá quieras adquirir una impresora nueva. También sé consciente de que hay más formas de conseguir que una impresora funcione con Windows 7. Sin embargo, uno o más de los enfoques incluidos aquí deberían ofrecerte soporte al menos para hacer impresiones básicas en la gran mayoría de los casos.