OPINIÓN

`No deseo que mi ex pareja siga lastimándome ahora que he iniciado una nueva vida.'

martes, 24 de julio del 2012

QUERIDA ANA:
Ojalá pueda ayudarme con lo siguiente: estoy embarazada, tengo ocho semanas apenas, pero estoy angustiada porque el bebé es de mi actual pareja, no del padre de mi hijo de 2 años.

Mi preocupación es la reacción que pueda tener el papá de mi hijo, pues estamos separados por violencia doméstica, siempre fue muy agresivo y me da miedo que pueda llegar a hacer algo para interrumpir mi embarazo.

Por miedo nunca lo denuncié, permití durante cuatro años que me insultara, ofendiera y me golpeara. Sufrí demasiado, me tenía amenazada y nunca lo comenté con nadie. Me decía que lastimaría a nuestro hijo si me atrevía a acusarlo.

No lo justifico, pero su papá también golpeaba a su mamá. A diferencia de mi situación, ella nunca lo denunció y después de 30 años de casados, ella sigue permitiendo sus humillaciones, malos tratos y golpes. Cree que si lo denuncia ante las autoridades la puede llegar a matar.

Los primeros años de casados siempre tuve la esperanza de que mi esposo cambiaría, creí que cuando naciera nuestro hijo las cosas serían diferentes, que al verlo recapacitaría y no volvería a golpearme. No fue así. Incluso cuando estaba embarazada dos o tres ocasiones me aventó al piso, me asusté muchísimo y fui con el ginecólogo, afortunadamente el bebé estaba bien.

Después de ese día no quise seguir más en mi casa, le informé a mi familia lo que sucedía. Me fui a casa de mis papás, ellos me protegieron. Mis hermanos lo buscaron y le exigieron que no volviera a acercarse a nosotros. Durante los siguientes días me molestaba enviándome mensajes al celular, diciéndome que no me dejaría en paz, que yo era su esposa y que por lo tanto no me podía ir.

Me amenazó con denunciarme por abandono de hogar, aunque nunca lo hizo. Ya tenemos seis meses de que iniciamos el trámite del divorcio, pero todo se ha retrasado porque él no acude a las citas al juzgado, se niega a terminar el proceso. Él mismo me lo dice, que todo lo hará a su tiempo, cuando él quiera, que no me facilitará las cosas, sobre todo porque ya se enteró que estoy embarazada de mi novio.

Dice que no permitirá verme feliz con alguien más. Ya traté de muchas maneras hablar con él por las buenas, sin resultado. Siempre termina gritando que no me dejará en paz.

Aunque no vivimos juntos aún, mi novio se preocupa por mí, por el embarazo y también por mi pequeño hijo. No me deja sola y me apoya en todo momento, la verdad se ha portado como todo un caballero, me siento segura y protegida a su lado.

Pusimos un negocio juntos, estamos haciendo ahorros para cuando nazca nuestro bebé poder irnos a vivir juntos los cuatro. Él está dispuesto a todo por nosotros, ha sido muy paciente en el proceso de divorcio.

Lo único que deseo es poder casarme con él, ya no quiero saber más del padre de mi niño, vivir tranquila y esperar a que nazca el bebé. No sé qué hacer, cómo hacerle entender que cometió muchos errores en el pasado y que esto es solo una consecuencia de sus actos. Solo quisiera que recapacitara, por el bien de nuestro hijo, pues es quien más está sufriendo, aunque tiene 2 años, percibe cuando yo me siento mal.
SILVIA

QUERIDA SILVIA:
A nivel mundial, a diario ocurren miles de casos de violencia doméstica. Coahuila no es la excepción, pues según datos de los organismos estatales especializados en el tema, casi 4 de cada 10 mujeres sufren algún tipo de violencia.

Es lamentable que en pleno siglo 21 siga ocurriendo este fenómeno. Uno de los motivos principales por los cuales no se denuncian los abusos es el miedo de las víctimas a ser sometidas o sufrir algún tipo de represalia por parte de sus parejas sentimentales, y es cuando se ejerce otro tipo de violencia: la psicológica, considerado uno de los peores maltratos.

Afortunadamente lo denunciaste, hay muchos casos que terminan en tragedia por no haber denunciado a tiempo.
Como tú misma lo mencionas, toda su vida él ha estado rodeado de violencia, ha visto cómo su padre maltrata a su madre sin que nadie haga nada. Ve a su mamá callada, sumisa y aceptando los golpes de su esposo.
Quizá creyó que podía hacer lo mismo contigo. Estudios destacan el fenómeno de repetir patrones de conducta. Él actúa como lo ha hecho su papá.

Es normal tu temor, pero no permitas que siga abusando de ti, ya lograste lo principal que fue salirte de la casa y denunciarlo. Quizá no será fácil hacerlo entender que finiquite el trámite, pero ya avanzaste en lo más difícil.

No pierdas la esperanza, recuerda que el valiente llega hasta donde el cobarde se lo permite. Eres una joven mamá, trabajadora y no puedes retroceder. Sigue adelante con el proceso de divorcio y no temas, que con todo el apoyo que te brinda tu familia y tu actual pareja vas a salir adelante.

ANA