Foto: Vanguardia-Archivo
Emilio Alvarez Icaza, nuevo secretario ejecutivo de la Comisión, urgió a la convergencia de los países miembros para la protección de víctimas
Washington.- El nuevo secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , el mexicano Emilio Alvarez Icaza, subrayó hoy la necesidad de diálogo y colaboración entre los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) para enfrentar los retos de la región en materia de derechos humanos.

"Reconozco la principal responsabilidad de los Estados miembros en la protección de los derechos humanos, (...) y me parece de vital importancia subrayar la sinergia y la convergencia en la protección de las víctimas" , manifestó Alvarez Icaza durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA convocada para su presentación.

El responsable de la CIDH, órgano autónomo dependiente de la OEA encargado de velar por el respeto de los derechos humanos en el continente, comenzó su discurso reiterando "la capacidad de la secretaría ejecutiva y su inmejorable disposición" al servicio de los derechos humanos en América Latina.

"Acercarnos. Acercarnos, una prioridad que está en mi agenda, acercarnos a los Estados miembros y debatir sobre las necesidades de la Comisión" , insistió el mexicano.

Alvarez Icaza explicó que la comisión ha abierto un procedimiento de consulta online para los países latinoamericanos hasta el 5 de octubre, con el objetivo de admitir sugerencias para el proceso de reforma de la CIDH a través de su página web.

El mexicano, sociólogo y expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal mexicano (CDHDF) , explicó que, además, la CIDH se encuentra en un proceso de revisión de los casos a los que atiende, cuyo "objetivo es lograr la sinergia con los Estados miembros" para mejorar su efectividad.

Además de la consulta online, la CIDH ha establecido otros procesos, uno de los cuales a través de "seminarios de intercambio con los actores del sistema" , comenzó en Colombia con el presidente Juan Manuel Santos, así como en Chile, Costa Rica, Trinidad y Tobago y otros países miembros.

Asimismo, añadió, "queremos, como parte de este proceso de reforma, que tenga lugar una audiencia en la que participen todos los países miembros el día 30 de octubre para debatir precisamente sobre este proceso de reforma" , añadió Alvarez Icaza.

El nuevo secretario ejecutivo calificó de "vital" introducir en la agenda de la Comisión asuntos de política pública y trabajar con "mucho énfasis en cómo generar las condiciones para que los Estados puedan evitar futuras violaciones de los derechos humanos" .

Alvarez Icaza destacó también que uno de los pilares de su mandato al frente de la CIDH será analizar los retos y características específicas de cada país, que por su idiosincrasia requieren diferentes estructuras de trabajo.

"Hay que tener en cuenta las características de los Estados miembros. Hay que generar las mejores capacidades para los Estados que les permitan así salvaguardar los derechos humanos en democracia" , afirmó.

"Hay que acelerar los procesos locales y regionales, y a partir de eso crear las mejores sinergias dentro del carácter de autonomía e independencia de la CIDH, pero también considerando que forma parte de una entidad regional" , insistió.

El mexicano sustituye al argentino Santiago Canton, quien estuvo al frente del organismo durante once años y lo abandonó el 30 de junio para trabajar en el Centro Robert F. Kennedy (RFK) para la Justicia y los Derechos Humanos.

La última etapa de Canton estuvo marcada por tensiones con países como Venezuela y Ecuador, y con la propia OEA, que aprobó unas recomendaciones no vinculantes para reformar la CIDH detrás de las que algunos activistas de derechos humanos ven un intento de limitar su labor e independencia.

El nombramiento de Alvarez Icaza se produjo a principios de julio, cuando el mexicano aseguró que los principales "desafíos" del organismo van a seguir siendo algunos de los "problemas estructurales" del continente, como la inseguridad, la violencia contra las mujeres, la trata de personas y las tensiones de modelos de desarrollo con las poblaciones indígenas.

"No niego que habrá momentos en los que no estaremos de acuerdo, y habrá momentos en los que habrá tensión. Pero subrayo mi absoluta disponibilidad para hablar. Una llamada a tiempo a veces evita el incremento de las tensiones" , concluyó el nuevo secretario ejecutivo.