Mundo- Latinoamérica

- Latinoamérica

"Centroamérica, `bazar' de armas para guerrilla"

San José.- Centroamérica se convirtió en un "bazar" para el contrabando de armas y drogas de las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que penetraron estructuras policiales de la zona e instalaron bases de respaldo para una red logística internacional que intercambia cocaína por equipo bélico liviano.

Por:  

martes, 11 de marzo del 2008

    El escenario regional muestra una combinación de contrabandos, con el envío de gran cantidad de armas y municiones del norte al sur del continente y de drogas del sur al norte. "Estamos hablando de operaciones transnacionales que involucran a redes altamente organizadas y mayor peligrosidad", dijo Elvira Cuadra, investigadora asociada del Centro de Estudios Internacionales de Nicaragua.

    "Hay operaciones complejas para intercambiar armas por drogas. Los países centroamericanos sirven de ruta de paso y de almacenes (de mercancías) en estos negocios", añadió, consultada por EL UNIVERSAL. "Colombia es el último destino de las armas, con gran demanda de narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros", explicó.

    Según la Organización de Naciones Unidas, más de 2 millones de armas livianas circulan por Centroamérica, como saldo de las guerras que la azotaron hasta 1996 en diversos periodos desde 1960 y que se agravaron en las décadas de 1970 y 1980 en Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

    A juicio del viceministro costarricense de Seguridad Pública, Gerardo Láscarez, los cárteles colombianos del narcotráfico "están ahora controlados por las FARC".

    "Las FARC son el cartel número uno. La narcoguerrilla está dominando eso y como ya la narcoguerrilla es un estado paralelo, no se puede hablar de cárteles, se puede hablar de un sistema paralelo", recalcó Láscarez, en entrevista con EL UNIVERSAL.

    Colombia aumentó la producción de cocaína en 2007, al pasar de 800 a mil toneladas y la mayor parte pasa por trillos de contrabando terrestre, marítimo y aéreo de Centroamérica, en un corredor que llega hasta México y prosigue hacia Estados Unidos, recordó. "92% de la producción se envía por el corredor marítimo que existe en América Central, entre Colombia y México, y 8% por el Caribe. El decomiso de cocaína es mínimo", advirtió.

    Red internacional

    La Policía Internacional (Interpol) ha advertido que la guerrilla de las FARC tiene en el área "una red logística internacional" y transformaron al istmo en base para transportar, distribuir, comercializar e intercambiar drogas que son vendidas en América del Norte, por armas y municiones que ingresan ilegalmente a Colombia. En el área han sido detenidos emisarios de las FARC que aprovechan la "porosidad" de las fronteras centroamericanas.

    El Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica detectó el año pasado una red de traficantes de armas que pretendían trasladar una gran cantidad de fusiles, pistolas, ametralladoras y unas 30 mil balas por tierra a Panamá, para venderlas a las FARC. En esa cadena de traficantes había sudamericanos y al menos cinco policías costarricenses.

    Los "buzones" de pertrechos en esas naciones en postguerra han tenido distinto uso. Investigadores del fenómeno dijeron que Nicaragua surte de armas el "mercado negro", mientras que Costa Rica y Panamá son puntos de tránsito y acopio. En El Salvador hay un mayor flujo interno de armas.

    Fuentes regionales de seguridad dijeron que la permuta drogas-armas, con la guerra en Colombia y la drogadicción en Estados Unidos, tiene el consumo asegurado. El pago con droga, añadieron, obliga a crear cadenas de tráfico de estupefacientes de Centroamérica hacia México y Estados Unidos, por lo que el narcotráfico es creciente.