México - Estados

- Estados

Caso Diego Santoy Riveroll El drama sin desenlace

Monterrey, N.L.- El 2 de marzo de 2006, Diego Santoy Riveroll, presuntamente entró al domicilio de su ex novia, Érika Peña Coss; mató a cuchilladas a Érik Azur, de siete años de edad y estranguló a María Fernanda de tan sólo tres.

Por:  

martes, 04 de marzo del 2008

    Lo que ocurrió en la casa de la conductora Tere Coss, continúa siendo un misterio, nadie sabe a ciencia cierta lo que pasó. Érika, quien según Diego también tuvo participación en el doble crimen, resultó con una herida por arma blanca a la altura de la tráquea y golpes en la cabeza ocasionados por un martillo.

    Desde que se dio a conocer el asesinato la atención mediática se volcó hacia él. Radio, prensa, televisión e Internet se han encargado de dar a conocer uno por uno los capítulos de esta "telenovela" de la vida real, sin embargo eso ha tenido poco impacto en el avance de las investigaciones.

    Hasta la fecha, no se ha dictado sentencia, lo que es más, no se ha logrado ni la reconstrucción de los hechos. Lo único que ha ocurrido a 730 días es que un nuevo juez asuma el caso.

    Angel Mario García Guerra, fue nombrado magistrado, y ahora el nuevo juez primero penal es Luis Andrés Moya González.

    Antes de dejar el caso, García Guerra había dicho que éste llevaba un 98 por ciento de avance, sin embargo eso no se ve reflejado.

    El crimen que conmocionó

    Teresa Coss es una reconocida conductora y astróloga de Monterrey. La tarde del 2 de marzo de 2006 se dio a conocer que el ex novio de su hija, Diego Santoy Riveroll había ingresado a su domicilio y había matado a sus hijos menores, mientras que había dejado al borde de la muerte a Érika, con quien había sostenido una relación sentimental.

    La noticia causó un impacto colectivo en la comunidad que pronto se interesó por conocer los pormenores del caso. En especial el lado oscuro de la vida de los protagonistas, como la presunta relación entre Diego y la astróloga.

    Diego logró escapar del lugar de los hechos, en su huida se llevó como rehén a la sirvienta de la casa, Catalina Bautista, a quien liberó unos kilómetros más adelante del lugar de los hechos y hasta le proporcionó dinero para que se regresara.

    El presunto doble homicida logró llegar hasta el estado de Oaxaca, su plan era escapar hacia Guatemala, ayudado por su hermano Mauricio.

    Tras ser aprehendido y trasladado a la ciudad de Monterrey, el presunto villano de esta historia fue repudiado por la mayoría de los ciudadanos, pero también en un acto insólito, se formaron algunos clubes de admiradoras, que principalmente por Internet apoyaban a este joven universitario.

    Como si todo eso fuera poco, la defensa de Diego la tomó la polémica abogada Raquenel Villanueva Fraustro.

    A la fecha ha bajado considerablemente la atención que se le otorga al caso, sin embargo durante mucho tiempo fue el tema obligado no sólo en los medios de comunicación, sino también en las charlas de café o en las platicas entre amigos.

    Pese a la atención pública no se han registrado avances y que se dicte una sentencia tampoco se vislumbra en el panorama a corto plazo.

    La boda

    El estatus de Diego Santoy Riveroll, en la actualidad es como asesino confeso de los hermanitos Peña Coss, sin embargo eso no ha sido un impedimento para que el jovencito sienta la ilusión de casarse.

    El pasado 24 de noviembre, el presunto doble homicida de la colonia Cumbres le entregó anillo de compromiso a su novia, una joven que lo visita en donde se encuentra recluido.

    Tras una visita conyugal, le entregó la sortija de compromiso. La chica, de 24 años de edad, tuvo una relación amorosa con Diego antes de que éste conociera a Érika.
    Supuestamente la obsesión de Diego por Érika fue lo que lo llevo a cometer los crímenes de los que hoy se le culpa.

    En la recámara que el chico tenía en el hogar de sus padres, las paredes se encontraban tapizadas con fotografías de la hija de la conductora Tere Coss.

    Diego dormía prácticamente rodeado por la imagen de esta jovencita a la que ahora parece haber olvidado, a pesar de que no tendrá libertad para gozar de su matrimonio.
    Complot

    Otra noticia que también ocupó los titulares en el caso Santoy Riveroll, en estos 24 meses fue un presunto complot para asesinarlo.

    De acuerdo con la versión de un reo, recluido en el mismo sitio en donde se encuentra el presunto homicida de los hermanitos Peña Coss, el abogado de la familia ofreció a un grupo de reos un millón de pesos, a cada uno de los participantes, para dar muerte a Diego.

    El complot para asesinar al regiomontano no prosperó, y las autoridades correspondientes realizaron una investigación en torno al caso. La Fiscalía interrogó a los presuntos implicados como César Darío López Rodríguez, quien supuestamente se encargaría de cometer el homicidio.

    Aplazamiento

    Una de las diligencias más importantes en torno al caso es la reconstrucción de los hechos, sin embargo aunque ésta se iba a realizar a principios del presente mes, se aplazó.

    La postergación no tiene un plazo definido. La diligencia se iba a efectuar en la casa de la colonia Cumbres segundo sector, en donde se cometió el doble homicidio.

    Raquenel Villanueva Frausto, abogada defensora de Diego ha insistido en que ella prefiere que el proceso no concluya, y no se dicte una sentencia hasta que termine la actual administración estatal.

    La litigante cree que no existe imparcialidad en el caso y que las autoridades han favorecido a la familia Peña Coss.


    RECUENTO DE LOS HECHOS
    > La tragedia que conmocionó a Monterrey

    * El crimen. Presuntamente, Diego Santoy Riveroll mató a los hermanitos Peña Coss, Érik Azur y María Fernanda, el 2 de marzo de 2006.

    * Los motivos. Se supone que el joven se encontraba molesto porque su novia, Érika Peña Coss, hermana de los pequeños había dado por terminada su relación amorosa.

    * La huida. Diego escapó, llevaba como rehén a la sirvienta de la casa, a quien más tarde liberó. Con la ayuda de su hermano Mauricio logró llegar hasta Oaxaca, en donde fueron aprehendidos.

    * El escándalo. El chico declaró que también mantenía relaciones íntimas con la madre de los menores.

    * ¿Víctima o asesina? Aunque cuando fue capturado y trasladado a la ciudad de Monterrey, el chico confesó que él había cometido los crímenes, con el paso del tiempo aseguró que su novia también tuvo participación.

    * Entre astrólogos te veas. El papá de los menores, el astrólogo Gonzalo Peña ya había vaticinado la tragedia de su familia en una página de Internet.

    * Nulos avances. A dos años de la muerte de los niños no se han logrado avances en el caso. La reconstrucción de los hechos se postergó y no se ve para cuándo se dictará la sentencia.