Suplementos- Semanario

- Semanario

Casas de empeño, negocios sin ley

La mayor parte de este tipo de establecimientos se encuentran cobrando hasta 159 por ciento de interés anual, sin que la Profeco o el Ayuntamiento de Torreón tengan control de la situación

Por:  

lunes, 18 de agosto del 2008

    Las casas de empeño y bazares en Torreón se encuentran operando al margen de la ley, con tasas de interés anual desde el 48 hasta el 159 por ciento, cuando la legislación marca que no deben exceder del 2.5 por ciento, y lo peor es que la misma autoridad municipal, incluso Profeco, reconoce que la operación de estos negocios se encuentra sin ningún tipo de control.

    La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en Torreón, principal institución encargada de regular estos negocios en todo el país, no cuenta con un padrón actualizado, la Secretaría de Hacienda tampoco, lo mismo se puede decir del Programa de Actualización de Registro(PAR) y la Secretaría de Finanzas del Estado, en base a recaudación de rentas o pequeños contribuyentes, no puede hacer nada, porque tienen un amparo en contra.

    Según la Dirección de Inspección y Verificación deTorreón, un 30% de estos negocios no cuentan con licencia mercantil y el departamento de Ventanilla Universal de Torreón, contabiliza sólo 129 negocioscon licencia de funcionamiento mercantil en el rubro de montepíos.

    Sergio Lara Galván, subdelegado en Torreón de la Profeco, es claro: "No hay un padrón de bazares o casas de empeño, debido a que estos negocios están proliferando de una manera muy rápida".

    A decir de varios empleados y dueños de bazares con los que Semanario platicó, nadie recuerda cuándo fue la última vez que Profeco acudió a los negocios a hacer una verificación.

    se PASAN LA PELOTA
    Para José Guadalupe Barraza, director de Inspección y Verificación del Ayuntamiento de Torreón, cuando estos negocios no cuentan con licencia, abren para ver qué pasa, para ver si llega clientela. "Muchas veces", dice el funcionario, "prefieren cerrar el negocio a sacar licencia de funcionamiento".

    Según José García Triana, recaudador de Rentas en Torreón de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, no cuentan con un registro de las casas de empeño porque para que se registren con la dependencia es necesario primero presentar el contrato de adhesión con la Profeco, el cual marca las responsabilidades del negocio.

    La Profeco recién les confesó que efectivamente apenas están iniciando un proceso para controlar a los bazares. A decir de García Triana, la Profeco les aseguró que calculan que el 50% de todos los comercios de este tipo ya hicieron unasolicitud para la adhesión a la Profeco, el resto no se ha acercado. De ese total, únicamente un 50% ya fueron aprobados con los contratos de adhesión. En otras palabras, de todos los bazares y casas de empeño, únicamente un 25% tiene autorización. El resto está fuera de la ley.

    TASAS POR LOS CIELOS
    Francisco Herrera, gerente general del Monte de Piedad en Torreón, expresa que del año pasado a la fecha han aumentado las casas de empeño entre un 20 y un 30%, debido a la facilidad con que abren y cierran.

    En opinión del gerente del Montede Piedad, falta control en los bazares, pues dice que no hay nadie que los regule, además que no existe una instancia que les marque ciertas normas de control: "Las tasas nadie las supervisa", afirma.

    Herrera explica que el interés que ofrecen los bazares es del 10% mensual y que existen casos de hasta el 23%. Además aumenta por mes. "La gente paga más de lo que le hacen saber", asegura.

    Puso como ejemplo las casas de empeño llamadas "First Cash", las cuales tienen ocho sucursales en la Laguna, y que cobran un 23 por ciento de interés y con la necesidad de cubrir el pago forzosamente a un mes.

    Incluso, la misma Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), ha dado a conocer en diversas ocasiones que el préstamo en las casas de empeño es caro, con tasas de interés anual que van de 48 hasta el 159 por ciento, las cuales son mayores a las de los bancos, pues estos cobran una tasa anual que oscila entre los 16 y 30%. Así pues, los llamados "bancos de los pobres" otorgan crédito fácil, pero caro.

    Ante esta realidad, el recaudador de Rentas en Torreón de la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, José García Triana, acepta sin rodeos, "Para qué te echo mentiras, el control no está endeble, está sin control". Según estadísticas de la dependencia estatal en Torreón, alrededor de un 10% de estos negocios abren y cierran.

    Sin embargo, y volviendo con la cuestión de las tasas de interés, García Triana explica que la Ley del Estado de Coahuila, en su artículo 34 fracción 11 (ley publicada el 27 de diciembre de 2006), establece: "Que la cantidad que deberá pagarse por intereses en las casas de empeño o bazares, no deberá ser superior del 2.5%."

    No obstante, el recaudador ahonda: "Pero con el contrato de adhesión de Profeco, lo que hacen ellos es sumar intereses por gastos de administración tanto, gastos de esto tanto, gastos de almacenamiento tanto, más seguridad tanto y así llega a un 10 o máspor ciento y ya con eso se ampararon ellos y Profeco se los autoriza y no nos podemos meter".

    Continúa el funcionario: "Entonces ellos (el bazar) en tu recibo te deben de decir que es de 2.5% de intereses, más tanto de esto y de lo otro, allí Hacienda es la que debe de ver qué pasó y Profeco también".

    AMPARADAS
    Con esta información, Semanario cuestionó al funcionario sobre el trabajo que deben realizar, y que no están haciendo, a decir de su propia declaración.

    - ¿Pero por qué no se ha empezado a trabajar para tener mejor control?
    - Porque las casas de empeño están amparadas ante la ley. El juicio se está llevando a cabo, parece que lo vamos a ganar. Pero Profeco sí puede hacer algo.

    - ¿Entonces en estos momentos la dependencia no puedehacer nada?
    - Nosotros no podemos operar porque está el amparo, si ganamos yo me estoy preparando para decirle a Profeco y mandar una carta de invitación para registro de todo, simplemente nos estamos haciendo del conocimiento de las cosas.

    - ¿Hay descontrol de todos lados?
    - Pero están amparados contra el gobierno del estado de Coahuila, por la ley, pero no están amparados contra Profeco, ni contra el municipio. Muchos bazares tienen licencia para expender otras cosas, pero no para casa de empeño.

    También indica que hace año y medio les solicitaron un padrón de casas de empeño, mediante el Programa de Inspección Fiscal (PIF), donde se llevaron a cabo "barridos" de calles.

    En tal recorrido, agrega José García, se encontraron con que la mayoría de los bazares pertenecen a cinco o seis personas y que incluso algunos están a nombre de otra persona, las cuales, en muchas ocasiones, desconocen que el negocio está a su nombre.

    "Nosotros somos cobradores de impuestos, no nos correspondería esa investigación. Nos urge que ya tengan la licencia, porque incluso muchos no tienen la licencia municipal, que es la primera que tienen que tener como uso de suelo. También el Municipio tiene que entrarle, porque unos no están registrados como casas de empeño sino como otras cosas", manifiesta.

    NORMAS IGNORADAS
    En el país únicamente existen dos normas que regulan la actividad de las casas de empeño: Norma Oficial MexicanaNOM-010-SCFI-1994, la cual establece la tolerancia establecida para las básculas. Y a partir de enero de éste año, entró en vigor la NOM-179-SCFI-2007, servicios de mutuo con interés y garantía prendaria, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el primero de noviembre de 2007.

    La anterior norma establece los requisitos de información comercial que deben proporcionarse en las casas de empeño, así como los elementos que debe contener el contrato de adhesión de la Profeco para formalizar la prestación de estos servicios.

    Después de un recorrido de Semanario a distintos bazares y casas de empeño de Torreón, se encontró que los principales puntos que infringen los establecimientos, en base a la norma NOM-179-SCFI-2007, son:

    De los ocho rubros del punto 5 (de la información al consumidor), las casas de empeño no cumplen con la información mínima para el cliente, que se debe colocar de manera permanente y visible afuera del establecimiento, la cual debe contener:

    - Días y horario de servicio y atención de reclamaciones.

    - La tasa de interés anualizada que secobre sobre los saldos insolutos, el costo anual total y, en su caso los gastos por almacenaje.

    - El gasto de almacenaje, en caso de no recoger la prenda desempeñada, así como las condiciones de venta.

    En lo referente al punto 6 (del contrato), de 24 artículos que establecen lo quedebe contener el contrato, se infringen en cinco:

    - Nombre, denominación o razónsocial, domicilio, y Registro Federal de Contribuyentes del proveedor del servicio.

    - Nombre o clave interna del valuador y monto del avalúo.

    - Tasa de interés en términos anuales sobre saldos insolutos del préstamo por los días efectivamente devengados, en su caso, gasto de almacenaje, Impuesto al Valor Agregado, y demás gastos necesarios y útiles que hiciere el proveedor para conservar la prenda, que el consumidor debe cubrir al desempeño.

    - Las penas convencionales a las que, en su caso, se hace acreedor el proveedor por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales.

    - Instancias, procedimientos y mecanismos de información para la atención de reclamaciones, reposición del contrato por pérdida o destrucción, señalando los lugares, días y horarios deservicios.

    NEGOCIOS FANTASMAS
    A decir de Francisco Herrera,gerente del Monte de Piedad en Torreón, la problemática de los bazares radica en que cualquier persona puede poner un local, pintarle bazar y empezar acomprar y vender.

    Por eso insiste: "Profeco es quien debe de encargarse de supervisar las básculas en las cuales pesan el oro, que estén bien verificadas, que sean los gramos que son y de lo cual Monte de Piedad ha pasado niveles de calidad muy estrictos".

    Pero no es sólo eso, existe también el tema de los valuadores. Mientras los valuadores del Monte de Piedad son gente capacitada, que entra a una academia, a un instituto de valuadores con maestros de nivel internacional, quien valúa la mercancía de los bazares es, en su mayoría, según Herrera, gente que no tiene una capacitación. Lo hace a "ojo de buen cubero", por decirlo así.

    Además, la misma NOM-179-SCFI-2007 exige que en el contrato esté escrito el nombre o la clave interna del valuador. Uno de los rubros que, según un recorrido de Semanario, violan muchos de los bazares.

    Incluso Daniel, un empleado de un bazar del centro de la ciudad, un establecimiento que, en cuestión de papeles y registrosestaba en regla, asegura que la mayoría de las casas de empeño no están adheridas a la Profeco y mucho menos, dice, a Hacienda.

    "El problema con unos es que abren y a los tres días cierran y se clavan la mercancía, yo los he visto y pasa mucho", afirma sin titubeos el empleado.

    Además, asevera que existen bazares clandestinos: "Yo vivo por la Nueva Aurora y todo eso, ahí por la Rayón, están por debajo del agua. Pero esos son clandestinos, es que sí hay mucha competencia".

    - ¿Y qué tal el día?, pregunta el reportero.
    - Bien, ahí la llevamos. Ya casi termino el block (block de 250 boletas de empeño).
    - ¿Aquí estos bazares ya tienensu clientela, verdad?
    - Sí, hay clientes que han venido más de 10 veces, pero hay mucha competencia ya.
    - ¿Entonces sí es buen negocio?.
    - Es negocio, porque la gente que, viene no puede sacar préstamos del banco o se los niegan.
    - ¿Y conoces de lugares donde calibren mal las básculas?
    - Yo veo difícil que las calibren mal por lo mismo de la competencia, pero no dudo que los haya.
    - ¿Cuándo fue la última vez que vino la Profeco a hacer alguna revisión?
    - La neta no recuerdo cuando fue la última vez que vinieron a verificar las básculas ni nada de eso, y eso que tengo años aquí.
    - ¿Y cómo controlas los productos?, ¿Qué tal si son robados?
    - No se puede controlar, si nos pusiéramos a ver eso no vendría nadie y no tendríamos nada aquí.
    - ¿Y tienes capacitación para valuar la mercancía?
    - Sí tenemos.
    - ¿Quién te la dio?
    - La misma gente que está en el negocio, los dueños, la gente que tiene bazar.