México- Seguridad

- Seguridad

Carlos Montemayor González: El narcocharro

Con la captura del suegro de `La Barbie' se reveló la doble vida de un personaje que, por un lado, era el poderoso sucesor de su yerno y, por otro, un empresario que se ostentaba como miembro del Consejo de la Federación Mexicana de Charrería.

Por:  

sábado, 27 de noviembre del 2010

  • Foto: Archivo Vanguardia

Enclavado en Camino Real a Las Julianas, en Naucalpan, Estado de México, se ubica un majestuoso rancho llamado "Los Tres García".

En ese lugar, Carlos Montemayor González, suegro de Edgar Valdez Villarreal, "La Barbie", era el anfitrión de costosos eventos de la Federación Mexicana de Charrería a los que asistían diputados federales y funcionarios del Estado de México.

En este ambiente de caballos, toros, escaramuzas y jinetes, el hombre que heredó el liderazgo de "La Barbie" tras su presunta captura el pasado 30 de agosto, se movía como un respetado empresario bajo el nombre de Alejandro García Treviño, propietario del lienzo charro "Los Tres García".

El presunto narcotraficante se encumbró como miembro del actual Consejo Directivo Nacional de la Federación Mexicana de Charrería. Hasta el día de su captura, el pasado 23 de noviembre, ocupó el puesto de coordinador nacional de la Comisión Deportiva de esa asociación. Había sido elegido para el periodo 2008-2012.

Bajo ese perfil, el suegro de uno de los más peligrosos narcotraficantes del país disfrazaba sus verdaderas actividades delictivas de trasiego de cocaína.

Como apasionado de la charrería, organizaba eventos nacionales e internacionales que le permitían convivir con funcionarios del actual gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

Durante la presentación del narcotraficante ante los medios de comunicación, Eduardo Ramón Pequeño, jefe de la División Antidrogas de la Secretaría de Seguridad Pública federal, informó que hace cinco años, luego de que una hija de Carlos Montemayor González se casara con "La Barbie" en Acapulco, el hombre de 38 años fue víctima de amenazas constantes por parte de Los Zetas.

Eso lo obligó a cambiar su nombre por el de Alejandro García Treviño.

Y luego de emparentar con el ex jefe de los sicarios de los hermanos Beltrán Leyva, Carlos Montemayor se fue a vivir al Estado de México.

Ahí se hacía pasar como empresario en diversos eventos charros.

En ese mundo de torneos a caballo y toros, el presunto narcotraficante que tiene cargos en Estados Unidos por delitos relacionados con el tráfico de cocaína, logró pasar desapercibido.

"El Charro" mantenía nexos con personajes de primer nivel del mundo del narcotráfico, como Sergio Villarreal Barragán, "El Grande", quien lo introdujo al negocio de las drogas.

También logró establecer contacto con Arturo Beltrán Leyva, alias "El Barbas", asesinado durante un operativo de la Marina en Cuernavaca, Morelos; con Alfredo Beltrán Leyva, "El Mochomo", y José Jorge Balderas Garza, "El JJ".

Al mismo tiempo, convivía con personajes del mundo de la charrería.

En el lienzo charro "Los Tres García" realizaba torneos y competencias charras VIP, como se denomina a estos eventos por su categoría exclusiva. Ahí se daban cita equipos de charros provenientes de todo el país.

En sus competencias era común contar con la presencia de funcionarios del gobierno del Estado de México que acudían a la entrega de premios, inauguraciones y clausuras. Algunos incluso iban en representación del gobernador Enrique Peña Nieto.

Así quedó constatado en el registro de eventos de la Federación de Charrería.

En noviembre de 2009, Carlos Acra, del Instituto Mexiquense del Deporte y Cultura, representó al gobernador priista en la clausura del segundo Torneo Nacional VIP efectuado en "Los Tres García".

En ese mismo evento, Alejandro García Treviño, en su papel de integrante de la Comisión Deportiva de la Federación de Charrería, convivió con los diputados federales David Sánchez Guevara, de Naucalpan; Miguel Pompa Corella, de Sonora, y Ricardo Sánchez Gálvez, de Sahuayo, Michoacán, quienes acudieron como sus invitados.

Sin embargo, aunque la información de estas reuniones consta en el registro de la Federación Mexicana de Charrería, Alejandro García o Carlos Montemayor evitaba ser fotografiado.

A pesar de su captura, el sitio oficial de la Federación Mexicana de Charrería, www.charreriafed.com, lo reporta aún como actual miembro de su Consejo Directivo y propietario del lienzo charro más grande del Estado de México.

El video titulado "Levantamiento y ejecución de los veinte michoacanos por órdenes de Carlos Montemayor" dura un minuto con nueve segundos y fue subido a la red social por alguien que se identificó como "Brazorojo".

Se escucha la voz de una persona que les pregunta: "¿Por qué mataron a los michoacanos?".

-Porque nos ordenó Sóstenes, Picachu, Tilde, Toribio y Diego.

-¿Por orden de quién?

-Por órdenes de Carlos Montemayor.

-¿Cómo le apodan a ese señor?" -cuestiona nuevamente la voz.

-Le apodan "El Charro" o "El Compadre" -responde uno de los hombres.

-¿A dónde los iban a llevar?

-Los íbamos a llevar a Cuernavaca, pero se nos calentó el terreno por los soldados.

-Y después, ¿cuáles fueron las órdenes?

-Y las órdenes fueron que los enterráramos aquí en el poblado de Tres Palos.

-Pero, ¿por qué se desató toda esta masacre?" -les preguntan nuevamente.

-Todo esto se hizo por La Familia Michoacana. porque nos quitó la plaza de (Ciudad) Altamirano.

Después de que se hizo público ese video, los dos hombres aparecieron muertos. El asesinato se lo adjudicó el autodenominado Cártel Independiente de Acapulco (CIDA).

Tras la captura de Carlos Montemayor en el restaurante del Hotel Distrito Capital en la zona de Santa Fe, en la Ciudad de México, Eduardo Ramón Pequeño, jefe de la División Antidrogas de la SSP, dijo que el suegro de "La Barbie" reconoció que sus rivales del Cártel Independiente de Acapulco ejecutaron a los michoacanos, pero luego lo acusaron a él.

Esta versión difundida por las autoridades federales precisa que el levantón y la posterior ejecución de los 20 michoacanos fueron producto de una confusión, ya que creyeron que eran integrantes de La Familia, según reveló Montemayor González.

"Él señala que lo del levantamiento de los 20 michoacanos fue una confusión, que los confundieron con gente de La Familia Michoacana, que pensaban que estaba entrando a la plaza", declaró Carlos Montemayor González ante la División Antidrogas.

Los integrantes del CIDA -célula que según Montemayor González es responsable de la ejecución- son Moisés Montero, "El Coreano"; Carlos Antonio Barragán Hernández, "El Melón"; Benjamín Flores Reyes, "El Padrino"; Hever Jair Sosa Carvajal, "El Cremas", y Christian Hernández, "El Cris", quien es hijo del ex lugarteniente del Cártel de Juárez, Arturo Hernández González, "El Chacky", actualmente preso en el Altiplano.

EL CHARRO SALE A LA LUZ PUBLICA

Un mes antes de la presunta captura de "La Barbie", ocurrida en agosto de este año, fueron colgadas cuatro narcomantas en diversos municipios de Morelos.

En ellas, por primera vez salía a la luz pública el nombre de Carlos Montemayor como suegro de "La Barbie".

En los textos de dichas mantas, supuestamente firmadas por integrantes del Cártel del Pacífico Sur, se amenazaba de muerte a Edgar Valdez, pero también hacían alusión a "tu suegro Carlos Montemayor (El Compadre) y que se hace llamar Alejandro García `El Charro'".

Días después de la presunta captura de "La Barbie", Carlos Montemayor González, de 38 años, asumió el liderazgo de la organización por instrucciones de su yerno.

"La Barbie" le pidió que contactara a Víctor Emilio Valencia Espinosa, "El Doctor", para que le indicara quién tenía que cobrar el dinero que le debían por un cargamento de droga.

Después, en un video subido a YouTube el 3 de noviembre pasado, dos hombres confesaron haber matado a los 20 michoacanos levantados en Acapulco por órdenes de Carlos Montemayor González.

En esa confesión filmada, los dos hombres aparecen sentados en una escalera y con visibles señales de golpes. Acusaron al cártel de La Familia Michoacana de haber desatado una escalada de violencia en el país.

Estos hombres, indicó Eduardo Ramón Pequeño, trabajaban en la organización de "La Barbie"; sin embargo, tras la captura de éste, no aceptaron el liderazgo de Montemayor González, por eso decidieron independizarse.

"Él (Montemayor, tras la detención de `La Barbie') entabla comunicación con la célula de Acapulco con la intención de decirles que se tranquilicen, que todo sigue igual, y a partir de esos momentos ellos rompen con Montemayor", señaló Pequeño en la conferencia de prensa del pasado 24 de noviembre.

 
LO TENIAN UBICADO

Desde hace un mes, la Policía Federal le seguía la pista muy de cerca. Lo ubicaron en su faceta de empresario como propietario del rancho "Los Tres García".

Con la captura del suegro de "La Barbie" se cierran dos capítulos, el de Carlos Montemayor González, el poderoso narcotraficante que sucedió a Edgar Valdez Villarreal, y el de Alejandro García Treviño, el empresario que vestido de charro se ostentaba como miembro del Consejo de la Federación Mexicana de Charrería.

El mismo que en su majestuoso lienzo fue anfitrión de charros, funcionarios del Estado de México y diputados federales.