Sociedad- Sociedad

- Sociedad

Bullying: El enemigo escolar silencioso

Cada vez son más los niños que son víctimas de acoso escolar. En la mayoría de los casos no se atreven a decir lo que sucede

Por:  

lunes, 28 de marzo del 2011

  • Foto: vanguardia/ Archivo

El bullying o acoso escolar siempre ha sido uno de los problemas más graves dentro de las instituciones educativas debido a que afecta el estado de ánimo de un niño u adolescente causándole en algunos casos una grave depresión que puede llevarlos incluso al suicidio.

Desde hace poco tiempo México ha puesto especial atención en atender a niños víctimas del bullying, asociaciones y las propias instituciones educativas han lanzado campañas para que este problema sea aún más conocido y así erradicar poco a poco esta problemática.

Sin embargo ¿Quiénes son más propensos? ¿Cómo podemos identificar si nuestro hijo es víctima de acoso escolar? ¿Qué señales da? Y, en caso de que suceda, ¿Cómo podemos atenderlo?

Anacelia Delgado, Coordinadora del Centro de Atención en Integración Familiar (CAIF) Saltillo Sur explica las interrogantes.

"Los niños que sufren bullying o acoso escolar son niños pasivos, un tanto inseguros que no se atreven a poner un límite hacia aquellos compañeros de la misma edad o más grandes ante alguna agresión física" explica Delgado.

En ocasiones los niños que son tranquilos o no les gusta meterse con nadie son también un blanco fácil.

Añade que algunas de las situaciones más comunes de acoso escolar son esconder la mochila del niño u adolescente, hacer comentarios agresivos cuando participan en clase o pasan al pizarrón, acoso en sanitarios o recados agresivos hacia sus características personales.

Aunque pueden parecer conflictos simples o "juegos de niños" la realidad es que haciéndolos repetitivos se vuelven un gran problema en la vida de aquellos que se enfrentan a este tipo de situaciones.

Existen varios tipos de bullying: El físico, el emocional y más recientemente el cyberbullying.

No distingue clases

El bullying no es propio de una clase social, todos son vulnerables a sufrir acoso y se presenta tanto en instituciones públicas como privadas.

"Me toco trabajar con una niña, está en sexto de primaria, estaba en un colegio particular y desde cuarto de primaria le decían que era una gata, son situaciones y palabras muy fuertes. Después de dos años la mamá se enteró porque la niña no le había comentado nada" comenta Delgado.

Señales de alarma

Los niños u adolescentes que sufren acoso escolar mandan señales a sus padres para que sepan lo que está pasando, por lo general, explica Delgado, no comen, comienzan a estar distraídos, si son niños pequeños pueden padecer eneurosis y en algunos casos pueden presentar marcas o moretones en el cuerpo señal de que están siendo agredidos físicamente.

Además es importante que los padres conozcan y estén al pendiente de sus hijos para así poder detectar cualquier conducta anormal en ellos.

Solución y Prevención

En caso de haber detectado que un niño u adolescente está sufriendo bullying lo que se hace en la mayoría de los casos es acudir a una terapia psicológica para que la persona recupere su valía personal y poco a poco vaya desarrollando el poner límites en aspectos que le molestan o en cosas que no desea realizar.

El papel de la educación

La coordinadora de CAIF Saltillo sur resaltó la importancia que tienen los profesores de detectar algún problema de bullying en el salón de clases.

"Generalmente en la escuela, los maestros tienen gran responsabilidad de estar al pendiente de cómo es el desenvolvimiento del niño y qué esta pasando en el salón de clases, tu como maestro debes conocer a tu grupo, a tus alumnos, y ahí es donde viene lo del lenguaje no verbal si antes participaba y ya no algo está pasando" menciona

En niveles como secundaria y preparatoria ha afectado que la figura del orientador vocacional esté practicamente desapareciendo, esto representa un problema más ya que el orientador es el enlace entre el joven, la escuela y el padre de familia, además, en ocasiones resulta ser la persona a la que los adolescentes le suelen tener más confianza en una institución.

Delgado añadió que las escuelas deben capacitar constantemente a los maestros con el objetivo de que puedan ayudar a sus alumnos cuando se presente algún problema ya sea personal o académico.

Ante el aumento de casos de bullying los CAIF han optado por proporcionar pláticas informativas en instituciones educativas públicas y privadas con el fin de prevenir y erradicar esta problemática que afecta cada vez más a los niños y adolescentes en México.

 

¿Dónde sucedió?