México- Politica

- Politica

Arturo Montiel y Maude Versini: Un divorcio de 300 millones de pesos

Toluca, Edomex.- El juicio de divorcio que la ciudadana francesa Maude Versini libra contra Arturo Montiel podría revelar que la fortuna del ex gobernador mexiquense es mucho mayor que la que las propias autoridades han reconocido que tiene.

Por:  

miércoles, 26 de septiembre del 2007

    Ninguno de los abogados que conoce del caso quiere declarar públicamente sobre las cláusulas y forma de ejecución del contrato conyugal que establecieron Montiel y Versini.

    Sin embargo, fuentes allegadas al caso aseguran que la aún esposa del mexiquense exige 20 millones de euros (equivalentes a más de 300 millones de pesos) por consumar la separación.

    De acuerdo con los documentos que forman parte de la investigación que se le siguió a Montiel el año pasado por supuesto enriquecimiento ilícito, peculado y tráfico de influencias, y de la cual resultó exonerado, el priísta posee una fortuna estimada entre 105 y 110 millones de pesos.

    También se explicó en aquella averiguación, realizada por la Procuraduría mexiquense, que el patrimonio de Montiel se redujo en 30 millones durante su mandato, que cubrió el periodo de 1999 a
    2005. Esto es, de no haberse dado esta reducción, los bienes del priísta ascenderían a 140 millones de pesos.

    En todo caso, el contrato matrimonial es clave para saber si el ex gobernador tiene otros bienes distintos a los declarados durante las investigaciones en su contra.

    La demanda

    En la demanda de divorcio de Maude Versini contra Arturo Montiel, la ciudadana francesa sólo podrá disputarle legalmente al ex gobernador del Estado de México los bienes adquiridos en común y que formen parte del patrimonio declarado por el político en la investigación que se le siguió el año pasado, de la cual salió limpio.

    El matrimonio de Montiel y Versini está regulado por un contrato conyugal, en donde está en juego un patrimonio que permanece en secreto, pues ninguno de los abogados que conocen del caso quiere declarar públicamente sobre las cláusulas y forma de ejecución del documento privado.

    Fuentes cercanas a la representación de Versini señalan que en la demanda de divorcio, abierta desde Francia, la aún esposa de Montiel pide 20 millones de euros (300 millones de pesos) para ella y sus hijos, lo que representa más del triple de la suma que las investigaciones judiciales encontraron como patrimonio personal.

    En todo caso, el contrato matrimonial es la clave para saber si el ex gobernador tiene bienes distintos a los declarados durante las investigaciones en su contra.

    No obstante, la pareja tendría la posibilidad de llegar a un acuerdo extrajudicial, donde, de forma privada, convengan en una repartición de los bienes.

    Formalmente, además de la pensión alimenticia para los tres hijos menores de la pareja, Montiel y Versini se disputarán bienes comprados en común durante su enlace, que fue de más de cinco años y que, según los documentos ministeriales, sumarían unos 38 millones de pesos.

    Esos 38 millones son, a su vez, sólo una tercera parte de la fortuna de Montiel, que es de entre 105 y 110 millones de pesos, según la Secretaría de la Contraloría del Estado de México y lo que consta en pruebas ministeriales recabadas en 2006.

    De acuerdo con los documentos oficiales utilizados en las investigaciones en contra de Arturo Montiel, el patrimonio del ex gobernador se redujo entre 1999 y 2005 en unos 30 millones; su declaración patrimonial de hace ocho años avala una fortuna de aproximadamente 140 millones de pesos, aunque actualmente le quedan entre 105 y 110 millones.

    En contraparte, el Partido Acción Nacional en el Estado de México insiste en que Montiel posee una fortuna superior a los 50 millones de dólares, que no tenía cuando llegó a la gubernatura en 1999, y que el proceso de divorcio con Versini servirá para desenmascarar al priísta.

    De las indagatorias por enriquecimiento ilícito, peculado y tráfico de influencias a que fue sometido Montiel -que lo dejaron fuera de la contienda por la candidatura presidencial del PRI- se colige que el ex gobernador utilizó la liquidez que tenía en 1999 para comprar bienes inmuebles y acciones en al menos tres empresas.

    Según la averiguación previa TOL/DR/I/1434/05, el ex aspirante presidencial, antes de casarse con Versini ya poseía una finca en Atlacomulco, que está valuada en 70 millones de pesos (aunque Montiel pagó hace 20 años unos tres); una casa con un valor de cuatro millones de pesos en Tonatico y la casa de Valle de Bravo en el fraccionamiento El Santuario -de 6 millones-, donde Maude y Montiel se casaron el 23 de junio de 2002. Todas se encuentran en el Estado de México.

    Durante el matrimonio con Maude, Montiel utilizó el efectivo que tenía para comprar bienes inmuebles, como su actual domicilio en el fraccionamiento de San Carlos, en Metepec, con un valor comercial de cinco millones de pesos; un departamento en el Bosque de Boulogne, en París, con un costo de 17 millones de pesos, comprado a través de una empresa inmobiliaria propiedad de
    Montiel y Versini, y un departamento de 240 metros cuadrados en Careyes, Jalisco, con valor de unos 6 millones de pesos.

    Durante las diligencias, Montiel pudo comprobar que desde 1979 es accionista de la empresa Quetzal, dedicada a la construcción de cocinas; que en 1982 constituyó la empresa Calefa Construcciones y 10 años después vendió sus acciones; que de 1982 a 1989 se dedicó a la construcción y venta de vivienda de interés social, interés medio y residencial en Toluca y Metepec; además, tuvo una empresa dedicada a transportar fertilizante y materiales de construcción, y que en 1984 estableció la empresa Desvastes y Trefilados, dedicada al recocido de alambre para la construcción.

    Durante su matrimonio con Versini, Montiel se asoció con otras cuatro personas en la empresa Servicios Inmobiliarios del Centro EM. En 2003, la empresa compró un terreno en el poblado de Chamela, municipio de La Huerta, Jalisco; posteriormente, Montiel invirtió 11 millones de pesos para la construcción de una casa.

    De no llegar a un acuerdo legal o extrajudicial con base en el contrato matrimonial firmado por la pareja, Versini puede presentar en los documentos de divorcio una demanda para una repartición de bienes distintos a los investigados el año pasado por la Procuraduría General de la República y la Procuraduría de Justicia del Estado de México.

    Sin embargo, si se comprueba que esos bienes efectivamente son de Montiel, Versini podría ser acusada del delito de encubrimiento, ya que como esposa del ex gobernador declaró una vez ante la autoridad ministerial sobre el patrimonio de su esposo y nunca mencionó que existieran más propiedades.

    Lo investigaron sin hallar anomalías

    La investigación a la fortuna de Montiel se destapó durante las precampañas a la Presidencia, y si bien salió limpio del proceso, fue uno de los factores que lo sacaron de la contienda partidista por la candidatura.

    El 25 y 28 de octubre de 2005 se presentó ante la PGR una denuncia contra Montiel por usó indebido de atribuciones, peculado, enriquecimiento ilícito, operaciones con recursos de procedencia ilícita, lavado de dinero y delincuencia organizada.

    El 23 de marzo de 2006, por acuerdo del Procurador de Justicia mexiquense, se creó la fiscalía especial para investigar el caso.

    El 27 de noviembre de ese mismo año, la fiscalía señaló que tras el análisis de más de 160 propiedades, no se encontró relación entre Montiel Rojas y ningún prestanombres.
    Abrirían nueva indagación

    El Congreso del Estado de México cuenta con argumentos, indicios y documentación que permitirán reabrir las investigaciones sobre la fortuna del ex gobernador Arturo Montiel, informó ayer Domitilo Posadas Hernández.

    El presidente del Poder Legislativo del Estado de México dijo que también se presentará una solicitud a la Procuraduría General de Justicia del Estado de México para que inicie una investigación judicial en contra de Montiel Rojas, para determinar el monto de sus bienes y de los recursos líquidos con que cuenta.

    El diputado local perredista explicó que ambas investigaciones deberán partir del hecho de que la pareja de Montiel -Maude Versini- quien ha presentado una demanda de divorcio, habría demandado un contrato de separación equivalente a 300 millones de pesos, lo cual -dijo-evidenciaría que, si ese es el costo de la disolución matrimonial, "su fortuna puede alcanzar el triple" de ese monto, lo cual no concuerda con los ingresos oficialmente declarados durante seis años por el ex gobernador.

    A una pregunta expresa, afirmó que el Congreso mexiquense no falló al revisar y calificar las cuentas públicas del sexenio de Montiel, porque los legisladores actuaron de buena fe y revisaron la información que el gobierno del priísta quiso entregarles. (Excélsior/La Jornada)