Irresponsabilidad. Vecinos de las escalinatas del barrio de Santa Anita amontonan sus bolsas de basura en la fuente ornamental. / Marco Medina
La problemática radica en que el camión recolector está imposibilitado para recoger las bolsas de basura en la puerta de esas viviendas

Ante la falta de un espacio adecuado para dejar la basura, vecinos de las escalinatas que conducen hacia el barrio de Santa Anita, a un costado de la calzada Antonio Narro, utilizan la fuente que está en ese punto para apilar sus desechos, aprovechando que desde hace muchos años ese ornamento está descompuesto.

Además de generar una mala imagen para este popular barrio de Saltillo, la mayor problemática es que los perros y demás fauna se dedican a romper las bolsas y regar la basura, con lo cual se generan malos olores e incluso la posibilidad de infecciones.  

La problemática radica en que el camión recolector está imposibilitado para recoger las bolsas de basura en la puerta de esas viviendas, por ese motivo los vecinos tienen que bajar las escalinatas para agrupar las bolsas en este punto, en espera de que los trabajadores municipales pasen a recogerlas.

Sin embargo, a pesar de que el camión recolector pasa por ese sector los martes, jueves y sábados por la tarde, hay algunos vecinos que dejan sus bolsas con muchas horas de antelación, con lo cual van en contra del reglamento municipal de limpieza.  

Foto: Marco Medina

Quienes residen en las viviendas a un costado de las escalinatas señalan que es la única opción, ya que en otro punto son los automovilistas los que derriban y esparcen las bolsas, por lo que no encuentran otra solución.

Indicaron que si la fuente funcionara y si todas las luminarias encendieran otra cosa sería, también dijeron requerir una especie de depósito para colocar las bolsas con su basura de una manera más discreta.

“Hace como 12 años que vinieron a arreglar aquí las escalinatas y lo demás, pero la fuente duró muy poco tiempo funcionando y ya después la comenzaron a utilizar para dejar ahí su basura, ahí es donde pasa el camión a recogerla”, comentó uno de los vecinos.

A pesar de que estas personas han solicitado la atención de las autoridades, no han recibido ninguna respuesta, VANGUARDIA acudió al medio día de este jueves por tercera ocasión al sitio y de nueva cuenta captó imágenes muy similares de este problema.