Fotos: JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA
El voraz incendio que redujo a la nada a Tacos Checo, puso en actividad a Twitter y Facebook, los mensajes de apoyo se replicaban

Los Tacos de Checo, ese local que ahora sabemos frágil y estuvo ubicado por 26 años en la calle de Abasolo, en la colonia Guanajuato, vio nacer su fama por el boca a boca de los estudiantes del norte de Saltillo en 1991.

Su manera de preparar la carne; al carbón y en trompo, las generosas porciones y la atención esmerada, se ganaron la confianza de los jóvenes, que cada fin de semana volvieron una tradición pasar por ese lugar, que se mantenía abierto hasta muy entrada la madrugada.

JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA

No sorprendió entonces que los seguidores fieles, los asiduos clientes de la famosa taquería expresaron sus muestras de apoyo a los dueños, luego de la tragedia que redujo a cenizas el negocio de comida.

En su página de Facebook, Tacos de Checo expresó su agradecimiento por las muestras de cariño y consternación y prometieron reabrir lo más pronto posible.

JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA

¡QUÉ VENGAN LOS BOMBEROS!
> La calles de Abasolo, en su cruce con José Cárdenas, se cerró al tráfico, se temía que el fuego se extendiera.
> Fueron pocos los habitantes que siguieron las indicaciones de Protección Civil de evacuar sus áreas de trabajo.  

Insólito. Hasta Norberto Ontiveros Leza, Subprocurador Ministerial de la Procuraduría General de Justicia del Estado se hizo presente / JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA
JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA
JUAN FRANCISCO VALDÉS/OMAR SAUCEDO/MARCO MEDINA