VIDEO. En plaza de toros de la CDMX se presentó un momento que paralizó a los espectadores

El torero Antonio Romero sufrió una terrible cornada la tarde de ayer en la Plaza de Toros México.

El matador azteca terminó con una gravísima lesión en el recto, ya que al encontrarse tendido en la arena, el toro lo embistió y recibió una cornada de un toro de la ganadería de Piedras Negras, que llevaba 22 años sin estar en la 'Monumental'.

A pesar de que Romero era el que mejor estaba toreando, no se salvó de la bravura que presentó el animal y terminó con el pitón incrustado en tan delicada zona.

El matador se encuentra con una herida muy grave en la zona ano-rectal y se le tuvo que practicar una colostomía, señaló el medio Mundotoro.