Archivo
Banxico encarece por octava ocasión en 18 meses el dinero, busca controlar alza inflacionaria

Por octava ocasión consecutiva en los últimos 18 meses, las tasas de interés fueron aumentadas por el Banco de México, alcanzando un nivel no visto desde abril de 2009, cuando se vivían los resabios de la crisis financiera mundial. 

La autoridad monetaria consideró que este aumento es un reflejo de su preocupación por el aumento de la inflación en el transporte público y para evitar un contagio por el efecto del tipo de cambio, por lo que este indicador se ubicó en 6.75%.

De esta manera, el banco central se desmarcó del Sistema de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y, contrario a lo que esperaban los analistas, optó por seguir con el ajuste monetario que inició desde el 29 de septiembre de 2016.

Hacia delante, advirtió que la política monetaria seguirá en terreno restrictivo si es necesario, porque no cesarán en incidir en el comportamiento de la inflación.

La Junta de Gobierno, que preside Agustín Carstens, estuvo de acuerdo en que era necesaria otra dosis monetaria para desafiar a la inflación y no permitir que un dólar caro se traspase a los precios al consumidor.

El gobernador y subgobernadores del Banxico coincidieron en que estos choques externos se dieron de manera simultánea y de una magnitud que afectaron a la inflación y las expectativas de corto plazo, pero hasta el momento no se han presentado efectos de segundo orden. 

Lo más preocupante para el banco central es que la inflación subyacente (el indicador que elimina los precios volátiles) se situó en 4.72% en el cuarto mes, y continuó presentando una tendencia al alza como reflejo de la depreciación acumulada del peso y de los efectos indirectos derivados de los precios de los energéticos.

La inflación no subyacente anual también sigue creciendo, porque en abril escaló a 9.25%, como resultado de los aumentos en los precios de los energéticos, los incrementos de algunos productos agropecuarios y en las tarifas autorizadas en el transporte.

Banxico prevé que en los próximos meses la inflación general anual siga afectada temporalmente, en especial por el alza en el transporte y de algunos productos agropecuarios. 

Vanguardia