Montaje de la evolución del "heli-taxi" por una gran ciudad, por encima del tráfico .Foto: Airvinci Canadá
Heli-taxi es un helicóptero ultraligero que prestará servicio en las ciudades para trasladar al usuario automáticamente, siguiendo una ruta y maniobras programadas, todo bajo control remoto.
El pasajero o piloto que disponga de la licencia de vuelo adecuada, comparable al permiso de conducir de un coche, podrá tomar el control de la aeronave, aunque se prevé que el pilotaje siempre será automático y a distancia, en lugar de manual"...
Markus Engelhart, director del proyecto

En el futuro usted podrá llamar un taxi-cóptero o heli-taxi desde su teléfono móvil e indicarle un destino y este aparato aéreo de pequeño tamaño lo recogerá y lo trasladará de forma automática, permitiéndole sobrevolar los atascos de vehículos, sin estrés ni demoras.

Este es uno de los principales usos previstos para el helicóptero unipersonal, para un pasajero sentado y con piloto automático controlado a distancia Airvinci (www.airvinci.com), desarrollado en Toronto, Canadá, por un equipo de técnicos dirigido por el arquitecto Tarek Ibrahim y el economista Markus Engelhart.

Este helicóptero tendrá 2,1 metros de ancho y 2.7 metros de alto, pesará 115 kilos (lo que permite clasificarlo dentro de la categoría de aeronave ultraligera) y se posará sobre tres gruesas patas, de acuerdo a su ficha técnica.

CON DOS MOTORES INDEPENDIENTES

El Airvinci podrá transportar en su cabina un peso similar al suyo propio (repartido entre el pasajero y su equipaje) y volar de 1 a 5 horas ininterrumpidamente, a unos 400 metros de altitud (aunque es capaz de subir a los 3,000), operando en un radio de 100 kilómetros y pudiendo alcanzar los 70 kilómetros por hora, según sus creadores, que construyen ahora el primer prototipo.

Equipado con dos motores independientes, que mueven un rotor con 6 palas o ‘ventilador de flujo guiado’, situado en su parte superior dentro de un anillo de protección, y dotado de un paracaídas para mayor seguridad, el Airvinci volará controlado a distancia y siguiendo una ruta preprogramada. Su primera versión se probará este mismo año, según la compañía.

“Ya funcionan en distintas ciudades del mundo servicio de taxis que se pueden llamar desde el móvil mediante una aplicación o ‘app’, ofreciendo por anticipado un cálculo aproximado del viaje en función del itinerario a seguir, y que se pueden pagar mediante una tarjeta de crédito, pero hay un problema que estos sistemas no pueden soslayar: el tráfico”, señalan desde Airvinci.

Añaden que estar a bordo de un taxi en un atasco, mientras los nervios aumentan, el tiempo pasa y el reloj del taxímetro sigue corriendo y aumentando la cuenta, no es agradable ni tampoco invertir una hora en llegar a un aeropuerto que está a unos veinte kilómetros de distancia, como es habitual en algunas urbes.

“¿Qué ocurriría si el pasajero pudiera volar al aeropuerto en vez de ir por calles y carreteras, llamando a un helicóptero en vez de a un coche, asegurándose su llegada a destino en 20 minutos, pudiendo elegir entre un recorrido directo y otro panorámico que sobrevuele algunos puntos emblemáticos de la ciudad y todo por el mismo precio de un viaje en taxi convencional?”, se pregunta Markus Engelhart, director de proyecto de esta empresa.

Según Engelhart, este servicio al que denomina ‘heli-taxi’ no estará reservado para pasajeros VIP o gente adinerada, sino que será accesible a la mayoría de los ciudadanos, porque el helicóptero que están desarrollando y construyendo es muy compacto y apto para despegar y aterrizar en un entorno urbano y tendrá un bajo coste de mantenimiento, lo que abaratará su uso.

“Cuando este sistema esté operativo, un usuario podrá llamar al ‘heli-taxi’ que esté más cercano mediante una ‘app’, que le informará el tiempo de llegada al punto de partida y cuando la máquina llegue, la persona se identificará mediante un sistema de autentificación de identidad por medio de teléfono celular”, añade.

EN VUELO LIBRE O BAJO CONTROL REMOTO

“El pasajero subirá a bordo del helicóptero, donde será recibido a través de una pantalla por el instructor del centro de control, quien le indicará que se abroche el cinturón y confirme la opción de ‘Vuelo Automático’. Enseguida el ‘heli-taxi’ seguirá un vuelo previamente programado hasta su destino, en pocos minutos y sin sufrir atascos de tráfico”, adelanta.    

Según Airvinci, este sistema también posibilitará hacer paradas durante el trayecto para realizar compras o gestiones, mientras el aparato permanece en espera en el exterior de la tienda u oficina, y también ofrecerá la opción de ‘Vuelo Libre’, con la que el pasajero podrá asumir el control de la máquina, siempre que disponga de permiso adecuado para pilotar aeronaves ultra-ligeras.

Además de trasladar al usuario, el "heli-taxi" tiene la posibilidad de hacer una visita aérea turística panorámica por la ciudad donde opere. Foto: Airvinci Canadá

“Los vuelos realizados se cargarán automáticamente en la cuenta bancaria o tarjeta de crédito del usuario y se prevé instalar paradas de ‘heli-taxis’ en los aeropuertos y puntos estratégicos de la ciudad”, según Engelhart, quien adelanta que este aparato también podrá dedicarse a tareas de extinción de incendios, búsqueda y rescate de personas en tierra y agua, o para volar por diversión.

El Airvinci puede transformarse en  un ‘dron’, si se le quita el compartimento destinado al pasajero, y se acoplan el sistema propulsor a las tres patas de apoyo, señalan los canadienses.

Dentro de poco podríamos asistir a esta imagen en los aeropuertos donde se alquilarían "heli-taxi" para llegar a tiempo por encima del tráfico. Foto: Airvinci Canadá

“En su opción de ‘vuelo autónomo’ el ‘heli-taxi’ será controlado por ordenadores en todas las etapas de vuelo, desde un centro de control remoto con un radio de acción de decenas de kilómetros y la capacidad de reaccionar a cualquier mal funcionamiento para garantizar la seguridad, la cual se reforzará con otras tecnologías redundantes de comando a distancia”, señala Engelhart a Efe.

“En situaciones de emergencia siempre habrá un operador disponible en el centro de control para poder solventarlas”, señala.

El "heli-taxi" llevará al cliente hasta su casa en un radio de acción de unos 100 kilómetros. Foto: Airvinci Canadá

“El pasajero o piloto que disponga de la licencia de vuelo adecuada, comparable al permiso de conducir de un coche, podrá tomar el control de la aeronave, aunque se prevé que el pilotaje siempre será automático y a distancia, en lugar de manual, cuando haya que maniobrar en espacios aéreos estrechos o bien despegar o aterrizar entre edificios muy altos”, matiza Engelhart.

Consultado sobre cómo se protegerán las piernas del pasajero o piloto de la lluvia, las partículas que mueve el viento o el impacto de un ave (que en las imágenes del prototipo aparecen expuestas al aire libre),  Engelhart responde que en los futuros modelos producidos en serie, la cabina estará cubierta por completo para proteger al viajero de las condiciones ambientales adversas.

Fotomontaje de cómo podría llegar hasta lugares inaccesibles desde el aire el "heli-taxi". Foto: Airvinci Canadá

DESTACADOS:

-- El 'heli-taxi' Airvinci es un helicóptero de 2,1 metros de ancho, 2,7 metros de alto y 115 kilos de peso, que transportará en su cabina a un pasajero y su equipaje, dentro de un radio de 100 kilómetros de la central, a 70 kilómetros por hora y a unos 400 metros de altitud, según sus desarrolladores canadienses.

-- “En su opción de ‘vuelo autónomo’ el ‘heli-taxi’ será comandado por ordenadores desde un centro de control remoto con capacidad de reacción ante cualquier mal funcionamiento para garantizar la seguridad”, señala a Efe Markus Engelhart, jefe de proyecto de Airvinci.

-- Según Engelhart, este servicio no estará reservado para pasajeros VIP o gente adinerada, sino que será accesible, porque el helicóptero que están desarrollando y construyendo es muy compacto y apto para despegar y aterrizar en un entorno urbano y tendrá un bajo coste de mantenimiento, lo que abaratará su uso.

Por Ricardo Segur/EFE-Reportajes