El 3 de enero, Ford anuló su inversión por mil 600 mdd en México. Foto: Cuartoscuro
280 hectáreas son las que el Gobierno de San Luis Potosí le había otorgado a la empresa Ford para la nueva planta, que fue cancelada.

CDMX.- San Luis Potosí está por terminar las negociaciones para que Ford regrese los terrenos que le fueron dados para que construyera una planta en ese estado, la cual finalmente canceló en enero pasado.

El Gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, destacó que la relación entre el Gobierno estatal y la firma automotriz estaba sustentada en una serie de incentivos.

El 3 de enero pasado, Ford anuló su inversión por  mil 600 millones de dólares (mdd) en México, lo que fue visto como una victoria para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha criticado a esa y otras automotrices por invertir en México y no llevar empleos a Estados Unidos.

Dos días después, el Gobierno de San Luis Potosí informó que la automotriz debía regresar las 280 hectáreas que le habían sido otorgadas por el Gobierno.

“En los planes de las empresas en general nunca se les pide un informe, y lo mismo aplica cuando deciden ampliar, posponer o cancelar determinado proyecto, tal y como sucedió con esta empresa automotriz”, expresó Carreras López en una reunión con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Destacó que, en los últimos años, el estado ha generado 400 mil empleos formales y 30 mil nuevos en esta presente administración.

En relación con la posible llegada de la marca Mitsubishi al estado, no hay nada confirmado, pero sería una excelente noticia, señaló Carreras López en la reunión a donde también asistieron el presidente del Cluster Automotriz del estado, Alejandro Veraza, así como el secretario de Desarrollo Económico, Gustavo Puente, y Eduardo Solís, presidente de la AMIA.