Foto: Archivo
El órgano recaudador indicó que tiene datos de 174 mil mexicanos con cuentas en EU, a los cuales se les podrá realizar una auditoría si no cumplen con sus obligaciones fiscales en el país.

Ciudad de México.- Con el programa de retorno de capitales que implementa este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) espera superar los mil 250 millones de pesos recaudados en 2009.

El SAT presentó el esquema de retorno de inversiones para 2016, el cual inició en enero y termina en junio, indicó Lizandro Núñez, administrador general de recaudación de la dependencia.

Precisó que, de acuerdo con cifras oficiales, los mexicanos en el extranjero tienen inversiones que alcanzan entre 55 mil y 60 mil millones de dólares, lo que representa casi un billón de pesos, pero aclaró que no todo ese dinero puede repatriarse, ya que no es ilegal tener manejos en el extranjero.

Pero a diferencia de 2009, cuando también se aplicó ese esquema para traer de vuelta capital al país, el SAT ahora conoce los nombres de los mexicanos con cuentas en Estados Unidos; cruzará información para determinar quienes no están cumpliendo con sus obligaciones fiscales en el país, lo cual sí es considerado una falta.

El SAT espera que en 2017 más de 90 países proporcionen información de mexicanos con cuentas en el extranjero, lo que también puede aumentar la repatriación de capital, de aquellas personas que no estén al corriente con el fisco.

El órgano recaudador indicó que tiene datos de 174 mil mexicanos con cuentas en Estados Unidos, a los cuales se les podrá realizar una auditoría si no cumplen con sus obligaciones fiscales en el país.

Por lo tanto, Núñez instó a ese tipo de contribuyentes con capital en el extranjero, que no hayan cumplido con sus obligaciones fiscales en México, a aprovechar el esquema de repatriación, ya que de esta forma no pagarán multas y recargos.

El funcionario indicó que el esquema no estará vigente para el próximo año, cuando el SAT ya tenga la información de más de 90 países. “No pensamos prorrogarlo”, aseguró Núñez.

Sin embargo, el SAT indicó que quienes repatrien su capital y eviten multas aparecerán en las listas públicas por el fisco, pero afirmó que aun con esa disposición es conveniente regularizarse.

Lizandro Núñez indicó que tres semanas después de que caduque el esquema de repatriación, comenzarán a auditar a mexicanos con capital no declarado en el extranjero.

“Pensamos que cuando los 98 países que han manifestado su intención firmen el tratado para cruzar esa información cada año, en septiembre de cada año lo estaremos haciendo”, agregó.

Quienes se refugien en ese esquema se les ofrecen beneficios de no pagar impuesto en México si se realizó en el extranjero, además de evitar multas, recargos, actualizaciones, así como otras sanciones por no ponerse al corriente en sus obligaciones fiscales.

Asimismo, el capital repatriado se puede invertir en activos fijos para hacerlo productivo.

“Pero una vez iniciada una auditoría, además de pagar recargos y la actualización, también se llevan multas denominadas de fondo, que van de 55 a 75 por ciento de la contribución omitida”, precisó Núñez.

El funcionario aclaró que tener inversiones en el extranjero no conlleva automáticamente una sanción del SAT, pero existen contribuyentes que desean regularizarse, y este esquema de retorno de inversiones permite solo pagar el impuesto vigente en el año que acumuló su ingreso en el extranjero.