La Casa de los Niños es un modelo a seguir en el rescate de menores en riesgo; lleva 18 años formando ciudadanos de provecho
Es un apoyo profesional, muy humano, al desarrollo de las habilidades de cada niño”
Victoria Ramos del Bosque, directora operativa de la Casa de los Niños

Por: Édgar González / Fotos: Roberto Armocida

.A18 años de distancia del inicio de operaciones, la Casa de los Niños de Saltillo Asociación Civil, se ha convertido en un modelo de rescate de menores en situación de calle que se replica en otros municipios de Coahuila; sus nuevos proyectos buscan ahora extenderse a atender a adolescentes que desertan de Secundaria.

Lucía Garza Guerra lleva más de dos años al frente de la Casa de los Niños como directora, y aunque en un principio dudó que este modelo de apoyo de desarrollo humano y no asistencialista fuera el mejor, hoy en día está convencida que es la mejor opción para ayudar a las personas a mejorar.

El proyecto Casa de los Niños de Saltillo se concibió en 1998, cuando el problema de los menores de edad pidiendo dinero en los cruceros viales era de gran magnitud; en ese momento, el Ayuntamiento de Saltillo encabezado por Manuel López Villarreal aceptó el reto de crear este modelo de desarrollo humano.

Apenas un año después, en 1999, la Casa de los Niños nace como una asociación civil que buscaba retirar a los menores en situación de calle. 

RESPETO, AMOR, EDUCACIÓN. Además de estudiar la Primaria, los niños aprenden a convivir y a ser agradecidos; junto con directivos y profesores, los alumnos forman una familia.

ATIENDEN A TODO SALTILLO

Se decidió que el sitio ideal para funcionar era el conocido como sector “Tetillas”, al oriente de Saltillo, en donde había mayor rezago social y menores en riesgo, por eso su instalación está en la calle Baltazar Accol, de la colonia Centro Metropolitano.

El centro arrancó operaciones con la atención de 97 niños en un sólo turno y hoy en día cuentan con una población de 350 niños y adolescentes, hombres y mujeres, que son atendidos en 2 turnos: el matutino, de 08:30 a 12:00 horas, y el vespertino, de 13:30 a 17:00 horas.

Victoria Ramos del Bosque, con más de 11 años de servicio en el centro, y actualmente directora operativa, recuerda que el área de influencia del centro era únicamente 18 colonias que hay alrededor del Centro Metropolitano, principalmente al oriente y sur de Saltillo.

Sin embargo, hoy en día se presta atención a niños y adolescentes de 74 colonias, principalmente de la periferia. Por este motivo tuvieron que implementarse cinco rutas de transporte, 2 funcionan en el turno matutino y 3 en el turno vespertino.

REFUGIO QUE INSPIRA CONFIANZA. La desintegración familiar, es una de las causas por las que los pequeños acuden a la Casa de los Niños. 

QUE NO DEJEN LA ESCUELA

Parte importante para encontrar a los niños y adolescentes que requieren atención, principalmente académica con clases de apoyo a contraturno de español y matemáticas, son las instituciones educativas.

La Casa de los Niños de Saltillo empezó recibiendo a niños de 18 escuelas públicas, y hoy son 45 instituciones las que envían a niños y adolescentes a este centro para que los menores nivelen su educación y resuelvan situaciones de desintegración familiar.

Actualmente en las instalaciones se construye un módulo para iniciar con adolescentes de nivel Secundaria que requieren también de nivelación en sus clases.

Se trabajará de igual manera a contraturno y el objetivo es que no dejen sus estudios en ningún momento. De acuerdo con Lucía Garza Guerra, la mayor incidencia en deserción escolar se da en el nivel de Secundaria.

La atención para niños y adolescentes es integral, reciben ayuda psicológica, apoyo académico de matemáticas y español principalmente, así como una disciplina deportiva, que es el tae kwon do.

Filantropía. La Casa de los Niños sobrevive gracias a donativos.

MODELO QUE TRASCIENDE

La Casa de los Niños de Saltillo, explicó Victoria Ramos, directora operativam explicó que no es lugar asistencialista y no entrega nada de manera gratuita, sino que apoya a que los niños y adolescentes se desenvuelvan y puedan en un futuro seguir estudiando y convertirse en ciudadanos de provecho.

Las instalaciones para atender a adolescentes de nivel Secundaria se están construyendo, aunque actualmente hay un pequeño grupo que lleva la Secundaria semi escolarizada.

A los adolescentes se proyecta, además de ayudarlos en su nivelación académica, que cuenten con talleres de desarrollo humano y sexualidad, esto debido a que los principales problemas detectados son la desintegración familiar, la falta de atención de los padres de familia y los embarazos no deseados en menores de edad.

CENTRO DE DESARROLLO HUMANO

La atención a adolescentes iniciará a partir del próximo ciclo escolar en el mes de agosto de 2017 y habrá una capacidad de atención de hasta 20 jóvenes por grado y por turno en el vespertino y la misma cantidad en el matutino.

La directora de la Casa de los Niños de Saltillo, Lucía Garza, explicó que mucha gente está confundida respecto a los servicios que ahí ofrecen y quiso dejar claro que no son un albergue, tampoco una escuela y mucho menos una guardería, sino un centro de desarrollo que brinda asesorías, terapias, talleres y apoyos en diferentes áreas.

La diferencia con un centro asistencialista es que en la Casa de los Niños de Saltillo sólo se les brinda el desayuno a los niños en su horario y ocupan media hora para ingerir alimentos, el resto del tiempo acuden a asesorías y terapias con los psicólogos o bien desarrollan algún tipo de actividad de conocimiento o deportiva.

Resulta difícil y costoso mantener un centro de desarrollo humano a través de donativos, sin embargo, a lo largo de 18 años la suerte le ha sonreído a la Casa de los Niños de Saltillo.

SOBREVIVIR DE DONATIVOS

Su principal fuente de financiamiento son actividades del patronato que encabeza actualmente Manuel López Villarreal, también los apoyos de los gobiernos Estatal y Municipal de Saltillo, donativos de empresas y proyectos en los que participan en bolsas que tienen diferentes fundaciones.

El costo de operación anual de la Casa de los Niños de Saltillo superior a los 5 y medio millones de pesos, por lo cual la directora del centro hizo un llamado a empresas, fundaciones y autoridades para realizar donativos. 

Además reciben apoyos en especie y de servicio social que puedan servir a los niños, a quienes se les brinda atención.

Las instalaciones nuevas para Secundaria se realizan con una inversión de 1.5 millones de pesos y se encuentran en el mismo predio ubicado en el Centro Metropolitano; por lo pronto, se trabajará con el mismo personal.

Se han identificado casos de éxito entre la población que acudió por primera ocasión hace 18 años: actualmente personas que fueron apoyados por la Casa de los Niños de Saltillo son hombres y mujeres de bien, algunos llegaron a estudiar hasta nivel profesional y graduarse, otros más tienen una familia y llevan a sus hijos al menos a recibir apoyo dental o practicar algún deporte.

Debido a que se busca no tener la imagen de un centro asistencialista se tienen cuotas de recuperación mínima, por ejemplo, una persona que recibe todos los apoyos, desde transporte, comedor y consultas, paga mensualmente un promedio de 80 pesos.

MODELO QUE TRASCIENDE

El modelo de la Casa de los Niños de Saltillo ha trascendido a nivel estatal y nacional. En Piedras Negras existe un centro muy similar que utilizó las bases y manuales para apoyar a la población de la frontera.

Los niños y jóvenes de Saltillo tienen riesgo de caer en las drogas, en el abandono y con ello la deserción escolar es un factor común, por eso la Casa de los Niños de Saltillo está enfocada a rescatarlos y que no vuelvan nunca las calles como en 1998 cuando surgió la idea.

“Una sociedad que se preocupa por eso, por el desarrollo, es una sociedad que tiende a ser más humana y a su crecimiento”, dijo Victoria Ramos del Bosque, directora operativa.

Por su parte, Lucía Garza Guerra, dijo que la Casa de los Niños de Saltillo es “una institución de 18 años de trabajo, que aunque se dice fácil 18 años, son un gran reto. Es una institución seria y comprometida porque todo el personal y el patronato estamos convencidos en ayudar a la comunidad en su desarrollo”.