Foto: Especial
Coparmex lo califica como ‘pacto de imagen’; lo considera incompleto y sin metas. ‘El país nos demanda un diálogo real’, afirma

CDMX.- El sector patronal del país se negó a firmar el acuerdo “improvisado e insuficiente” anunciado por el Gobierno Federal para fortalecer la economía del país y proteger la economía familiar, porque no resuelve problemas de fondo y sirve sólo como “estrategia de comunicación o imagen pública”.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos, acusó que un acuerdo nacional no se hace en tres días como el anunciado hoy por el jefe del Ejecutivo. “Cualquier acuerdo que se quiera suscribir deberá incluir metas claras, objetivos puntuales, métricas que sirvan para evaluar los avances”, mismo que el vigente carece de fundamentos reales que generen desarrollo, inversión, empleo y crecimiento.

La Coparmex aclaró: “No estamos en contra del Gobierno, ni de quienes suscriben el Acuerdo, pero sí a favor de un acuerdo real y de compromisos concretos.

La semana pasada, los patrones presentaron una serie de propuestas para reducir el impacto de la gasolina en los precios al consumidor, como el hecho de disminuir el Impuesto Especial a Productos y Servicios, en el que aún hay margen de maniobra; así como que se reduzca el gasto corriente, entre aspectos como incentivos fiscales para retener a las inversiones.

Gustavo de Hoyos abundó que en el pasado, en el último Pacto del año 1995, la Coparmex ha dado testimonio con la abstinencia de su firma, de la inviabilidad de los Acuerdos que no resultan de un verdadero diálogo social. Que se hacen apresuradamente y cuyos efectos son muy limitados.

Trabajadores

La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) decidió no firmar el acuerdo promovido por el presidente Enrique Peña Nieto porque mantiene el aumento a los energéticos y más bien se anuncia como una medida complementaria al alza en las gasolinas, gas y electricidad.
“En reunión plenaria de UNT este lunes se acordó no firmar el acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar que propone el Gobierno, productores del campo y una parte del sindicalismo mexicano”, sostiene.

La UNT, integrada por sindicatos de Telmex, UNAM, Aeroméxico, Volkswagen y jornaleros agrícolas, entre otros, consideró que lo que debería acontecer es la “derogación” de la reforma energética y con ella la liberación y aumento de las gasolinas.

Acusó que otro factor que influyó para no firmar el acuerdo y no asistir al encuentro convocado por el Gobierno, “fue la manera como la Secretaría del Trabajo manejó el consenso al documento, pues primero el Gobierno tomó las medidas y después convocó”.

“Con base en lo anterior, la UNT acordó enviar a la STPS una carta donde se le diga que no se puede firmar un documento de esas características y que se acompañará con propuestas concretas de solución al gasolinazo”, señaló la central.

Añadió que es necesario poner énfasis en cambiar la política energética e impulsar nuevas refinerías y reposicionar a las actuales, para reducir la dependencia de Estados Unidos.

La UNT acordó realizar una marcha el 31 de enero próximo, y emitir un pronunciamiento único del sindicalismo mexicano “para hacer una movilización unitaria y contundente”. 

Ejes...
A decir del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, el Gobierno centrará sus esfuerzos en cuatro acciones, las cuales, para empresarios y trabajadores no puntualizan objetivos claros y caen en “mero discurso”...

1. Proteger la economía famliar, lo que implicará controlar los precios al transporte público en alrededor de 50 ciudades.
2. Fomentar inversiones y la creación de empleos.
3. Preservar la estabilidad económica del país.
4. Fortalecer la legalidad del servicio público, en un contexto austero.