Foto: Especial
El Dow Jones arranca la sesión colocándose por primera vez por encima de los 21 mil puntos

Nueva York.- Los inversores siguen dando el beneficio de la duda a Donald Trump. Es más, tras primera intervención como presidente ante el Congreso la pasada noche interpretan que tiene más opciones para sacar adelante su agenda económica. El Dow Jones, el índice más seguido de Wall Street, arrancó así la sesión con una subida inicial próxima al 1,5% y se colocó por primera vez por encima del nivel de los 21.000 puntos.

La remontada está siendo especialmente rápida si se echa la vista atrás en el calendario. Los 20.000 puntos se tocaron el pasado 25 de enero, solo cinco días después de la toma de posesión del republicano. Eso equivale a solo 35 días de negociación en el parqué neoyorquino. El Dow Jones se apreció casi un 15% desde la victoria electoral de Donald Trump en las elecciones celebradas el pasado 8 de noviembre.

Si cierra la jornada a estos niveles, será el segundo incremento más rápido de 1.000 puntos en los casi 130 años de historia del índice. La única vez que lo hizo con más velocidad fue cuando pasó de los 10.000 puntos hasta los 11.000 puntos en mayo de 1999, que llevó solo 24 días. Pero en aquella ocasión el incremento en términos porcentuales fue también mayor, del 10% frente al 5% actual.

El nivel de los 20.000 puntos llevó 42 días alcanzarlo. El S&P 500 y el Nasdaq también están en máximos, tras apreciarse un 11% y 13% respectivamente desde las elecciones. Donald Trump, que ve a Wall Street como un termómetro de su política, pidió en el Capitolio que adopten las leyes necesarias para que su gobierno pueda invertir un billón de dólares en la modernización de las infraestructuras.

El presidente hizo también referencia a su plan para rebajar los impuestos, aunque sin entrar en detalle. La Casa Blanca prepara en paralelo su propuesta para revocar la reforma sanitaria de Barack Obama, el elemento clave para que las otras piezas del programa económico del republicano encajen. Por lo tanto, el mercado está reaccionado más a una esperanza que a la sustancia.

El objetivo de Trump es duplicar el crecimiento económico al 4%. Si el plan sale adelante en los términos que plantea, podría llevar a la Reserva Federal a ir más rápido en el proceso de retirada de estímulos monetarios. Las opciones para el alza tercer alza de tipos de interés se produzca ya este mes de marzo se dispararon al 70%, cuando hace una semana no llegaban a una entre cinco.