Sin precedentes. Usuarios de Agua de Saltillo dieron a conocer el amparo ganado a Agsal. / Marco Medina
Rodolfo Garza afirmó que la Ley de Aguas del Estado sí contempla el corte de servicio, sin embargo, aseguró que ello viola el artículo 4 de la Constitución Mexicana

En un hecho sin precedentes en el País, la empresa Aguas de Saltillo le reconectó el servicio de agua potable a una familia de la Ciudad, luego de que se le interrumpiera el mismo por no pagarlo. Lo anterior se logró gracias a un amparo interpuesto por las asociaciones Claridad y Participación Ciudadana y la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo (AUAS).

Ayer, en rueda de prensa encabezada por el empresario Armando Guadiana; el abogado Reyes Flores y el dirigente de (AUAS), Rodolfo Garza, dieron a conocer que, tras interponer el amparo, un juez de Saltillo les concedió la suspensión provisional del corte de servicio, basados en el artículo 4 de la Constitución Mexicana que establece el derecho humano al agua.

 

“Es una familia a la que se le había cortado el servicio de agua, metemos el amparo y se logró la suspensión provisional, seguramente será definitiva en pocos días y Aguas de Saltillo se vio obligada a reinstalar el servicio de inmediato”, señaló Armando Guadiana.

Rodolfo Garza afirmó que la Ley de Aguas del Estado sí contempla el corte de servicio, sin embargo, aseguró que ello viola el artículo 4 de la Constitución Mexicana, por lo que buscarán que el juez les otorgue la suspensión definitiva de la medida para que se modifique la ley estatal y se establezca la prohibición de cortar el servicio.

 

“La ley permite que se corte el agua cuando el usuario no paga, la misma ley estatal viola la Constitución, la resolución debe de ser que se modifique la ley estatal y se prohíba cortar el agua. Con esta resolución de suspensión provisional se pueden meter otros amparos individuales y los vamos a seguir ganando, esperamos que se determine que nunca más se vuelva a cortar el agua”, dijo.

Gloria Tobón, quien también pertenece a AUAS, agregó que en Saltillo anualmente se le corta el servicio de agua a un aproximado de 60 mil usuarios. 

 

Durante la rueda de prensa, propusieron que una de las medidas que se podría tomar es que en lugar de cortar el servicio por completo, se limite en cantidad a los usuarios que no cumplan con el pago. Actualmente Agsal corta el servicio a quienes deban el pago de por lo menos 3 meses y la reconexión tiene un costo de alrededor de 245 pesos.

Ambas asociaciones hicieron un llamado a las personas que tienen cortado el servicio a reportarse con ellos en el correo electrónico elcisne2002@prodigy.net.mx con el objetivo de interponer más amparos hasta lograr la suspensión definitiva de la medida.