Análisis. La propuesta también considera la posibilidad de obligar a los agresores a recibir tratamiento psicológico. / ARCHIVO
Se considerarían hasta 9 años de prisión para el agresor

Como una medida para reducir la incidencia de violencia familiar en Coahuila, el Congreso del Estado analizará la posibilidad de ampliar a nueve años de prisión la pena máxima por el citado delito, mientras que también se considerará la posibilidad de obligar a los agresores a recibir tratamiento psicológico.

La diputada local, Sonia Villarreal Pérez, propone una iniciativa de reforma al artículo 310 del Código Penal de Coahuila en materia de violencia familiar, delito por el cual actualmente el código contempla una sanción de seis meses a seis años de prisión y multa, por lo que se propone que se aumente a nueve años el límite de la sanción.

 

“Establecer la violencia familiar como delito grave mediante el incremento de la pena, podría incentivar que las mujeres en situación de violencia presenten la denuncia correspondiente, ya que el agresor tendrá una sanción más equiparable al daño que ocasiona y en consecuencia, no tendrá la oportunidad de volver de manera casi inmediata al domicilio conyugal para incrementar la violencia contra la pareja sus hijas e hijos”, dijo.

Por otro lado, se propone que en el mismo artículo se agregue que, como medida de seguridad, el agresor deba de recibir tratamiento psicológico especializado.

 

La legisladora justificó su propuesta con el señalamiento de que, a pesar de que se han modificado distintas leyes para aminorar la incidencia de violencia familiar, todavía hay aspectos que deben de mejorarse para tener un mayor impacto en su objetivo.

“Hay que dar un seguimiento continuo y desincentivar el abandono de casos, para evitar riesgos y la reincidencia de actos violentos que ponen en peligro extremo la vida de las mujeres. Los retos para erradicar la violencia de género en el Estado y acabar con la impunidad siguen siendo grandes”, aseguró.

La propuesta fue turnada a comisiones, donde se analizará su factibilidad antes de que regrese al Pleno para su dictamen.