Foto: Especial
El anuncio de Ford de dar marcha atrás en sus planes para invertir en una planta en México fue un duro golpe para el peso

Ciudad de México .– La marcha atrás de Ford en sus planes de invertir mil 600 millones de dólares en una planta de San Luis Potosí, presionada por las amenazas de Donald Trump, fue un duro golpe para el peso. Este martes, tras el enuncio de la compañía, el dólar cerró en 21.43 pesos a la venta, 25 centavos más que ayer, mientras que en su cotización interbancaria se oferta en 21.05 por uno.

El pasado 11 de noviembre, luego del triunfo electoral de Donald Trump, el tipo de cambio alcanzó un máximo histórico de 21.38 pesos por dólar. En torno al mediodía, el dólar interbancario cotizaba hasta en 20.94 pesos.

La empresa estadounidense expuso que usará 700 millones de dólares, de la inversión prevista para México, para optimizar su planta de Michigan, con la finalidad de producir dos nuevas generaciones de automóviles.

“Estoy muy emocionado por el hecho de que logramos asegurar empleos en Ford para los trabajadores estadounidenses”, dijo en conferencia de prensa Jimmy Settles, vicepresidente del departamento nacional de Ford para el Sindicato Internacional de Trabajadores de la Industria Automotriz, Aeroespacial y Agropecuaria de Estados Unidos (UAW, por sus siglas en inglés).

La noticia confirma el riesgo de una caída en la Inversión Extranjera Directa (IED) en México, derivada de las amenazas del próximo Presidente estadounidense de imponer aranceles de importaciones hechas desde Estados Unidos.

Horas antes, Trump publicó en su cuenta de Twitter: “General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en Estados Unidos o pague un gran impuesto fronterizo!”. El pronunciamiento no tuvo mayores efectos en el tipo de cambio, pero el caso de Ford prendió los focos rojos.

La Secretaría de Economía (SE) lamentó la decisión de Ford Motor Company de cancelar su proyecto de inversión en San Luis Potosí.

“El Gobierno de México lamenta la decisión de Ford Motor Company de la cancelación del proyecto de inversión en San Luis Potosí y ha asegurado la reposición por parte de la compañía de cualquier erogación realizada por el gobierno estatal para la facilitación de esta inversión”, señaló la dependencia en un comunicado.