Módulo. Farmacia del Rosario es la que surte el medicamento para males crónico-degenerativos en la Clínica del Magisterio. / Roberto Armocida
En las oficinas del Servicio Médico, ubicadas en el Recreativo de la Sección 38, todavía tienen guardados algunos medicamentos y los pacientes deben acudir hasta allá por ellos.

Aunque la Clínica del Magisterio ya cuenta con un módulo de una farmacia externa para entregar medicamento crónico degenerativo, algunos derechohabientes todavía están molestos porque “los traen a vuelta y vuelta”.

VANGUARDIA platicó con algunos pacientes que acudieron ayer a la clínica por medicamento controlado, quienes comentaron que muchas veces la “Farmacia del Rosario” —que presta el servicio de manera temporal—, tampoco cuentan con la medicina que requieren.

“Pues está más o menos porque también nos traen a vuelta y vuelta. Esta es la tercera o cuarta vez que vengo, a ver si ahora sí me lo tienen, porque desde octubre tengo comprándolo por fuera”, dijo María de Lourdes. 

La señora Angélica Flores indicó que era la primera vez que acudía desde que se instaló el módulo —el 15 de junio—, y no había ido por su medicamento porque “nunca tienen nada”, pues “ya le quedó la mala fama” a la clínica.

Esta es la tercera o cuarta vez que vengo, a ver si ahora sí me lo tienen”
Paciente

Por su parte, otro maestro que fue a recoger el medicamento de su esposa para la diabetes, dijo que era la tercera vez que iba a formarse en la fila durante aproximadamente una hora cada día, pues en cada ocasión le han dicho que no tienen la medicina que requiere.

La profesora Roxana Cuevas, integrante de la Coalición de Trabajadores de la Educación, comentó que en las oficinas del Servicio Médico, ubicadas en el Recreativo de la Sección 38, todavía tienen guardados algunos medicamentos y los pacientes deben acudir hasta allá por ellos.

Lo anterior pese a que uno de los acuerdos que firmaron con el gobernador del estado, Rubén Moreira, fue que ese medicamento se enviara a la Clínica del Magisterio de Saltillo, aunque Cuevas comentó que los únicos que no firmaron esos acuerdos fueron el secretario general de la Sección 38, Alberto Xicoténcatl, y el director del Servicio Médico, Jesús Balderas Fuentes, quienes no han cumplido con la orden que dio el Gobernador de remover el medicamento que estaba ahí resguardado.

En cuanto a los 10 médicos que serían contratados por la Secretaría de Salud, sostuvo, ya se contrató a aproximadamente a 8 de ellos, quienes ya están brindando atención en la Clínica del Magisterio de Saltillo.

Finalmente, detalló que para darle puntual seguimiento al cumplimiento de los acuerdos, continúan con reuniones con el Gobernador.