La ola de frío polar que asola gran parte de Europa deparó hoy a Alemania temperaturas de hasta 31 grados bajo cero y cubrió de hielo especialmente el norte del país. Foto: AP
En la localidad de Marienberg-Kühnhaide, en la región oriental de Sajonia, se registraron 31.4 grados bajo cero.

La ola de frío polar que asola gran parte de Europa deparó hoy a Alemania temperaturas de hasta 31 grados bajo cero y cubrió de hielo especialmente el norte del país, causando múltiples accidentes.

En la localidad de Marienberg-Kühnhaide, en la región oriental de Sajonia, se registraron 31.4 grados bajo cero, mientras que en Baviera, en las localidades de Reit im Winkl y Schorndorf, el mercurio bajó hasta los -26 grados.

Los datos marcaron un récord en lo que va del invierno. El frente frío apodado "Axel" trajo consigo precipitaciones que cubrieron con una capa de hielo las carreteras y aceras, convirtiéndolas en verdaderas pistas de patinaje.

En las alturas, la nieve se acumuló para alegría de muchos que aprovecharon el fin de semana para ir a esquiar.

La mitad norte del país se vio especialmente afectada por el hielo. En Hamburgo, los bomberos acudieron unas 50 veces en dos horas al auxilio de personas que se habían resbalado y sufrieron fracturas, cortes y contusiones.

"¡Quédense en casa!" llamó el servicio meteorológico a la población del norteño estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental. En Braunlage, en Baja Sajonia, unos jóvenes aprovecharon la calzada helada para hacer derrapes con el coche y atropellaron a dos mujeres. Una de ellas resultó herida de gravedad.

Para comienzo de semana se espera una subida de las temperaturas, con excepción del este y el sureste del país, donde continuarán las heladas.