Foto: Vanguardia/Christopher Vanegas
Era adicto a varias sustancias, por lo que se le brindaba la atención básica de desintoxicación, sin embargo al estar recibiendo el servicio médico cayó en paro

El abuso en el consumo de sustancias toxicas, provocado por una vida de vicios, excesos y adicciones llevaron a un hombre a sufrir de una sobredosis que le quitó la vida en las instalaciones de Cruz Roja a donde fue llevado con la esperanza de mantenerlo con vida y que esta vez si dejara las drogas.

Todo comenzó durante la madrugada de este martes, cuando familiares de Roberto Monreal Izquierdo, de 36 años, hicieron un llamado a paramédicos de la humanitaria institución pues lo encontraron tirado en su recamara.

Los socorristas llegaron a la casa marcada con el 237 en la calle Pacheco, de la colonia Guayulera, en donde comenzaron con los primeros auxilios pues Roberto se encontraba completamente intoxicado, así que optaron por trasladarlo a una instancia médica.

Al no contar con servicio médico fue llevado a las instalaciones de Cruz Roja, en donde la familia del adicto se congregó, sin estar un poco sorprendidos por el motivo por el cual fue internado, pues no era la primera vez que esto pasaba.

A ciencia cierta no se pudo establecer que droga fue la que Monreal Izquierdo consumió, ya que era adicto a varias sustancias, por lo que se le brindaba la atención básica de desintoxicación, sin embargo al estar recibiendo el servicio médico cayó en paro.

Pese a que el tiempo de respuesta fue oportuno nada se pudo hacer para reanimarlo, notificando a la familia de que había perdido la vida, asimismo el personal de Cruz Roja notificó a elementos del Ministerio Público para que llegaran a tomar conocimiento del deceso, trasladando el cuerpo al SEMEFO para su necropsia.