Foto: Vanguardia/Archivo
Jordi Hernández fue llevado con inmediatez a las instalaciones del Centro de Justicia Penal, donde tuvo su audiencia inicial por el delito de homicidio simple doloso con la causa penal 98/2015.

Saltillo, Coahuila. Agentes del Noveno Grupo de Aprehensiones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) detuvieron a Jordi Ariel Hernández Tristán, al estar relacionado con un homicidio que supuestamente cometió el pasado domingo 2 de agosto en la colonia Satélite Norte. 

Jordi Hernández fue llevado con inmediatez a las instalaciones del Centro de Justicia Penal, donde tuvo su audiencia inicial por el delito de homicidio simple doloso con la causa penal 98/2015. 

El Ministerio Público dio lectura a la carpeta de investigación, donde se señala a Jordi Ariel y 2 personas más, una de ellas identificada como “Rocha” de agredir a Juan Francisco Lara García, quién tenía 39 años. 

Supuestamente, todo se derivó cuando Jordi y 4 de sus amigos acudieron al domicilio que está en la calle Libra 355 en la colonia Satélite Norte, al poniente de la ciudad, para ingresar a la fuerza al festejo que realizaba Juan Francisco por el triunfo que obtuvo su equipo de futbol. 

Lee: Expolicía de Coahuila detenido por asalto estuvo involucrado en varios escándalos


Al negarles la entrada a Jordi y “Rocha”, éstos se pusieron violentos y retaron a golpes al líder del equipo y al salir éste del domicilio para mediar los problemas a palabras, fue atacado a golpes. 

Le arrojaron una piedra en la cabeza, y su hijo Luis Felipe trató de ayudarlo, pero fue lesionado con un arma blanca. Luego de lo ocurrido, la esposa de Juan Francisco los trasladó a la Clínica 70 del Seguro Social, donde el padre de familia perdió la vida. 

Horas después, las autoridades aseguraron a una multitud de testigos y participantes del conflicto. La mayoría señaló a Jordi Ariel Hernández Tristán de haberle pegado con una piedra a Juan Francisco, a quién le causó la muerte a causa de un traumatismo de cráneo. 
También se llevó a uno de los participantes como en calidad de presentado, sin embargo, con las leyes del nuevo Sistema de Justicia Penal, se informó que no existía la flagrancia para privarlo de su libertad. 

El juez de turno determinó que con las pruebas que portó la Procuraduría General de Justicia del Estado son suficientes para acreditarle la imputación y dictarle prisión preventiva, donde permanecerá bajo arresto por un plazo de seis días.