Foto: Especial
Supermicrobios es el nombre que los expertos le han dado a las bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos, y que han adquirido inmunidad a través de mutaciones espontáneas, favorecidas por el uso y abuso de los fármacos que se emplean para combatirlas

La OMS dice que se necesitan ‘urgentemente’ nuevos antibióticos para tratar los supermicrobios. “Si dejamos el problema a merced de las fuerzas de mercado, los nuevos antibióticos no estarán listos a tiempo”, alerta la subdirectora general de la OMS.

Supermicrobios es el nombre que los expertos le han dado a las bacterias que se han vuelto resistentes a los antibióticos,  y que han adquirido inmunidad a través de mutaciones espontáneas, favorecidas por el uso y abuso de los fármacos  que se emplean para combatirlas.

“Esas bacterias matarán a 10 millones de personas cada año a partir de 2050”, dice un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS); de hecho, para ese entonces estarán matando más personas que el cáncer (8.2 millones de fallecimientos).

EL LISTADO
A fin de evitar ese escenario, la OMS ha dado a conocer una lista de las bacterias para las cuales se necesitan “urgentemente” nuevos antibióticos. Se trata, según la OMS, “de las 12 bacterias más peligrosas para la salud humana” (ver cuadro).

“Por ejemplo”, dice la OMS, “existe una ‘prioridad crítica’ para desarrollar nuevas armas contra la Acinetobacter baumannii, una bacteria resistente a los antibióticos carbapenémicos. 

Esta bacteria fue la responsable del peor brote de un microbio resistente a los antibióticos, que llevó a la muerte de 18 personas en el Hospital Universitario de Madrid, entre 2006 y 2007 .

El segundo lugar de las superbacterias le corresponde a la Pseudomonas aeruginosa, también resistente a los carbapenémicos, un tipo de antibiótico de amplio espectro que se aplica por vía intravenosa para intentar controlar las infecciones graves.

Cierran el grupo de ‘prioridad crítica’ las enterobacteriáceas o bacterias intestinales, entre las que se encuentran la Klebsiella, Escherichia coli, Serratia y Proteus, que al igual que las anteriores, son especialmente peligrosas en los hospitales y residencias de ancianos. 

Y que debido a su multirresistencia a los antibióticos, a menudo provocan septicemias graves (infecciones letales de la corriente sanguínea).

EL TIEMPO SE ACABA
“El listado de bacterias dado a conocer por la OMS, garantiza que los programas de investigación respondan a necesidades urgentes de salud pública”, señaló en un comunicado la doctora Marie-Paule Kieny, subdirectora de la OMS. 

“La resistencia a los antibióticos ha ido en aumento y estamos agotando muy de prisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema a merced de las fuerzas de mercado exclusivamente, los antibióticos que necesitamos con más urgencia no estarán listos a tiempo”, ha advirtió la doctora Kieny.

En el segundo grupo de la lista, llamado de ‘prioridad alta’, se encuentran bacterias comunes que se están volviendo cada vez más resistentes, entre ellas la Neisseria gonorrhoeae, que causa la gonorrea; las del género Salmonellae, causantes de las salmonelosis, y la Helicobacter pylori, responsable de las úlceras estomacales. 

Según los expertos, en los últimos 50 años no se ha conseguido crear ningún antibiótico de amplio espectro