La publicidad que sea detectada vencido el plazo, será retirada por el IEC con cargo al partido en mención

Luego de la jornada electoral, el Código Electoral de Coahuila estipula 15 días naturales a partir de esta fecha para que los partidos políticos y sus candidatos retiren de la vía pública la totalidad de la propaganda que colocaron durante el periodo de campañas electorales en las cuales buscaron el respaldo ciudadano a través del voto.

Al tomar en cuenta que la jornada comicial se llevó a cabo el pasado domingo 4 de junio, el plazo que establece la normativa electoral vence el próximo lunes 19 de este mes, por lo cual esta disposición deberá ser acatada.

La normativa electoral expresa que si cumplido ese plazo es detectada propaganda colocada, el Instituto Electoral de Coahuila procederá al retiro inmediato de la misma y el costo generado será cargado a las prerrogativas del partido político señalado.

Este documento restringe la colocación de propaganda en elementos del equipamiento urbano, entre los cuales se enlistan los arbotantes, postes de alumbrado públicos, de servicios de: telefonía, semáforos y cualquier otro de naturaleza similar.

De igual manera el Código Electoral prohíbe la instalación de elementos propagandísticos que alteren el entorno o los elementos naturales del paisaje rural, urbano o la fisionomía de los centros de población.

“Las quejas motivadas por la propaganda impresa de los partidos políticos y candidatos serán presentadas ante el Instituto Electoral de Coahuila, el cual ordenará la verificación de los hechos, integrará el expediente y emitirá la resolución correspondiente”, expresa el artículo 190 del Código Electoral.

¿Qué dice el reglamento?

Marca 15 días naturales para el retiro de la propaganda, luego de las elecciones.

De no hacerlo, el trabajo se realizará con cargo a las prerrogativas del instituto político en mención.

La propaganda no debe colocarse en equipamiento urbano (postes de alumbrado público, servicios de telefonía, semáforos)

Queda prohibida la colocación de elementos propagandísticos que alteren la fisonomía del entorno.