Le cayó encima la pluma de una grúa que el mismo operaba

Un operador de Grúas y Equipos Zapata que trabajaba en las obras de remodelación del Club Deportivo San Isidro, murió la tarde de ayer al caerle encima la “pluma” que se desplomó porque no contaba con los pernos de seguridad. 

El accidente se registró alrededor de las 14:30 horas, cuando Osvaldo Sabino Espinosa Cuadros maniobraba los controles que se encuentran al exterior del camión Ford con matricula EZ-96434, sin embargo, no se percató que los cables carecían de los pernos de seguridad, los cuales no soportaron el peso de la “pluma” de aproximadamente 8 toneladas. 

 

La “pluma” se desprendió de la grúa y cayó encima de Osvaldo Sabino, quien tenía 24 años; quedó inconsciente y en un charco de sangre ante la mirada de sus compañeros. 

Al llamado de auxilio acudieron paramédicos de Bomberos, con la esperanza de poner a salvo al trabajador y llevarlo a la clínica más cercana, sin embargo, sólo confirmaron el deceso de Osvaldo Sabino. 

 

El propietario de la empresa de grúas, Raymundo Alejandro Zapata reveló a las autoridades que el fallecido residía en la Calle Z de la colonia Ampliación Morelos, y apenas tenía 8 días de haber entrado a trabajar para la compañía. 

Explicó que él mismo solicitó la presencia de familiares de Osvaldo Sabino, donde se aproximaron para realizar labores de identidad y reclamación de cadáver. 

 

Posteriormente autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en compañía de la Dirección de Servicios Periciales acudieron a tomar conocimiento e indicios del accidente laboral. 

Procedieron con el aseguramiento de la grúa y de su traslado a las instalaciones de la PGJE, el cadáver se llevó a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) para practicarle autopsia de ley. 

Este es el cuarto accidente laboral que sufre la empresa Grúas y Equipos Zapata; hace más de dos años, uno de sus trabajadores falleció al caerse de un anuncio espectacular.