Foto: Vanguardia/Christopher Vanegas
Momentos de angustia y desesperación se vivieron en la colonia Ampliación Nuevo Progreso, cerca de las 4 de la mañana, cuando las llamas provocadas por un individuo consumían un tejaban en donde se encontraba su familia

En un acto completamente inhumano, un hombre le prendió fuego al tejaban en donde dormían su esposa y sus tres hijastros, historia que pudo terminar en tragedia humana pero gracias a la acción de cuatro uniformados de la Municipal y de un par de vecinos hoy tanto como la mujer y sus pequeños están sanos y salvos.

Momentos de angustia y desesperación se vivieron en la colonia Ampliación Nuevo Progreso, cerca de las 4 de la mañana, cuando las llamas provocadas por un individuo consumían un tejaban en donde se encontraba una familia,  localizado en la Manzana 1 Lote 17, de la calle Correo Mayor.

Según testigos quien ocasionó este siniestro responde al nombre de Juan José López Duran, actual pareja de Genoveva Valencia Flores, propietaria del predio que se consumió en su totalidad debido a la fuerza del fuego.

Según las autoridades Genoveva discutió durante la tarde noche con su pareja, quien se fue detenida por elementos de la Preventiva, sin embargo horas más tarde salió y regresó para cobrar venganza prendiéndoles fuego.

En ese momento vecinos vieron como el presunto responsable se alejaba, por lo que buscaron la forma de entrar e impedir que las llamas acabaran con la vida de los menores y su madre, por lo que llegó la unidad 13773 y los cuatro oficiales entraron para sacar a los menores y su madre.

Una vez a salvo los menores, de tres, cinco y 15 años, fueron atendidos por elementos de Cruz Roja, en tanto llegaban más unidades de la Municipal y personal de Bomberos para combatir las llamas.

Finalmente y tras una hora de combatir el fuego con dos maquinas de Bomberos y un camión cisterna se logró sofocar, levantando el parte informativo para dar parte al Ministerio Público y que se inicien con las investigaciones para dar con el paradero del responsable.