Acción. La audiencia inicial de Roberto Casillas se realizó ayer en el Centro de Justicia Penal. Archivo
El uniformado habría violado, junto con tres más, a una menor de edad

A uno de los policías municipales de Saltillo, pertenecientes al Grupo Centauro, le fue girada ayer una segunda orden de aprehensión por el delito de violación impropia con objeto distinto al natural, por haberlo cometido contra una menor de edad. 

Se trata de Carlos Roberto Casillas Castillo, quien ya estaba recluido por el delito de robo con violencia. Ayer, la jueza Rebeca del Carmen Monsiváis Pechir, realizó la audiencia inicial en la Sala Número 8 del Centro de Justicia Penal. 

La audiencia se hizo de manera privada, sin permitir el ingreso a familiares del imputado. Ahí se informó que en mayo, el oficial junto con sus tres compañeros de trabajo, implementaron un operativo de vigilancia en las calles de la colonia Australia. 

Se explicó que los cuatro hombres vestían uniformes negros similares a los que usaban elementos del Grupo GATE; allanaron la vivienda que está en Calle Uno esquina con Calle Ocho, donde agredieron al propietario. 

Posteriormente, los hombres ingresaron a la recámara de la menor de edad, quien estaba dormida y presuntamente la atacaron sexualmente con un arma larga. 

Al término de la audiencia, el oficial involucrado en el delito no quiso rendir declaración y mediante la asesoría de su abogado defensor, solicitó la duplicidad del término de 144 horas y será hasta el próximo miércoles cuando se dé el auto o no vinculación a proceso a Carlos Roberto Casillas Castillo. 

La Juez dictó prisión preventiva, ya que el imputado enfrenta un proceso anterior que es el robo con violencia, y tendrá que esperar a que le dicten condena. 
ará el auto o no vinculación a proceso a Roberto Casillas.