Raúl Vera, obispo de la Diócesis de Saltillo. / Archivo
Es una forma del Gobierno de amedrentar a la familia, dice el obispo Raúl Vera

Los asesinatos de mujeres son una forma de desarticulación de la sociedad y de la familia, consideró el obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López.

Opinó que en este momento la estrategia de Gobierno que tenemos en México, son el terror y el miedo; afirmó que se trata de una plan- política de Gobierno para amedrentar.

“Es muy grave el asesinato de las mujeres, cuando empieza a ser una plaga es un modo desestabilizar. Asesinar a la madre es la desestabilización de la familia, de la sociedad. Esa es una lectura. Cuando se empiezan a multiplicar los feminicidios hay allí un inicio de desestabilizar”, apuntó. 

VANGUARDIA publicó ayer que Adriana Teresa Romo Salado, integrante de la Red de Mujeres de La Laguna, consideró que los asesinatos de mujeres que han ocurrido recientemente son preocupantes, pues la saña y violencia con la que son perpetrados va en aumento. 

“Ese es un mensaje a la población de que lo puedes hacer (asesinar mujeres) y no pasa nada porque los feminicidios quedan impunes. Es una cultura patriarcal, donde el cuerpo de la mujer es tomado como un objeto, esa cultura de que es propiedad de alguien. Si éste ya es mensaje cultural, esta impunidad es un mensaje social”, expuso Romo. 

El 25 de junio fue encontrada degollada una mujer en Arteaga, cerca de La Carbonera; un mes después, otra mujer fue asesinada con el mismo “modus operandi”. Su cuerpo fue localizado en un ejido General Cepeda. 

Por otro lado, el obispo consideró que el control y el amedrentamiento de la población es una estrategia del Gobierno. “Son tantas las injusticias que están cometiendo, son tantas las cosas que están haciendo contra la población que la tienen que estar amedrentando. Uno de los medios de amedrentar son los asesinatos y el caso de los feminicidios es un orden de desarticulación social, la familia se disgrega y se desarticula”, lamentó.